21 May 2022 | 05:28

Líder en información económica del deporte

Entorno

Norteamérica se impone a Marruecos en el análisis de la Fifa por el Mundial 2026

La votación será en las próximas semanas, pero el informe sobre candidaturas puntúa con 4 sobre 5, por el 2,7 de la propuesta africana. El plan americano plantea muchos menos riesgos en la parte de infraestructuras y comercial, y prevé generar el doble de ingresos, con 14.300 millones de dólares. 

Palco23

04 jun 2018 - 11:15

Norteamérica se impone a Marruecos en el análisis de la Fifa por el Mundial 2026

 

 

Si la candidatura United 2026 no gana la adjudicación del Mundial de fútbol de ese año será una especie de milagro. El informe de evaluación de la Fifa ha otorgado una puntuación de 4 sobre 5 al proyecto de Estados Unidos, México y Canadá, mientras que el de Marruecos se ha quedado en 2,7 puntos. Además, la primera gana en todos los aspectos clave, como son las infraestructuras y el negocio, en una lista de veinte indicadores en los que sólo pierde en uno: el apoyo gubernamental.

 

“La candidatura de Marruecos 2026 está bien presentada y con fuerza en términos de compromiso gubernamental, pero necesitaría construir la mayoría de las infraestructuras relacionadas con el torneo”, recuerda el informe, sobre una cuestión que iría en contra de los criterios de sostenibilidad que predominan hoy. Además, temen que no todos los trabajos puedan completarse a tiempo. “United 2026, por el contrario, ya tiene unos niveles prometedores de infraestructuras ya en marcha y plenamente operativas”, añade.

 

Este aspecto no sólo redunda en una inversión menor por parte del comité organizador, lo que se traducirá en mayores beneficios, sino que permitirá a la Fifa “centrarse en una serie de iniciativas apasionantes relativas a las ciencias del deporte, la interacción con el aficionado y multimedia y otras formas de digitalización”. Un foco en hacer crecer el negocio que explica por qué Norteamérica se ve capacitada para generar ingresos por 14.300 millones de dólares, prácticamente el doble que Marruecos (7.200 millones de dólares).

 

 

 

 

Estas cifras ya de por sí hacen más lucrativa la propuesta ubicada al otro lado del Atlántico, pues su menores inversiones necesarias ofrecen más margen. El país africano, por su parte, se ha comprometido a invertir 2.100 millones de dólares en la remodelación de cinco estadios y la construcción de otros tres, incluido el Grand Stade de Casablanca con capacidad para 93.000 espectadores. No obstante, el informe señala que nueve necesitan ser reconstruidos completamente y cinco necesitan una remodelación “significativa”. En el caso de los centros de entrenamiento, aún no existen 69 de las 130 prometidas.

 

EEUU, Canadá y México han presentado 23 estadios operativos y que cumplen las exigencias, cuando solo son necesarios 16. Eso sí, la Fifa advierte que cinco de ellos presentan problemas de transporte para que grandes masas de aficionados lleguen al recinto. Además, se compromete a que once de ellos dejen de utilizar césped artificial y que sea natural en caso de adjudicación, y a reordenar asientos en aquellos complejos donde hay elementos arquitectónicos que dificultan la visibilidad. “El equipo de investigación tuvo la opinión de que United 2026 ha presentado una oferta de estadios plenamente operativos, de alta calidad y ya existentes”, añade.

 

La verdadera goleada llega en el plano comercial y, por lo tanto, en la rentabilidad del evento. Marruecos limita los costes operacionales a 1.900 millones de dólares, ya que la inversión en las infraestructuras será asumida directamente por el país y no por el comité organizador, a lo que se añaden unos “costes laborales bajos”. Además, ha prometido exención de impuestos en los ingresos que se generen por televisión, patrocinios y hospitality.

 

 

 

 

Es una ventaja tributaria que Norteamérica no puede prometer al 100%. Canadá, que acogerá el 12,5% de los partidos,  sólo ofrece “una limitada exención fiscal para ingresos por televisión”, mientras que México, con otro 12,5% de encuentros, el Gobierno ha prometido “una exención fiscal completa”. En EEUU, que asume el 75% de la competición, esa exención por televisión también será total.

 

El país africano también intenta jugar la carta del legado, que anteriormente siempre decantó la balanza. En concreto, recuerda que las inversiones en infraestructuras permitirán dinamizar su economía y ejecutar una transición hacia una economía verde e inclusiva, pues el proyecto lleva aparejada la construcción de numerosas infraestructuras de comunicaciones. Por el contrario, United 2026 defiende que su gran aportación no sólo será la de mejorar el nivel del fútbol en los tres países, sino también abrir este deporte a una comunidad global de aficionados.