Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Domingo, 13 Junio 202118:53:30

Buscador

;Menu
h Entorno

Terrassa, la capital del hockey

La ciudad vallesana es reconocida a nivel global como una cuna del hockey hierba, donde ese deporte se ha transmitido de generación en generación con sus protagonistas conquistando medallas olímpicas.

17 May 2021 — 04:57
Javier Trullols
Compartir
Me interesa

Terrassa, la capital del hockey

 

Terrassa respira hockey. Con una población de 223.627 habitantes, la ciudad cuenta con 2.600 jugadores, de los que un 46% son mujeres en una tendencia que va al alza. “Es el Silicon Valley” del hockey hierba, en palabras de Eduard Arbós, gerente de la Federació Catalana de Hoquei y medallista olímpico de plata en Pekín 2008. Ahora, la ciudad le va a dar un nuevo impulso al hockey como sede del Mundial femenino de 2022, un proyecto por el que invertirá cuatro millones de euros en renovar el estadio Olímpico, sede del torneo.

 

La elección de la ciudad de la provincia de Barcelona para albergar el mundial no es casual. Por encima del fútbol y el baloncesto, el hockey es el deporte con más licencias federativas en el municipio, según datos del Ayuntamiento. “Terrassa tiene una trayectoria histórica” en el hockey español, añade Santi Deó, presidente de la Real Federación Española de Hockey (Rfeh).

 

El hockey se introdujo en Terrassa en la primera década del siglo XX. En el año 1910, un grupo de jóvenes del Ateneu Calasanci crearon el Lawn Hockey Club Calassanç, poniendo la semilla del club decano del hockey a nivel nacional, el CD Terrassa Hockey. Abrieron las puertas de un deporte hasta entonces desconocido en la localidad, con raíces británicas, que acabaría convirtiéndose en seña de identidad de Terrassa hasta el punto de que casi se puede decir que los niños y niñas nacen con un stick bajo el brazo.

 

Entre sus impulsores, entre otros, estuvo Antoni Escudé i Galí, al que se considera introductor de este deporte en la ciudad y el germen de una exitosa saga familiar que aún perdura. “Una serie de jóvenes de principios de siglo creyeron en traer un deporte nuevo a la ciudad, entre ellos mi abuelo”, recuerda Nani Escudé, ‎director técnico deportivo del ‎Atlètic Terrassa Hockey Club.

 

El hockey es un deporte tradicional, familiar, muy arraigado en las personas a las que les viene la afición desde pequeños”, añade Roger Matalonga, director deportivo del Club Egara, quien también pone el foco en las sagas familiares que aún perduran en el hockey que se remontan a los fundadores de los clubes.

 

 

Además, es un deporte que se ha transmitido a través de las relaciones de amistad, detalla Carlos Petchamé, vicepresidente del CD Terrassa, con iniciativas que aún perduran como el Porta a un amic (trae a un amigo) que se está desarrollando actualmente, y que con el paso del tiempo se ha ido extendiendo como “una gota de aceite”.

 

“He viajado mucho con el hockey y es difícil encontrar un símil de una ciudad que tenga tanta gente implicada en un deporte como el nuestro y en el que haya esta relación familiar entre los jugadores y este traspaso de conocimiento entre generaciones, de padres a hijos”, destaca el gerente de la Federació Catalana de Hoquei.

 

El hockey es un deporte eminentemente amateur, en el que los deportistas los compaginan con trabajo o estudios. La mayoría de los jugadores no cobra por jugar sino que incluso paga por poder disfrutar de ese deporte, excluyendo algunos casos de semiprofesionales o profesionales (que juegan en otras ligas) y las becas del programa ADO para los deportistas olímpicos.

 

 

El Mundial 2022, un nuevo impulso al hockey en Terrassa

El año que viene, Terrassa volverá a acoger un importante evento deportivo vinculado al hockey. Recogiendo el testigo de los Juegos Olímpicos de Barcelona’92 donde fue subsede olímpica de hockey, y en esas mismas instalaciones, la ciudad acogerá el Mundial Femenino entre el 1 y el 17 de julio de 2022, tras resultar vencedora la candidatura presentada por España y Holanda. Será la tercera vez en la historia en que España albergue este evento. Las dos primeras se disputaron en Madrid: Somontes, en 1978, y Club de Campo, en 2006.

