26 Jun 2022 | 02:06

Líder en información económica del deporte

Entorno

ProLiga negocia con un fondo para adelantar las ayudas de la Rfef a los clubes de Segunda B y Tercera

David Jiménez, presidente del sindicato minoritario, ha afirmado en el último congreso que el acuerdo se presentará próximamente y servirá para cubrir los pagos a la seguridad social o el porcentaje de reparto de ingresos.

Palco23

03 feb 2020 - 16:15

ProLiga negocia con un fondo para adelantar las ayudas de la Rfef a los clubes de Segunda B y Tercera

 

 

ProLiga emprende la iniciativa para asegurar las ayudas financieras a los clubes de Segunda División B y Tercera División. David Jiménez, presidente del sindicato minoritario de futbolistas, ha anunciado que la organización está negociando con un fondo de inversión para poder adelantar estas partidas a los clubes españoles de fútbol no profesional.

 

Por ahora no ha trascendido la identidad del fondo, aunque Jiménez ha señalado que el acuerdo se presentará “próximamente”. Al congreso acudieron representantes de 200 equipos, que aprobaron los presupuestos para 2020 y votaron a favor de la reelección del actual presidente del sindicato.

 

Jiménez defendió que ProLiga “debe formar parte de las estructuras de la Real Federación Española de Fútbol (Rfef) por ser patronal y representar a la mayoría de los clubes de Segunda B y Tercera División”. A través de este acuerdo, ProLiga espera que los clubes puedan cubrir pagos como las cuotas a la seguridad social o el porcentaje de reparto de ingresos establecido por decreto ley. De esta forma, aseguran, “los clubes no tendrán que pasar apuros económicos”.

 

 

 

Recientemente, la patronal remitió un escrito a la Rfef en el que solicitaba que se otorgase un período de transición para acogerse al programa Impulso23. La organización sindical demandaba que para esta temporada, la federación reparta las ayudas prometidas a los clubes, pero que este año no aplicasen los nuevos requisitos aprobados en las bases. Es decir, que se otorgue un período de transición para que los equipos tengan más tiempo a la hora de ponerse al día con las obligaciones exigidas por la federación.

 

“Nos alegramos de la propuesta, pero está cargada de improvisaciones porque no saben cómo funcionan estas categorías”, ha vuelto a señalar Jiménez. El organismo había previsto un reparto de 30,81 millones de euros para los clubes de ambas categorías, un 33% más respecto a 2018-2019. La mayor parte procederá de los fondos propios de la federación pero, a cambio, los equipos deberán someterse a las medidas de control económico que pretende impulsar la Rfef.

 

Javier Tebas, presidente de LaLiga, ha afirmado en el congreso que “lo que no tiene sentido es que la Rfef ejerza de patronal ni que tenga una comisión de clubes de estas categorías elegida a dedo, porque tal y como va esto, desde LaLiga estamos obligados moralmente a ayudar a instituciones como ProLiga, pero que nadie piense que queremos invadir a otros”.

 

Cabe remarcar que otro de los puntos que aún sigue sin resolverse, según el sindicato, es el carácter voluntario del programa Impulso23. Si bien Luis Rubiales, presidente de la Rfef, manifestó durante la presentación del mismo que aquellos clubes que no se acogieran al plan recibirían las mismas ayudas, “altos responsables federativos han dicho que se trata de una mala interpretación y que será obligatorio”, asegura el sindicato. La federación, por ahora, no se ha pronunciado.