07 Dic 2021 | 07:50

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Arch Max dispara ventas en 2020 y prevé crecer hasta un 40% este año

La compañía española, especializada en artículos deportivos técnicos, planea expandir su presencia en el mercado internacional, especialmente en Asia y Latinoamérica.

Laura Juanes

12 mar 2021 - 04:51

Arch Max estanca ventas en España en 2020 y apunta a los tres millones este año

 

 


Arch Max capitaliza el boom del deporte. Su filial Arch Max Sports, especializada en la producción de artículos para la práctica del trail running, ha duplicado sus ingresos en el último ejercicio y prevé crecer entre un 30% y un 40% este año.

 

La compañía, que es partner técnico de Adidas Terrex y Leki y cuenta con acuerdos locales con SportHG, Inverse y KH7 Sport, facturó 1,5 millones de euros en el año de la pandemia. La empresa está presente en Portugal, Italia, Francia, Alemania, Inglaterra, Eslovaquia, Croacia, Polonia, Hungría, Chile, El Salvador, México, Japón, Emiratos Árabes y Tailandia.

 

“Después de la incertidumbre del principio, el impacto ha sido positivo”, asegura Jordi Martí, único socio de Arch Max, refiriéndose a la crisis del Covid-19. La compañía, como tantas otras del sector deportivo, ha podido aprovechar en los últimos meses el auge de las actividades deportivas, gracias a lo cual “hemos podido solidificar la marca”, continúa el ejecutivo.

 

La compañía ha podido obtener una nota positiva no sólo por la tipología de producto que distribuye, sino también por el valor añadido de la producción en proximidad. “Hay muchas marcas que iban a Asia para crear sus productos y están viendo, sobre todo a partir de la pandemia, que el valor de fabricar productos aquí permite hacer series más cortas, los tiempos se reducen y hay un mayor control de calidad”, ha continuado el ejecutivo.

 

Arch Max cuenta con una fábrica y con un laboratorio técnico para fabricar prototipos en un periodo de dos semanas. “Esto permite acelerar cualquier propuesta en el mercado sin tener que apalancar tanto dinero o tiempo”, sentencia el ingeniero y fundador de la compañía.

 

 

 

 

 

 

Fundado en 2012 y con sede en Barcelona, el grupo empezó dedicándose a la importación de prendas deportivas para competición. Unos años después, en 2016, Arch Max dio la primera vuelta de tuerca a su negocio, lanzándose a producir calcetines técnicos diseñados para la prevención de lesiones, como la fascitis plantar. Controlada por Jordi Martí, la empresa exporta a más de 24 países y cuenta con alianzas con gigantes del sector gracias a su alta tecnicidad.

 

Desde el año pasado, el grupo opera con tres negocios independientes: el de deporte, el de healthcare (que se dedica a la producción de mascarillas y batas sanitarias, así como a la distribución de test de antígenos), y el de urban, que comprende la marca de mascarillas reutilizables We Stay Different.

 

Este año, Arch Max prevé registrar una buena evolución de las ventas, especialmente en los departamentos de deporte y urban, porque “la burbuja del healthcare va a bajar”, según augura Martí.

 

 

 

 

 

 

En la actualidad, Arch Max distribuye sus artículos a través del canal online, que copa alrededor del 30% de las ventas, y del canal físico, con tiendas multimarca y especializadas. La compañía está presente en España con entre trescientos y cuatrocientos establecimientos. “Estamos viendo cómo cuadramos internamente el digital con el offline para que nadie salga impactado”, remarca Martí.

 

El mercado local de la empresa representa, actualmente, el 50% de las ventas, aunque la previsión es que España pase a copar un 20% de los ingresos totales en un par de años. En este sentido, el grupo ha reforzado su presencia en el exterior con la incorporación, a principios de este marzo, de un director internacional.

 

Los planes de crecimiento de la compañía pasan por afianzarse en los mercados europeos en los que la empresa ya se encuentra presente. Además, Arch Max planea entrar en nuevos países del mercado asiático y latinoamericano a lo largo de este año. Para ello, el grupo no descarta incorporar nuevos socios, aunque “hay que estudiar muy bien la estrategia”, matiza Martí.

 

Arch Max produce todos sus artículos en su propia fábrica en Barcelona, donde también se concentra la logística. El grupo es, además, patrocinador de varias competiciones deportivas, como Transvulcania, The Coastal Challenge, en Costa Rica; Infinite Trails Adidas, en Austria; Val d'Aran by UTMB, y Ultra Trail TGN 200.

 

En la actualidad, Arch Max cuenta con una plantilla de más de veinte trabajadores, once de los cuales están en las oficinas, también ubicadas en la capital catalana.