Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Baqueira Beret encara la recuperación con una inversión de siete millones de euros

La estación, que cerró en números rojos la pasada temporada a causa de las restricciones decretadas por la pandemia de Covid-19, espera no tener pérdidas en el curso 2021-2022. La estación prevé abrir el 27 de noviembre. 

Baqueira Beret encara la recuperación con una inversión de siete millones de euros
La estación prevé cerrar 2021-2022 con un 70% del negocio de antes de la pandemia.

Miquel López-Egea

21 oct 2021 - 06:00

Inversión para la recuperación. Baqueira Beret prevé arrancar motores el 27 de noviembre siempre que las condiciones lo permitan y lo hará tras una inversión de siete millones de euros en nuevos equipamientos. La estación ha instalado un nuevo telesilla en el Clòt der Os (Valle de Arán), con una longitud de 1.992 metros, un desembragable de seis plazas que mejorará la zona debutantes de Beret y la conexión con el telesilla de Dossau.

 

Además, la instalación aranesa ha sustituido el telesilla del Pla de Beret por un telesquí y ha realizado varias mejoras en algunos telesillas, pistas o accesos. La estación también ha renovado sus parques infantiles y apostará por nuevos eventos deportivos como la primera prueba del calendario del Freeride World Tour, además de algunas competiciones nacionales.

 

Baqueira-Beret también ha mejorado sus puntos de restauración y ha implementado diferentes acciones para el fomento de la sostenibilidad y la autosuficiencia, además de impulsar sus forfaits online: BaqueiraPass y BaqueiraTicket.

 

El reto económico de la estación es volver a beneficios en 2021-2022 tras los números rojos de la temporada pasada a causa de las restricciones derivadas de la pandemia. La estación abrió el pasado 14 de diciembre de 2020 y cerró la temporada el 5 de abril, con 113 días de explotación y aforos limitados.

 

 

En la temporada anterior al Covid-19, la última de la que hay datos oficiales, el negoció se situó en 46,37 millones de euros, lo que supuso un descenso de sólo el 0,5% en comparación con la temporada anterior, cuando el negocio fue de 46,11 millones de euros. El resultado antes de impuestos fue de 7,92 millones de euros, mientras que, en el año anterior, el resultado fue de 7,95 millones de euros. Por otro lado, la empresa obtuvo un resultado consolidado de 6,13 millones, frente a los 6,18 millones del año anterior. Baqueira tuvo unos gastos de personal de 13,4 millones de euros, frente a los 13,79 millones de euros del año anterior.

 

En este contexto, a final de la temporada pasada, la Asociación Catalana de Estaciones de Esquí y Actividades de Montaña (Acem), de la que forma parte Baqueira-Beret, dio a conocer que las estaciones de esquí en Cataluña redujeron su facturación 69,4% en la temporada 2020-2021 en comparación con la anterior.

 

“Decidimos abrir porque tuvimos la oportunidad, aunque haciendo un esfuerzo y adaptando la oferta”, explica el director comercial de la estación, Xavier Ubeira, a Palco23. La estación registró una facturación de entre un 25% y un 30% del negocio de 2019. “Tuvimos unas pérdidas muy importantes, pero teníamos caja porqué veníamos de años muy buenos; la gente lo agradeció y se notará este año”, remarca. La empresa no tuvo que pedir créditos para hacer frente a las pérdidas.

 

 

 

 

“Perdimos dinero, pero pudimos aguantar y este año hemos podido seguir invirtiendo: no abrir hubiera significado perder más dinero”, sostiene el directivo. De cara al nuevo curso, el directivo recuerda que “hay que ser prudentes” por lo que espera que, al menos, el negocio se sitúe alrededor de un 70% de 2019. “No se puede prever nada, pero no hemos parado de invertir: queremos volver a la época pre-covid-19 y si la situación se mantiene lo haremos”, reitera. Por otro lado, uno de los retos económicos de la estación será hacer frente al incremento del precio de la electricidad.  

 

La estación cerró 2019-2020 con 112 días de esquí y 813.683 esquiadores, un 7,1% menos que el año anterior. Según Acem, las estaciones sufrieron una caída de los visitantes del 68,3%, pasando de dos millones en 2019-2020 a 645.029 visitantes en 2020-2021. “Prevemos una lenta recuperación, pero la gente está motivada; el sector prevé volver a números pre-pandemia en dos o tres años, aunque si viene mucha gente podría pasar hasta en un año; la sensación, por el momento, es que hay muchos clientes que quieren venir, ya lo vimos en verano”, comenta Ubeira.

 

 

 

 

La estación prevé que el porcentaje de visitantes de fuera de España se situé en un 15% del total de visitantes. En una temporada normal, el público francés supone un 10% del total de y el resto de las nacionalidades, con la británica o la portuguesa como las de más peso, entre un 7% y un 8% del total. “El mercado internacional es complicado, pero seguimos con nuestras acciones, con una oficina en Toulouse, y vamos a ferias”, señala.

 

“Tenemos muchos grupos en Francia y están realizando reservas, igual que el turista británico: el cliente extranjero volverá”, asegura. De esta manera, también asegura que este este año, mucho de los esquiadores que tenían previsto salir de España para esquiar optarán por hacerlo dentro del territorio nacional o en Andorra, por lo que “este público será muy importante”.

 

“Continuaremos haciendo lo que hacíamos porque la gente tiene ganas de montaña y venimos de un verano de récord, el nivel de reservas está muy cerca de las de 2019 en esta temporada, por lo que tenemos que seguir demostrando que la montaña es un sitio muy seguro”, asegura. Respecto a protocolos, la estación mantendrá algunas limitaciones en los telecabinas y mantendrá la obligación de usar mascarilla en los transportes, siempre adaptándose a la normativa de las administraciones.

 

 

 

 

La plantilla total de Baqueira-Beret y de las sociedades del grupo (Aranesa de Radio i Televisió, Hoteles Nevados, Hoteles Valle de Aran, Sorpe Bonaigua, Viajes Baqueira Beret y Eurl Voyages Baqueira Beret) está formada por alrededor de 600 trabajadores entre fijos y fijos discontinuos en una temporada normal. Los segundos entraron en expediente de regulación temporal de empleo (Erte) la temporada pasada.

 

Baqueira-Beret está controlada por la familia Serra y la aseguradora Catalana Occidente. Serusan Gestión tiene el 53% del capital, Seguros Catalana Occidente el 12,10% e Inoc, el 14,72%.