30 Nov 2021 | 15:50

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Callaway dispara su facturación un 79% en el tercer trimestre y aumenta sus previsiones

El fabricante de equipamiento de golf cerró el periodo con un negocio de 856 millones de euros y unas pérdidas de 16 millones de euros. La compañía espera terminar 2021 con un negocio de entre 3.110 millones y 3.120 millones.

Callaway dispara su facturación un 79% en el tercer trimestre y aumenta sus previsiones
El aumento de los ingresos se vio impulsado por las ventas de Topgolf (que adquirió en octubre de 2020), que se situaron en los niveles prepandemia, además de una demanda superior de la prevista de golf y actividades al aire libre.

Palco23

10 nov 2021 - 10:31

Callaway, ante su mejor hoyo. La empresa estadounidense de golf cerró el tercer trimestre de 2021 con un incremento de su facturación del 79%, hasta 856 millones de dólares. Sin embargo, en el período registró unos números rojos de 16 millones de dólares, frente a los beneficios de 52 millones del mismo período del año pasado. Por otro lado, el resultado bruto de explotación (ebitda) ascendió a 139 millones, 51 millones más que en el tercer trimestre de 2020.

 

Hasta septiembre, Callaway facturó 2.422 millones de dólares, el doble que el año pasado, mientras que los beneficios ascendieron a 348 millones de dólares, frente a las pérdidas de 86 millones del mismo período del año del Covid-19.

 

Por otro lado, la compañía ha aumentado sus previsiones para el ejercicio 2020, por lo que prevé terminar con una facturación de entre 3.110 millones y 3.120 millones, frente a las previsiones realizadas de terminar con un negocio de entre 3.065 millones y 3.095 millones. En 2020, la facturación fue de 1.590 millones. Asimismo, la compañía estima que el ebitda se situará entre 424 millones y 430 millones, frente a las previsiones de entre 370 millones y 390 millones de dólares.

 

 

 

 

El aumento de los ingresos se vio impulsado por las ventas de Topgolf (que adquirió en octubre de 2020), que se situaron en los niveles prepandemia, además de una demanda superior de la prevista de golf y actividades al aire libre. De hecho, las ventas de la compañía de campos de golf Topgolf ascendieron a 334 millones de dólares, impulsado por una fuerte demanda de clientes nacionales, más reservas de las esperadas y más aperturas. En 2021 se han realizado ocho aperturas, dos de ellas en el tercer trimestre del año y prevé otra inauguración en el último trimestre.

 

Los ingresos por equipos de golf aumentaron un 8,4% en comparación con el mismo período del año pasado y un 37,6% en comparación con 2019 a causa de la fuerte demanda tras el Covid-19 y por la mejora del rendimiento de la cadena de suministro. La venta de palos de golf aumentó un 9,5% en comparación con el mismo periodo del año pasado y un 36,5% en comparación con 2019, mientras que la venta de pelotas aumentó un 4,1% en comparación con 2020 y un 41,8% en comparación con 2019. Asimismo, la empresa registró un incremento del 11,9% en las ventas de las marcas de ropa TravisMathew, Jack Wolfskin y Callaway a pesar de los problemas en la cadena de suministro.

 

Posterior al cierre del trimestre, el 1 de noviembre Callaway anunció una inversión minoritaria de 30 millones de dólares en Five Iron Golf, compañía de entretenimiento y golf urbano, que ofrece el alquiler de simuladores, clases de golf o eventos sociales, entre otros servicios. 

 

Callaway Golf es uno de los mayores productores de palos de golf de Estados Unidos. La empresa echó a andar en 1984 de la mano de Ely Callaway, un empresario (y ávido jugador de golf) de LaGrange (Georgia).  En 1992, apenas diez años después de la entrada de Callaway en el capital, la empresa dio el salto a la bolsa de Nueva York.