05 Dic 2021 | 21:16

Líder en información económica del deporte

Entorno

Tercer año en negro: las federaciones esquivan el golpe del Covid y ganan 4,4 millones en 2020

Los ingresos de las federaciones deportivas españolas descendieron hasta 156,6 millones de euros, lo que supuso un retroceso del 24,55%, mientras que el gasto se redujo un 24,25%, hasta 152,3 millones de euros.

M. L-E.

22 sep 2021 - 04:54

Tercer año en negro: las federaciones esquivan el golpe del Covid y ganan 4,4 millones en 2020

 

 

Las federaciones aguantan el golpe del Covid-19. Las federaciones deportivas españolas terminaron el año del Covid-19 con un beneficio de 4,4 millones de euros, lo que supuso registrar el tercer ejercicio consecutivo en números negros pese al golpe de la pandemia, según se desprende del informe Las grandes cifras económicas de las federaciones deportivas españolas 2011-2020 realizado por el CSD.  El estudio no tiene en cuenta los ingresos de la Real Federación Española de Fútbol (Rfef), ya que su dimensión desvirtuaría las conclusiones del informe.

 

Del total de federaciones deportivas, cincuenta y cuatro terminaron en beneficios en 2020, siete en pérdidas y tres en equilibrio. En este contexto, los ingresos totales descendieron hasta 156,6 millones de euros, lo que supuso un descenso del 24,6%, mientras que el gasto se redujo un 24,3%, hasta 152,3 millones de euros.

 

En el año anterior, las federaciones obtuvieron unos ingresos de 207,6 millones de euros y realizaron un gasto de 201 millones de euros, obteniendo un balance positivo de 6,6 millones de euros. El descenso se produjo como consecuencia, fundamentalmente, de la situación de excepcionalidad derivada de la pandemia que implicó tomar medidas extraordinarias, entre ellas la suspensión o el aplazamiento de la mayor parte de las competiciones.

 

 

 

 

El patrimonio neto aumentó un 0,5% hasta 60,1 millones de euros, mientras que la deuda sigue en línea descendente. El pasivo total de las federaciones se redujo un 52,76%, hasta 40,5 millones de euros, con una bajada del 43,40% en la deuda a corto plazo, hasta 34,3 millones, y del 75,42% en la deuda a largo plazo, hasta 6,1 millones.

 

Del mismo modo, el peso de la deuda a corto plazo sobre el total de la deuda del conjunto de federaciones deportivas se situó en torno al 85%, “lo que representa un valor elevado que obliga a mantener una especial atención para evitar que puedan producirse situaciones de dificultad a la hora de afrontar los pagos”, destaca el CSD en el informe. Por otro lado, los préstamos concedidos por el CSD en 2020 ascendieron a 733.121 euros, mientras que el fondo de maniobra se incrementó un 32,6%, hasta 21,9 millones de euros.

 

 

 

 

En 2020, los recursos propios disminuyeron un 30%, hasta 77 millones de euros, representando un 49,2% de los ingresos totales de las federaciones. Las subvenciones por parte del CSD disminuyeron un 16,5%, hasta 69,9 millones de euros, y las ayudas por parte de la Asociación de Deportes Olímpicos (ADO) aumentaron un 14,3%, hasta cuatro millones de euros, mientras que las otras subvenciones (procedentes de comunidades autónomas, diputaciones o ayuntamientos) disminuyeron un 55,6%, hasta 5,7 millones. En 2019, los recursos propios representaron un 53,07% de los ingresos totales, cuatro puntos más que en el pasado curso.

 

El informe también recuerda que las ayudas procedentes del reparto de los derechos audiovisuales del fútbol profesional no tienen un efecto directo en los resultados del ejercicio puesto que conllevan, en gran medida, un aumento paralelo de los gastos.

 

Por otro lado, las federaciones también registraron un golpe en los ingresos por publicidad y patrocinios, lo que en 2020 significó un descenso del 19,8%, hasta 17,3 millones de euros. Los ingresos por licencias se redujeron un 15,8%, hasta 27,7 millones, mientras que, en competiciones, el descenso fue del 50,1%, hasta 14,3 millones de euros.

 

Respecto al gasto, en 2020 se mantuvo el gasto personal, situándose en 37,9 millones de euros, aunque el número de empleados se redujo ligeramente, con 824 trabajadores, 24 empleados menos que el año anterior. Los gastos en viajes cayeron drásticamente, con un descenso del 63,1%, hasta 18,97 millones de euros.