08 Ago 2022 | 07:15

Líder en información económica del deporte

Entorno

Un estudio advierte sobre la pérdida de competitividad en el fútbol europeo: crece la frecuencia del 3-0

El centro de estudios CIES señala que el número de partidos con una diferencia superior a tres goles ya alcanza el 17,3%, con casos destacados como la Champions League (29,5%) y la Premier League (21,9%). LaLiga crece a un ritmo más moderado y está en el 17,9%.

M.M.A.

08 may 2018 - 04:57

Las ligas europeas llevan meses advirtiendo sobre el riesgo de que el fútbol europeo pierda competitividad por el fuerte aumento de los premios que asegurará la Uefa a los equipos de Champions League. Las diferencias presupuestarias ya pueden superar ampliamente los 20 millones de euros entre estar o no en Europa, y un estudio del CIES Football Observatory ha reflejado en qué se podría traducir: un “descenso general” del balance competitivo.

 

El informe revela que el número de partidos en los que hubo una diferencia de tres goles o más se ha incrementado un punto porcentual entre 2016-2017 y 2017-2018, hasta el 17,3% del total de los duelos en los que la victoria fue para el equipo local. En el caso de triunfo visitante, este porcentaje apenas ha cambiado, al pasar del 1,37% al 1,4% de las 29 competiciones analizadas por el centro de investigación.

 

Por paradójico que parezca, la competición en la que más ha disminuido la competitividad es en la Champions League, con un aumento de 8,5 puntos en triunfos locales, hasta registrar goleadas en el 29,5% de los enfrentamientos. En la Europa League, el aumento ha sido de tres puntos, hasta el 16%. ¿La explicación? El actual modelo de reparto de los ingresos por televisión, basado en las dimensiones de cada mercado, y que penalizaba en exceso a los países pequeños.

 

Este factor explica que la Premier League sea el segundo gran torneo más desigual y en los que, además, más se acentúa esta situación, al pasar del 17,7% al 21,9%. En su caso, ninguno de sus representantes en la máxima competición continental recibió menos de 40 millones de euros, un diferencial importante en un país donde el reparto por televisión establece que la diferencia máxima entre el mejor y el peor pagado por las retransmisiones será de 1,5 veces.

 

De las cinco grandes ligas, la que mejor ha sabido preservar la emoción del resultado es la Bundesliga, si bien su problema se centra en que hay un absoluto dominador del torneo: el Bayern de Múnich, que ha ganado las últimas seis ediciones.

 

LaLiga, que con el nuevo ciclo audiovisual ha intentado empezar a corregir las fuertes diferencias por ingresos audiovisuales, ha logrado que el aumento de la falta de competitividad sea muy inferior a la media. La competición se sitúa en décima posición (por detrás de Italia y Portugal, por ejemplo), con un avance de sólo tres décimas que le sitúan muy cerca de la media: 17,9% de todos los partidos tuvieron una diferencia superior a tres goles a favor del equipo local. En el caso de los visitantes, sólo se subió del 1,4% al 1,46%.

 

Esta contención también se ha revelado en los resultados económicos de la competición, en la que el peso de FC Barcelona y Real Madrid se ha reducido y, por primera vez en años, representaron menos del 40% de la facturación total en 2016-2017. Y eso que la mejora de ingresos no se trasladó en su conjunto a los costes salariales, cuyo peso sobre todos los ingresos ha caído año a año, desde el 78% de 2011-2012 al 57,5% del último año. Ello, pese a que el importe de esta partida no dejó de crecer y, por primera vez, superó los 1.000 millones de euros.

 

 

 Un estudio advierte sobre la pérdida de competitividad en el fútbol europeo: crece la frecuencia del 3-0