En agosto del año pasado se constituyó formalmente su comité organizador, formado por representantes de la Generalitat de Cataluña, el ayuntamiento de Terrassa, la Diputación de Barcelona, el Consejo Superior de Deportes (CSD), la Rfeh, la Federació Catalana de Hoquei y representantes de los clubes del municipio.

 

“A caballo entre el Mundial de 2022 y de 2023 se celebra el centenario del hockey catalán y del hockey español”, explica el presidente de la Rfeh, “y el Ayuntamiento de Terrassa estaba muy interesado en organizar un evento importante”, detalla. “Después de los Juegos Olímpicos de Barcelona, Terrassa no había vuelto a vivir una competición nacional de nivel”, remata.

 

 

Acoger esa cita supondrá una inversión de 1,2 millones de euros en concepto de gastos de organización, según detalla el concejal de deportes, asumida de manera conjunta por las tres administraciones implicadas (Ayuntamiento, Diputación y Generalitat). Una efeméride que se aprovechará para celebrar el centenario del hockey catalán y español.

 

Además, se ha presupuestado una inversión de casi cuatro millones de euros en el Estadio Olímpico. Las obras está previsto que arranquen el próximo septiembre. Se llevarán a cabo trabajos de mejora en las gradas, cambio del césped, mejoras en la accesibilidad, la renovación del cierre perimetral, la instalación de un nuevo sistema de megafonía o la mejora del sistema de iluminación con luces LED.

 

Terrassa, ciudad europea del deporte en 2021, ve en el Mundial una oportunidad de volver a difundir su imagen a nivel internacional, como sucediera con los Juegos Olímpicos, cuando se convirtió en la capital del hockey a nivel mundial. “Refuerza la imagen de Terrassa en el exterior”, opina Petchamé y le permitirá “salir con más fuerza tras la pandemia, con mejores instalaciones y mayor reconocimiento mundial”.

 

 

Los inicios del hockey en Terrassa

El 2 de junio de 1912 se jugó el primer partido de hockey masculino enfrentando al Lawn Hockey Club contra el RCD Espanyol de Barcelona, en el campo del Maurí, en la avenida de Jacquard de Terrassa, con victoria para el equipo blanquiazul por 2 a 7. El Espanyol había nacido tras la disolución del Barcelona Hockey Club, creado en febrero de 1907 y que jugaba en un campo situado delante del Hospital Clínico. El primer partido de hockey femenino tuvo lugar en 1927 entre dos equipos de Barcelona, Júnior y RC de Polo, no siendo hasta 1929 cuando se tiene constancia del primer equipo femenino en Terrassa.

 

Eran los inicios de un deporte que ha acabado trascendiendo la práctica deportiva en Terrassa, situando a la ciudad y a sus clubes como referentes a nivel no sólo catalán y español, sino también europeo y mundial, con jugadores y técnicos que han hecho historia en los Juegos Olímpicos conquistando medallas (colocando a la localidad como una de las más destacadas en el ratio de más deportistas olímpicos en relación a la población) que les han abierto las puertas de mercados internacionales donde pueden vivir la práctica del hockey como un deporte profesional, a diferencia de lo que sucede en España. 

 

 

Primero se fundó el CD Terrassa, club al que años más tarde se unieron Club Egara, nacido en 1935, bajo la denominación de CD Harmonia Egara con el objetivo de aportar un nuevo impulso a la vida del hockey en la ciudad; posteriormente el Atlètic de Terrassa Hockey Club, creado en 1952 por un grupo de jugadores de hockey; y finalmente el Línia 22, nacido en 1988 y el único cuyas instalaciones (municipales) están dentro de la ciudad. En la mayoría de los casos, como rememora Toni Forrellat, ex seleccionador español entre 1995 y 2002, los clubes nacieron como escisiones de otros aprovechando la fiebre que reinaba en el municipio por ese deporte, que se practicaba incluso en el patio de los colegios, y eso “creaba competencia y rivalidad” en los clubes.

 

La importancia de ese deporte en la ciudad es tal que incluso le da nombre a una calle. Y es el único municipio donde hay un “periódico, el único en el mundo, que cada día habla de hockey y hay un programa de hockey en la radio”, expone el presidente de la Rfeh.

Los clubes de hockey, como el resto de entidades deportivas del municipio, pueden optar a las subvenciones que convoca el consistorio.

