11 Ago 2022 | 19:36

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

AltaFit duplica su red de gimnasios 'low-cost' y ya piensa en abrir fuera de España

Palco 23

17 dic 2014 - 05:00

AltaFit se ha convertido en uno de los actores más importantes del mundo del fitness en España y está decidida a dar sus primeros pasos en el extranjero. La cadena de gimnasios low cost cerrará 2014 con 37 gimnasios, lo que supone prácticamente duplicar la red de veinte centros que tenía a principios de año. Las últimas aperturas, antes de que acabe el ejercicio, se producirán en Badajoz, Gijón y San Vicente (Alicante).

 

La empresa española, dirigida por José Antonio Sevilla, ha centrado su modelo de crecimiento en la apertura de centros propios y también franquiciados, a los que ofrece su "conocimiento" en el sector del fitness. La inversión inicial puede rondar los 300.000 euros, cifra que varía en función de si el interesado ya dispone de un local de más de 1.000 metros cuadrados y quiere reconvertirlo o parte de cero. Las ventas de cada instalación pueden alcanzar los 600.000 euros anuales, con unas tarifas que rondan los 24 euros con IVA.

 

Los 37 centros de AltaFit emplean a 250 personas y suman 75.000 clientes, por lo que la facturación de toda la red estaría por encima de los 20 millones de euros anuales. Esta cifra no corresponde a los ingresos de la propietaria de la marca, que se limita al cobro de un canon por el uso de la marca. Según consta en el Registro Mercantil, la sociedad Altafit Grupo Gestión cerró 2013 con una cifra de negocio de 1,38 millones y un beneficio neto de 305.059 euros.

 

"Prevemos comenzar nuestra expansión internacional próximamente”", asegura la compañía, que en paralelo se ha marcado una hoja de ruta que le debe llevar a los cien gimnasios de bajo coste en 2017, un mercado en el que compite con operadores como Viva Gym, Anytime Fitness, Simply Gym o Duet Fit. Uno de sus principales retos es crecer fuera de la Comunidad de Madrid, donde tiene 19 de los 37 centros.

 

La empresa, que a principios de año fichó como director de proyectos a Juan Manuel Estévez, procedente de IFitness, asume que una de sus cuentas pendientes está en Catalunya. "Está entre nuestros planes futuros ampliar nuestra presencia en Barcelona”, donde AltaFit cuenta por el momento con un solo centro; es una de las plazas con la competencia más dura”", admitía Sevilla hace unos meses.