07 Oct 2022 | 17:02

Líder en información económica del deporte

Entorno

Los precios deportivos suben un 1,5% en julio y el IPC general alcanza su máximo histórico

El Índice de Precios al Consumo (IPC) ha registrado máximos históricos, con una subida de su tasa interanual del 10,8%, su nivel más alto desde 1984 y seis décimas por encima de la registrada en junio.                   

Los precios deportivos suben un 1,5% en julio y el IPC general alcanza su máximo histórico
En deporte, el precio de las bicicletas fue el motor de la inflación en el sector, con un alza interanual del 4,9% en julio.

Palco23

12 ago 2022 - 09:30

Los precios en el deporte siguen subiendo en julio. En el séptimo mes del año, el Índice de Precios de Consumo (IPC) de los servicios recreativos, deportivos y culturales registró la mayor alza interanual desde abril del 2020, con una subida del 1,5%, según datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

Por su parte, el IPC general ha registrado máximos históricos, con una subida de su tasa interanual del 10,8%, su nivel más alto desde 1984 y seis décimas por encima de la registrada en junio. La inflación encadena así tres meses consecutivos de ascensos, desde el 8,3% de abril. La inflación subyacente, que excluye la evolución de los sectores más volátiles, aumentó en julio seis décimas, hasta el 6,1%, su valor más alto desde enero de 1993.

 

En deporte, el precio de las bicicletas fue el motor de la inflación en el sector, con un alza interanual del 4,9% en julio, cuatro décimas menos que en junio. El sector ciclista comenzó a registrar máximos históricos a finales de 2020 y sigue manteniéndose en tasas elevadas.

 

 

 

El precio de los espectáculos recreativos y deportivos subió siete décimas en el séptimo mes del año, situándose en el 3,5%. Por otro lado, la participación en servicios recreativos y deportivos se encareció un 1,3% interanual, la misma subida que en junio. Finalmente, el precio del equipamiento para deporte se elevó un 1,7% en julio, una décima más que el mes anterior.

 

Los sectores más inflacionistas en julio fueron: la electricidad, con una variación anual del 49%, la vivienda, que sitúa su tasa en el 23% a causa de los precios de la electricidad, el vestido y calzado, con un variación anual del 5%, y a los alimentos y bebidas no alcohólicas, que sitúa su tasa en el 13,5%, la más alta desde el comienzo de la serie, en enero de 1994. Por su parte, los precios de los transportes cayeron tres puntos en comparación con los datos de junio, hasta el 16,2%, por el descenso del precio los carburantes.

 

El IPC es un indicador coyuntural que mide la evolución de los precios de los bienes y servicios de consumo adquiridos por los hogares residentes en España. El indicador, con base 2016, se elabora mensualmente a partir de la observación de alrededor 220.000 precios mensuales.