06 Dic 2021 | 09:43

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Bruselas multa a Nike con 12,5 millones de euros por restringir la venta de ‘merchandising’ de fútbol en Europa

La Comisión Antitrust (derecho a la competencia) ha condenado a la compañía norteamericana por impedir la libre distribución de los productos con licencia en los territorios donde opera Nike.

Palco23

25 mar 2019 - 13:00

La Comisión Antitrust (derecho a la competencia) ha condenado a la compañía norteamericana por impedir la libre distribución de los productos con licencia en los territorios donde opera Nike.

 

 

Golpe al sistema de licencias de Nike. La Comisión Antitrust (derecho a la competencia) ha multado a la compañía norteamericana con 12,5 millones de euros por restringir la comercialización de licencias de productos de equipos de fútbol en diferentes países. El organismo ha anunciado que la empresa ha colaborado en la investigación, lo que reducirá la multa en un 40%.

 

Según el informe de la operación, se ha concluido que Nike creó un sistema de licencias secundarias, de forma que cada una quedaba sujeta a un mercado concreto, dificultando su comercialización en el resto de territorios donde opera el fabricante estadounidense. De hecho, la comisión ha afirmado que el fabricante norteamericano incluso llegó a prohibir la venta de algunas licencias en ciertos territorios.

 

Si Europa constituye una zona mercantil y Latinoamérica otra, cada región tiene una licencia propia y, para dar el salto de un mercado a otro, Nike impone una serie de tasas e impuestos internos que encarecen el producto y provocan que sea más caro para el consumidor.

 

 

 

 

Por ejemplo, una camiseta de la selección de Argentina podría costar el equivalente de 60 euros en este país, pero si es comercializada en España, debido a esta serie de trabas administrativas, las tiendas tienen que pagar un precio mayor por su distribución. De esta forma, su precio en los puntos de venta españoles puede ser más del doble debido a que no tienen la licencia territorial para distribuirla.  

 

“Los aficionados al fútbol buscan productos de sus equipos favoritos, como camisetas o bufandas y Nike restringió muchas de las licencias para que esos productos no se vendieran en algunos países, lo que provocó que los consumidores tuvieran menos opciones para comprarlos y se incrementase su precio. Esto es totalmente ilegal según nuestras leyes para la competencia”, ha afirmado Margrethe Vestager, comisaria de las políticas de competencia de la UE.

 

Nike cerró los primeros nueve meses de su ejercicio fiscal con un aumento del 11% de su facturación, hasta 26.608 millones de dólares (23.353 millones de euros). El beneficio neto de la multinacional se disparó hasta 3.040 millones de dólares (2.668 millones de euros).