26 Jun 2022 | 01:25

Líder en información económica del deporte

Entorno

ProLiga pide a la Rfef un período de transición al programa Impulso23

El sindicato minoritario de futbolistas ha solicitado que la Real Federación Española de Fútbol que reparta las ayudas previstas con el nuevo programa pero manteniendo los requisitos de las temporadas anteriores, dada la dificultad de cumplir sus condiciones este año.

Palco23

13 ene 2020 - 09:47

Luis Rubiales, presidente de la Rfef, aprueba los presupuestos de Segunda División B y Tercera División

 

 

ProLiga solicita un período de gracia a la Real Federación Española de Fútbol (Rfef) en su programa Impulso23. El sindicato minoritario de futbolistas ha pedido una “reunión urgente” con el organismo debido a que “la información que están recibiendo los clubes de Segunda División B y Tercera División es contradictoria y está generando una gran incertidumbre”, alegan en un comunicado.

 

La organización sindical demanda que, para esta temporada, la Rfef reparta las ayudas prometidas a los clubes, pero que este año no apliquen los nuevos requisitos aprobados en las bases. Es decir, que se otorgue un período de transición para que los equipos tengan más tiempo a la hora de ponerse al día con las obligaciones exigidas por la federación.

 

El organismo había previsto un reparto de 30,81 millones de euros para los clubes de ambas categorías, un 33% más respecto a 2018-2019. La mayor parte procederá de los fondos propios de la federación pero, a cambio, los equipos deberán someterse a las medidas de control económico que pretende impulsar la Rfef.

 

 

 

 

Entre estas medidas se encuentra la contención del gasto, presentar las cuentas económicas en los plazos estimados y otras exigencias que la Rfef fue comunicando a los clubes con posterioridad. A cambio, todos ellos debían lucir la imagen de la competición en estadios y camisetas y ceder a la federación el control horario de los partidos.

 

“Hasta la temporada pasada, los únicos requisitos que se habían solicitado a los clubes para el cobro de las ayudas había sido acreditar el estar al corriente de pago con Hacienda y con la Seguridad Social”, afirma ProLiga. La entidad asegura que, ante la actual situación, “la Rfef ha modificado las reglas del juego a mitad de temporada, estableciendo unos nuevos requisitos de forma unilateral sin contar con los clubes ni tenerlos en consideración”, indican.

 

El sindicato defiende que muchos de los clubes de estas categorías no profesionales no alcanzan a cumplir estos nuevos requisitos en la actualidad, lo que puede provocar “que un porcentaje muy elevado de ellos se quede sin recibir las ayudas”. A su vez, destacan que la Rfef ha proporcionado “información contradictoria” y que ha “improvisado convocando reuniones informativas con algunas federaciones territoriales, creando una gran incertidumbre”.

 

Otro de los puntos que, según ProLiga, no han quedado definidos ha sido el carácter voluntario del programa Impulso23. Si bien Luis Rubiales, presidente de la Rfef, manifestó durante la presentación del mismo que aquellos clubes que no se acogieran al plan recibirían las mismas ayudas, “altos responsables federativos han dicho que se trata de una mala interpretación y que será obligatorio”, asegura el sindicato. La federación, por ahora, no se ha pronunciado.