Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Ángel Segarra (Sprinter): “Hay recorrido en Europa para Sprinter, empezando por Holanda, Francia e Italia”

Ángel Segarra es el director general de Sprinter, propiedad del grupo Iberian Sports Retail Group, controlado por la británica JD Sports, que acaba de cerrar una nueva compra en España. 

Iria P. Gestal

26 ago 2021 - 09:04

Ángel Segarra (Sprinter): “Hay recorrido en Europa para Sprinter, empezando por Holanda, Francia e Italia”

 

 

Nueva compra y nuevo concepto de tienda. Así remata el verano Sprinter, la cadena española propiedad de Iberian Sports Retail Group (Isrg), la joint venture ibérica controlada a su vez por el grupo británico JD Sports. Ángel Segarra, director general de Sprinter y miembro de una de las dos familias fundadoras de la cadena, reflexiona sobre por qué es el momento de sumar un nuevo activo al grupo, de cómo atraer al consumidor pospandemia y de los planes de uno de los reyes del deporte en España. Sprinter invertirá este año nueve millones de euros en abrir entre quince y dieciséis tiendas y 1,5 millones de euros más a reformas, y no descarta a medio plazo su salto internacional.

 

 

Pregunta: ¿Qué aporta la compra de Bodytone a Isrg?

 

Respuesta: Ha habido un salto importante en la práctica deportiva y uno de los segmentos que mas ha crecido es el fitness. Esta operación tiene el ánimo de entender bien las necesidades del consumidor, conocer mejor al cliente y al producto. Además, Bodytone tiene un componente tecnológico de desarrollo de producto, en aspectos como la conectividad, que también es muy interesante para una cadena de retail.

 

 

P.: ¿Cómo se integrará en el grupo?

 

R.: Lo concebimos como una operación autónoma, aunque a medio plazo probablemente tendrá integración en back office.

 

 

P.: Ahora que se han relajado las restricciones en los gimnasios, ¿es un buen momento para entrar en home fitness?

 

R.: Sí, obviamente en este tipo de inversiones hay un riesgo, pero es una empresa ya establecida en el sector. Antes vendía más a público profesional que home fitness, es una cuestión de equilibrios.

 

 

 

 

P.: Los gigantes del retail deportivo están apostando por entrar también en la práctica del fitness, ya sea mediante aplicaciones o con compras como esta. ¿Veremos un gimnasio Sprinter?

 

R.: Si me pregunta si me gustaría, sí, porque encaja perfectamente en nuestro ADN, pero de momento no está en los planes a corto plazo.

 

P.: El deporte ha sido la categoría reina de la pandemia, ¿hay una burbuja?

 

R.: No sé si burbuja, pero sí ha habido una concienciación de los beneficios del deporte que ha llevado a mucha gente que no lo practicaba a practicarlo. Cuánto se vaya a quedar, el tiempo lo dirá. Pero en España y en Iberia la práctica deportiva estaba todavía muy lejos en comparación con los países europeos, le hacía falta este incremento. Ha sido una aceleración que tenía que pasar en cuatro o cinco años y que se ha producido en un año y medio.

 

 

P.: ¿Habrá más concentración en el sector del retail deportivo español?

 

R.: Es una tendencia en la mayoría de sectores. En España en concreto hay mucha pyme y la tendencia es que haya crecimiento y eso viene muchas veces por consolidación. Lleva sucediendo tiempo, aunque se ha acelerado en los últimos doce o dieciocho mese. Pero también ha sucedido en alimentación, automóvil… Es muy probable que veamos operaciones en los próximos años.

 

 

 

 

P.: ¿Por qué España es tan interesante en este segmento?

 

R.: Es un país relevante en la Unión Europea, tiene una economía grande y aquí hay oportunidad para los grandes grupos. Y hay recorrido en la práctica deportiva en España, pero con tickets medios muy por debajo de la media europea debido a que el poder adquisitivo es menor y porque el clima te lleva a que el peso del equipamiento deportivo de invierno sea menor. Aunque es un sector, a excepción de Decathlon, muy marquista que apuesta por valor añadido.