 

 

Terrassa, cuna del hockey catalán y español

De acuerdo a los datos históricos de licencias del Consejo Superior de Deportes (CSD), el hockey era un deporte con 850 licencias en 1914, una cifra que ha ido creciendo hasta superar los 20.000 este año, de acuerdo a datos de la Rfeh, siendo un deporte presente en catorce de las diecisiete comunidades autónomas españolas.

 

En Terrassa, según información de la Federació Catalana, hay actualmente 2.600 jugadores, para un total de cerca de 6.000 en toda Cataluña (el número de licencias se eleva a 8.200 teniendo en cuenta las modalidades de hockey hierba y sala), de manera que la localidad de la comarca del Vallès acumula más del 43% de los jugadores de hockey en territorio catalán.

 

“Terrassa es muy característica por la calidad de jugadores y jugadoras en una sola ciudad”, destaca Matalonga. “Es una ciudad que es una burbuja de alto rendimiento”, apostilla Arbós. Las cifras lo dejan claro, como explica Miguel Ángel Moreno, concejal de deportes del Ayuntamiento de Terrassa, quien pone el foco en la “participación histórica en los Juegos Olímpicos de los deportistas locales: 113 deportistas olímpicos, además de ocho paralímpicos, de los que 82 son de hockey hierba”. Desde 1960, cuando consiguió la medalla de bronce, la selección masculina ha participado en todas las citas olímpicas, aunque la única medalla de oro la consiguió el equipo femenino en Barcelona’92.

 

 

“Que en una ciudad como la nuestra haya por porcentaje mucha gente que juega y que exista esa rivalidad entre los clubes hace que crezcamos”, opina Escudé sobre un deporte basado en la tradición familiar que poco a poco se ha ido dando paso a nuevas generaciones de jugadores cuyos apellidos nada tienen que ver con los históricos vinculados a los diferentes clubes.

 

Es precisamente el carácter inclusivo lo que ha permitido al hockey crecer, abierto a participantes de todos los niveles. La participación femenina se ha disparado, hasta el punto de que va camino de representar cerca del 50% del total de los jugadores en la ciudad, e incluso hay generaciones de jugadores en algunos clubes en los que hay incluso más mujeres que hombres. En el caso del CD Terrassa incluso está por encima de esa cifra, con un 60% de jugadoras y un 40% de jugadores.

 

En estos momentos es una ciudad volcada al deporte con cada día más practicantes y clubes”, subraya el presidente de la Rfeh, recordando que hay otros clubes en las inmediaciones de Terrassa como el Matadepera 88 Hoquei o el nuevo equipo de hockey sala de Les Fonts.

 

El hockey “crece progresivamente, poco a poco, no es un deporte que a nivel televisivo llegue tanto a pesar de los esfuerzos”, señala Matalonga. Precisamente para potenciar su crecimiento, la Real Federación Española de Hockey, como parte de su plan estratégico 2030, acaba de lanzar el programa Impulso Hockey.


“Hace años que entra savia nueva”, añade Petchamé, la manera de que crezca dejando atrás la era de los clanes familiares, hasta el punto de que cerca del 70% de los deportistas son gente externa a esos vínculos de sangre en los que se basó el nacimiento del hockey en la ciudad.

 

En los últimos años, se han adoptado iniciativas como la creación de la Lliga Hockey Plus, competición a nivel de Cataluña entre equipos de hockey hierba formados por personas con discapacidad intelectual. Así como los campeonatos destinados a madres y padres de jugadores que no hayan jugado a hockey y se animan a practicarlo compartiendo afición con sus hijos, “lo que está dando una vida impresionante a los clubes”, según Petchamé, o las competiciones para veteranos.

 

 

Además, el Ayuntamiento está inmerso en un proyecto de promoción de la práctica del hockey en los colegios, de la mano de la Federació Catalana y del Consell Esportiu. Los clubes, por su parte, también tratar de ampliar la base del hockey para acercar este deporte al ámbito escolar.

 

Aunque el hockey, como los otros deportes amateurs, se enfrenta a un cambio de tendencia. “Depende de las modas”, opina Forrellat, además, “el sacrificio de ir a entrenar y el esfuerzo de dejar otras cosas se va perdiendo y eso puede influir como en el resto de deportes” reduciendo el número de deportistas, a lo que hay que añadir la disminución de la natalidad.

