Equipamiento

Especial 2022: El año en el que el deporte femenino se sentó a la mesa

2022, el año en que New Balance reactivó su expansión en pleno juicio con su exsocio en España

En noviembre, el juez obligó al vicepresidente de la compañía a personarse en el caso Experience, en el que se investiga por presuntas coacciones, delitos contra el mercado y acceso a información privilegiada.                    

2022, el año en que New Balance reactivó su expansión en pleno juicio con su exsocio en España
New Balance justifica la ruptura del contrato es consecuencia de la logística que “hubo que gestionar en las tiendas por los problemas de aprovisionamiento sufridos por New Balance en Ámsterdam

C. De Angelis

30 dic 2022 - 05:00

Año de tribunales para New Balance en España. La multinacional estadounidense cierra un ejercicio marcado en el país por la guerra judicial abierta contra el que fuera su socio para el retail en España, Experience Store, que demandó a la filial española de New Balance por presuntas coacciones, delito contra el mercado y acceso a información privilegiada.

 

 En noviembre, el Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid obligó a Paul Guaron, vicepresidente ejecutivo de New Balance, a personarse en el tribunal para declarar como investigado por el caso Experience, tras intentar en varias ocasiones realizar la declaración por videoconferencia y el archivo del caso.

 

Fue uno de los últimos capítulos de una batalla judicial que continuará en 2023 y que tendrá como próximo hito la personación de cerca de 30 exempleados de New Balance. El pasado junio, el juez ya forzó la declaración de dos ejecutivos de Grant Thornton (que es auditor de New Balance a escala global y de Alfico, su filial en España), que tuvieron que testificar en calidad de peritos a raíz de la valoración del negocio que habían realizado para Experience Store.

 

 Al cierre de 2022 se cumple un año de la rescisión del contrato de Experience Store por parte de New Balance. Experience, que señala que había un acuerdo tácito para la renovación del contrato, respondió con una demanda a la filial española de New Balance (además de querellas contra varios ejecutivos de la filial en España) y argumentó que la marca llevaba “meses” con restricciones “artificiales” en las entregas de pedidos.

 

 

España ha sido durante años un mercado de alto crecimiento para New Balance. En 2011, Alfico (su distribuidor en España, que acabó comprando en 2016) suscribió un acuerdo con Experience Store para su expansión con tiendas en el país. La empresa fue puesta en marcha por Anna Scheidgen, que era propietaria de Alfico y se quedó al frente de la filial tras su venta a New Balance, junto a dos socios con experiencia en retail.

 

En 2021, cuando se cumplía una década del pacto entre Alfico y Experience, New Balance forzó la rescisión del contrato. Además de argumentar restricciones artificiales en la entrega de pedidos, Experience alega que había un acuerdo tácito para renovar el contrato hasta 2025, lo que llevó al antiguo socio de New Balance a abrir dos nuevas tiendas de la marca en 2021.

 

En la querella contra Paul Guaron, Experience le acusa de coacciones por el “descubrimiento y utilización en provecho propio de secretos de empresa”. También están siendo investigadas Anna Scheidgen y su hija, Ángela Scheidgen, que el pasado marzo relevó a su madre como consejera delegada de New Balance en la Península Ibérica, también por coacciones y abuso de poder.

 

 

En enero, tras liquidar todo el stock que todavía conservaba, Experience Store echó el cierre a las 22 tiendas que operaba en España y Portugal y presentó un expediente de regulación de empleo (ERE) a sus 250 empleados. La empresa facturaba más de treinta millones de euros al año.

 

En diciembre de 2021, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Pontevedra había desestimado la petición de cautelares que había presentado Experience Store. La compañía pedía al juzgado que el grupo de sneakers estuviese obligado a suministrar sus productos según figura en el contrato original, y solicitó impedirle el contacto con todos los propietarios y empleados de los cerca de veinte establecimientos de Experience.

 

La empresa argumenta que la deuda de seis millones de euros con la que New Balance justifica la ruptura del contrato es consecuencia de la logística que “hubo que gestionar en las tiendas por los problemas de aprovisionamiento sufridos por New Balance en Ámsterdam”. Reitera que es una mercancía “en consigna de los últimos cuatro años que, cuando se quiso devolver al grupo, no se aceptó”.

 

 

Su alternativa, según Experience Store, fue pagar el stock asumido, pero para ello solicitaba cubrir una ampliación de capital por parte de los socios o establecer un plan de pagos en cinco meses que New Balance rechazó.

 

En 2020, último ejercicio con datos disponibles, Alfico se redujo sus ventas un 31,1% (sin contabilizar el canal online) y entró en pérdidas con unos números rojos de 1,1 millones de euros. Para 2022, New Balance anticipaba una recuperación hasta niveles prepandemia, con foco en la categoría de running.

 

Rearme en España

Tras la ruptura con Experience, que motivó el cierre de todas las tiendas, New Balance ha comenzado de nuevo a tejer una red de tiendas propias en el país, la mayoría en las mismas plazas en las que operaba de la mano de su exsocio.

 

En concreto, New Balance ha reabierto las tiendas de Las Rozas Village, San Sebastián de los Reyes Style Outlets y Getafe Style Outlets, en Madrid; La Roca Village, en Barcelona, y una única tienda física a pie de calle, en el número 49 de Rambla Cataluña, colindante al local donde Experience abrió el primer flagship store de la marca en Europa. En Portugal, también ha reabierto en el Freeport Fashion Outlet de Lisboa y en el Vila do Conde Fashion Outlet de Oporto.

 

La expansión continuó a finales de noviembre: la compañía estadounidense de moda y equipamiento deportivo abrió una tienda en Valencia como parte de su plan de expansión de ampliar su presencia en el país. El grupo ha puesto en marcha un establecimiento de 266 metros cuadrados de superficie ubicado en el número 22 de la calle Colón de la ciudad, uno de los principales ejes comerciales de Valencia.