26 May 2022 | 22:55

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Cameron (Asics): “El futuro va de crear modelos fuera de nuestro negocio habitual”

El consejero delegado de Asics en Europa, Oriente Medio y África (Emea) explica que la compañía continuará apostando por deportes como el running, que les ha permitido potenciar a su vez la línea de moda urbana. “Sólo trabajando con talento fresco y pensando out of the box podremos ser disruptivos”, explica.

Guillermo G. Recio

09 mar 2018 - 04:59

Cameron opina que “el reto es sobrevivir en un mercado donde lo grande se hace cada vez más grande”

 

 

Alistair Cameron aterrizó como el primer consejero delegado de Asics en Europa en 2009, después de una larga carrera en grandes compañías deportivas como Speedo y New Balance, desde donde partió hacia la empresa nipona. Durante los últimos años, las ventas de Asics en la región no han dejado de crecer, aunque en el último año se estancaron en 106.290 millones de yenes (800 millones de euros). Ahora, la idea es “repensar el negocio tal y como entendemos hoy en día” para revolucionar la compañía en esta región.

 

¿Por qué Asics está cambiando tanto en los últimos años?

 

Venimos de una gran organización que ha estado trabajando durante el último año con Boston Consulting para determinar cuáles son nuestros pilares para hacer crecer el negocio y es una estrategia de ofensiva directa al consumidor. No queremos tener productos ni tiendas en todos lados, pero sí en las grandes ciudades, donde ya estamos y tenemos a un equipo de once persones encargadas para saber qué va a ocurrir. Además, durante los últimos años hemos abierto filiales en Rusia, Oriente Medio y Sudáfrica, donde creemos que va a crecer el deporte en los próximos años.

 

¿Cómo se organizará esa estrategia para revertir la caída de ingresos en la región?

 

Hemos centralizado el reporting a Ámsterdam, y tenemos equipos que toman decisiones rápidas y que están cerca de los consumidores para saber lo que funciona y lo que no, para poder cambiar nuestros resultados. Es un proceso grande sobre el que discutimos para ver como adelantarnos al futuro. El reto es sobrevivir en un mercado donde lo grande se hace cada vez más grande.

 

¿Y ahí es donde Barcelona juega un papel importante?

 

Tenemos un departamento de adquisiciones en Japón con fondos para invertir, y, para ser sinceros, también tenemos parte de estos recursos en Europa, donde acabamos de poner en marcha el Asics Innovation Hub. Barcelona, como Ámsterdam, son grandes centros tecnológicos.

 

 

 

 

Y mirando hacia el futuro, después del boom del running, algo que ha aupado a Asics, ¿qué es lo próximo?

 

Nos centramos en dos áreas: la especialidad en deportes, como el running o el pádel, y el lifestyle. Creemos que el running seguirá liderando la industria deportiva, porque, además de los productos técnicos, la silueta del running está presente en muchos de nuestros artículos de lifestyle, una tenencia al alza. Obviamente, también vemos cómo hay deportes como el pádel y el ciclismo que también se están disparando.

 

¿Cómo ayudarán las novedades tecnológicas al deporte?

 

Todo el mundo está obsesionado con los datos. Recientemente, compramos una empresa de tejidos inteligentes, y aunque aún hay muchas barreras, es cierto que estamos investigando con cien científicos en nuestro centro de Kobe (Japón). Por ejemplo, hemos desarrollado una tecnología llamada FlyteFoam, que se basa en una mediasuela que es un 55% más ligera que la media de lo existente hasta ahora en el mercado, y ello ayudará a prevenir las lesiones y a que más gente aumente su práctica deportiva.

 

¿Cómo afectan estos cambios tecnológicos en una industria deportiva que continúa siendo bastante tradicional?

 

Puedes tener miedo a cualquier cosa que venga o puedes abrazar estos cambios. Quién sabe lo que traerá el futuro, pero sólo trabajando con talento fresco y pensando out of the box podremos ser disruptivos. Hay que repensar el negocio tal y como lo entendemos hoy en día.

 

¿Algún ejemplo?

 

Hay compañías que empiezan en un negocio determinado y han acabado en otro sector. No estoy diciendo que eso nos vaya a ocurrir a nosotros, pero ha ocurrido en casos como Nespresso, que es parte de Nestlé. Su mayor éxito ha sido crear una empresa separada para vender sus productos directamente al consumidor con sus tiendas propias. El futuro va de crear modelos fuera de tu negocio habitual.