 

 

El hockey: una ventana de Terrassa al mundo

Terrassa es una ciudad que, en el mundo del hockey, es reconocida por practicantes de todo el planeta. “Te vas a India, Australia, Holanda o Alemania y es conocida”, señala el director deportivo del Egara, para quien “no es tarea fácil” y se debe a “todo el trabajo que se ha hecho y a los resultados” que se han conseguido. En la misma línea se expresa el vicepresidente del Terrassa, para quien para “Terrassa es muy bueno que haya hockey”, un deporte que le permita ser conocida en todo el mundo.

 

Además, se han desarrollado iniciativas como Stick amb Índia (Stick con India), proyecto solidario impulsado hace más de quince años por Andreu Enrich y Santi Freixa, jugadores del primer equipo del Atlètic Terrassa Hockey Club, en colaboración con la Fundación Vicente Ferrer para fomentar la práctica del hockey hierba en Anantapur que han impulsado la notoriedad de Terrassa en el extranjero.

 

España, con una amplia representación de deportistas de Terrassa, compite por los puestos de honor pese a la gran diferencia de licencias con otros países como Alemania, donde en 2020 la cifra de jugadores era de 83.912.

 

 

La unión hace la fuerza: Hockey per Terrassa

La rivalidad deportiva está bien presente en la ciudad entre los clubes de hockey. Aunque las instituciones comparten objetivos comunes y por ello en 2011 se unieron bajo el paraguas de Hockey per Terrassa, tras la firma de un convenio de colaboración para la proyección del hockey entre los clubes con representación en División de Honor en aquel momento: Atlètic Terrassa, Club Egara y CD Terrassa, a los que en 2017 se unió el Línía 22 HC.

 

Hockey por Terrassa representa la suma de los cuatro clubes de hockey de la ciudad, con la voluntad de potenciar y mejorar el hockey en la ciudad, “estableciendo un modelo de colaboración único con la ciudad y el mundo empresarial, pero manteniendo siempre la independencia de los clubes y la rivalidad deportiva”.

 

Es un acuerdo entre nosotros porque nos necesitamos”, explica Escudé. “Sería un fracaso que algún club desapareciera”, añade. Con esta alianza el objetivo es que “sigamos compitiendo al máximo nivel posible y también que crezca el hockey a nivel de ciudad y de patrocinios”.

 

“No es lo mismo ir de la mano los cuatro juntos que ir solos en busca de patrocinadores”, expone por su parte Petchamé. Aunque no siempre sea tarea fácil.

 

 

Fruto de este trabajo en común, las entidades que lo forman han firmado acuerdos de patrocinio conjuntoscomo el rubricado con MútuaTerrassa el pasado febrero, el anunciado en marzo con la entidad financiera BBVA hasta el final de la presente campaña o el firmado el pasado junio con Lexus Sabadell.

 

Aparte de estos patrocinadores conjuntos, cada club tiene sus propios socios comerciales. El Atlètic de Terrassa, actual subcampeón de la liga masculina, cuenta con los patrocinios de empresa de servicios financieros Anquor, del fabricante y distribuidor de biocidas, aditivos y especialidades químicas Chemipol, la empresa catalana de carnes y productos gourmet Iberdeli, Estrella Damm, las tiendas deportivas Base, Adidas, los autobuses Leyca o la Clínica Dental Passeig; en el caso el CD Terrassa cuenta con la marca de calzado deportivo Munich y una amplia nómina de patrocinadores locales.

 

El Club Egara cuenta con el apoyo de la cadena de mobiliario Hipo Gegant, la agencia de viajes deportivos Go Travel, la compañía de comida preparada Bo de debò, la energética Optima Renovables, la escuela superior de negocios de Sant Cugat, la óptica Cottet, Instituts Odontològics, el restaurante Mun, la institución educativa Gressol o la cadena de idiomas International House; mientras que el Línia 22 dispone de los patrocinios de Mercedes-Benz, Maximer Supermercats, Mesón Cal Maestra, Tortuga Hockey Shop, el restaurante del club de tennis Les Fonts, Wolf Pro, el centro deportivo Terrassa Sports, la compañía de seguridad TSA, FC Multiservicios, Milian Rètols y Tendals Cardona. 

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...