 

 

P.: Antes del Covid-19 se hablaba mucho de la tienda experiencial y en la nueva tienda incluyen nuevos servicios. ¿Es la única forma de atraer clientes a las tiendas?

 

R.: Es una más. El sector está muy competido. Ya no sólo compites con las tiendas de deporte, sino con el online que es internacional y con los operadores de moda. Una sudadera la vendemos nosotros pero también la vende Zara, Primark o H&M. ES un valor añadido y te diferencia. Hemos apostado por aportar experiencia en la compra, que no sea sólo una tienda tradicional en la que haya una transacción. Y eso entendemos que fideliza al consumidor y hará que la tienda pueda atraer más clientes.

 

 

 

P.: ¿Ha cambiado algo en las tiendas antes y después del Covid-19?

 

R.: Todavía estamos con Covid-19, y sigue habiendo miedo, pero no dejamos de ser seres humanos, y nos gusta socializar, todavía más en España. Es cierto que el tráfico en los centros comerciales es un poco más bajo que en 2019, pero creo que es una tenencia que poco a poco se va a seguir recuperando. Lo que sí que vemos es que el consumidor antes no era tan mixto y ahora hay muchos más clientes que combinan el online y el offline en la compra, al menos en España. No creo que eso vaya a hacer desaparecer todas las tiendas ni que todo el mundo vaya a irse a comprar online. El que entienda cómo se mueve el consumidor es el que se lo quedará.

 

 

 

 

P.: ¿Cuál es la inversión prevista en la reforma de las tiendas de Sprinter para implementar este nuevo concepto?

 

R.: En Sprinter esperamos abrir entre quince y dieciséis tiendas este año, con una inversión de nueve millones de euros. La intención de este nuevo concepto es extenderlo a las nuevas aperturas y seguramente reformaremos una parte del parque existente. No todo lo que implantas es funcional, así que hasta que no esté hecho el ajuste no se escalará. A reformas destinaremos 1,5 millones de euros.

 

 

P.: Este año integraron dos cadenas holandesas en Isrg. ¿Se contempla dar el salto a nuevos mercados a través de Isrg, como Latinoamérica?

 

R.: Es cierto que por cultura e idioma es el más sencillo, pero también hay elevada incertidumbre y hay mucha distancia y Europa es un mercado muy cercano. La primera experiencia la haremos en Holanda y creemos que hay recorrido en Europa, siguiendo por Francia e Italia.

 

 

P.: ¿Con Sprinter o con compras?

 

R.: Depende de la situación del país y del mercado. Una opción es abrir tienda, que seguro que lo haremos, de hecho en Holanda es muy probable que acabemos abriendo alguna tienda, porque hay ciudades. En Francia e Italia en algún momento pondremos un pie y seguramente será con tiendas físicas, abriendo directamente. De momento es una conversación pendiente con qué rótulo será. Es obvio que un único rótulo simplifica la comunicación y la gestión del punto de venta, pero también hay que tener en cuenta cuál es el grado de penetración que tiene el rótulo en el país, etc.

 

 

 

P.: Tras la compra de Deporvillage el objetivo pasaba por facturar 900 millones este año. ¿Se ha actualizado esa estimación?

 

R.: No, se mantiene. Aproximadamente el 62% o 63% viene del concepto de sporting goods, que engloba Sprinter y Sport Zone.

 

 

P.: ¿Qué otros cambios ha dejado la pandemia en el sector?

 

R.: Las que estaban incipientes antes el Covid tienen que consolidarse y con las que están más en boga. Sí que se puede introducir el área de vida saludable e incorporar no sólo la practica deportiva sino el potencial los hábitos saludables en una cadena de retail como la nuestra.