19 May 2022 | 10:08

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Camp Base capta otros 200.000 euros para comprar más tiendas

La cadena de distribución especializada en outdoor, que cuenta con el respaldo financiero de una de las familias fundadoras de Fluidra, está inmersa en un proceso de expansión con puntos de venta físicos en distintas ciudades de España.

Camp Base capta otros 200.000 euros para comprar más tiendas

Guillermo G. Recio

23 abr 2018 - 04:58

Tras estas dos operaciones, Camp Base cuenta con un capital social de alrededor de un millón de euros

 

 

Camp Base se abastece para llegar a la cima. La cadena de distribución especializada en outdoor ha vuelto a captar fondos para continuar con su plan estratégico de crecer en puntos de venta físicos en el país. En esta ocasión, los socios actuales han decidido inyectar 200.000 euros adicionales, según ha explicado la compañía a Palco23. Esta aportación se suma a la de 584.000 euros que realizaron hace un año.

 

La obtención de este músculo ha sido posible con la entrada en el capital de Stamar Ventures, la firma de inversión de la familia Planes, una de las fundadoras del gigante de las piscinas Fluidra. Tras estas dos operaciones, el capital social de la compañía ya se sitúa en torno al millón de euros, según consta en el Registro Mercantil.

 

El director general y máximo accionista de la compañía, Carles Jódar, explica a este diario que estas operaciones responden a la estrategia de compra de las nuevas tiendas como parte de su plan de expansión. Actualmente, Camp Base ya cuenta con nueve puntos de venta, gracias a la adquisición de varios establecimientos en los últimos meses.

 

La última incorporación se realizó hace apenas un mes, con la integración del grupo Aresta, que cuenta con más de 30 años de experiencia y sumó dos establecimientos en Girona, uno de la ciudad y otro en el municipio de Olot. Previamente se hicieron con el negocio de Intemperie y El Nus, en Barcelona; Aralar Kirolak , en Tolosa, y Landher, en Vitoria.

 

 

 

 

En 2017, la facturación de la empresa ascendió a 2,2 millones de euros, lo que supuso “casi duplicar” la cifra de negocio del año anterior. De cara a 2018, la compañía mantiene el plan de expansión que ha ido desarrollando en este último curso, por lo que se esperan más tiendas propias.

 

En el último año, Camp Base también apostó por diversificar y crear un nuevo concepto dedicado al ciclismo. Uno de los dos puntos de venta de Parets del Vallés está especializado en el mundo de la bicicleta y tampoco se descarta la posibilidad de ampliar este modelo a otros establecimientos en un futuro, debido a la buena aceptación de su proyecto, en el que ha contado con un socio minoritario especializado en esta disciplina.

 

La compañía, que durante este año también ha casi duplicado su platilla hasta los 28 trabajadores, no cuenta con ninguna marca propia y distribuye firmas nacionales e internacionales de montaña, escalada y esquí de travesía, como The North Face, Trangowolrd, Salewa, La Sportiva, Boreal, Haglöfs, Arc’teryx y Salomon, entre otras.