27 Sep 2022 | 13:17

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Base acusa a su ex director general de querer robarle asociados para Intersport

M.Menchén

31 mar 2015 - 15:54

El pacto de caballeros se ha roto. Base Detall Sport puso fin a su relación laboral con Ángel Pardo a finales de 2014 sin acabar de explicar los motivos, pero hoy la central de compras ha cargado contra su ex director general después de que anunciara su fichaje como asesor externo de Intersport, principal rival de la central de compras. "Ha iniciado su nueva andadura profesional con una estrategia muy novedosa e imaginativa: ponerse en contacto con los asociados de Base para intentar convencerles de las "excelencias" de su anterior competidor", critica en una misiva Francisco Torrejón, presidente de la central catalana de compras.

 

El directivo recuerda que se optó por "una salida elegante" para Pardo tras 25 años en la primera línea ejecutiva de la empresa, pese a que el motivo real de su cese fuesen "las deficiencias financieras aplicadas en los últimos años". Según Torrejón, el poco control de los riesgos con algunos asociados obligó a Base a provisionar 929.876 euros ante el riesgo de no cobrar facturas pendientes; en 2013 ya se provisionaron 477.367 euros ante posibles insolvencias. Entre los que se habrían beneficiado de la laxa política financiera de Pardo estaría el expresidente de la central, Lorenzo Yordas, después de que su empresa suspendiera pagos.

 

Pese al elevado importe de las provisiones, Base Detall Sport logró cerrar 2014 con un beneficio neto antes de impuestos de 119.980 euros. La facturación de la central de compras alcanzó los 59,7 millones de euros, un 20% más que en 2013 y la segunda cifra de negocio más alta de los últimos seis años, sólo superada por los 61,22 millones de 2011. La previsión para este año pasa por crecer un 8,8%, hasta los 65 millones, y obtener un resultado antes de impuestos de 550.000 euros. La compañía espera poder repartir un dividendo de 300.000 euros entre los accionistas. Actualmente tiene 116 socios que suman una red de 325 tiendas.

 

"Seguiremos por nuestro camino cuyo objetivo es convertir a nuestra empresa en la primera central de compras de artículos deportivos de la Península Ibérica en 2017", añade Torrejón en la carta. Este plan estratégico estará liderado por Álex Cucurull, un exdirectivo de Umbro y Nike que ha tomado las riendas de Base Detall Sport después de un año de reestructuración con el que se ha logrado reducir los costes en 740.000 euros.