26 May 2022 | 12:50

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Asics contrae sus ventas un 5,6% en el primer trimestre por la caída del ‘running’

El grupo japonés de artículos deportivos facturó 98.708 millones de yenes (797,92 millones de euros) entre enero y marzo, mientras que el resultado operativo se redujo un 18%, hasta 4.365 millones de yenes (35,2 millones de euros).

Palco23

08 may 2019 - 19:10

Asics contrae sus ventas un 5,6% en el primer trimestre por la caída del 'running'

 

 

Asics recortó sus resultados en el primer trimestre. La compañía japonesa de artículos deportivos redujo su facturación un 5,6% entre enero y marzo de 2019 respecto al mismo periodo del año anterior, hasta 98.708 millones de yenes (797,92 millones de euros).

 

La división de running en Europa y China lastró las ventas globales, según la empresa. Ambos mercados aportaron 43.257 millones de yenes (349 millones de euros) al negocio, un 7,7% menos que el primer trimestre de 2018. En cuanto al resultado operativo de Asics, este se redujo un 18% en el arranque del año, hasta los 4.365 millones de yenes (35,2 millones de euros).

 

Por regiones, las ventas disminuyeron un 14% en Europa, hasta 24.705 millones de yenes (199,7 millones de euros). En China, los ingresos también se contrajeron en un 26%, hasta 8.371 millones de yenes (67,2 millones de euros), y en Oceanía decrecieron un 1,8%, hasta 4.522 millones de yuanes (36.5 millones de euros).

 

 

 

 

Por el contrario, el negocio del running tuvo un impacto positivo en Estados Unidos donde las ventas se incrementaron un 4,2%, hasta 24.705 millones de yenes (199,7 millones de euros). La actividad también mejoró en Japón, con un alza del 0,4%, hasta 33.000 yenes (266,7 millones de euros), y en el Sudeste Asiático, con un aumento del 1,6% y 3.003 millones de yenes (24,2 millones de euros). Las ventas en estas regiones asiáticas vinieron impulsadas por la marca Onitsuka Tiger y el efecto de las divisas en el Sudeste Asiático.

 

Asics está inmersa en un plan estratégico hasta 2020 en el que traza cuatro ejes principales: reforzar el área de zapatillas deportivas de correr, expandir la marca Onitsuka Tiger, acelerar el crecimiento del negocio gracias a las instalaciones ampliadas de la sede en Shanghái y potenciar el área digital como vía de crecimiento.