Líder en información económica del deporte

Entorno

Los NFT de deporte ganan adeptos: cinco millones de fans tendrán uno en 2022

El deporte ahora se encuentra ante el reto de entender lo qué quiere el mercado y de ofrecer un producto que, por precio, valores y experiencia, se adapte a la demanda del usuario, rompiendo con el modelo de negocio actual. 

Los NFT de deporte ganan adeptos: cinco millones de fans tendrán uno en 2022
“El reto es saber qué quieres, tecnológicamente es fácil, pero hay que saber donde se hará, si en una plataforma propia o de un tercero, si se regalará, se subastará o será a un precio barato”, remarca Mompart.

M. L-E.

31 ene 2022 - 14:29

Los activos digitales ganan terreno en deporte. Entre cuatro y cinco millones de usuarios contarán con un NFT (activos no fungibles) del sector del deporte cuando termine 2022, según se desprende del último informe Predicciones TMT elaborado por Deloitte. Según las previsiones, los NFT del ámbito deportivo generarán más de 2.000 millones de dólares en transacciones en 2022, el doble de la cifra registrada en 2021. 

 

Los NFT son bienes indivisibles, que tienen un valor completo y, debido al contrato inteligente con el que están creados, no se pueden destruir, eliminar o replicar. A diferencia de la música, al adquirir un NFT, el bien intangible se obtiene en propiedad y pasa a formar parte de una única persona.

 

“Los clubes tenemos que enfocar el producto destinado a un gran volumen de gente con un poder adquisitivo normal o bajo” y, por lo tanto, hay que romper con el intento de monetizar activos deportivos de grandes precios, ha explicado Jordi Mompart, director de investigación y análisis del FC Barcelona, en una mesa redonda organizada por la consultora.

 

A su parecer, cuando se habla de NFT para los fans, “no hay que pensar en productos de miles de euros porque no los compra nadie”, sino que hay que enfocarse a productos “coleccionables e interesantes a un precio muy bajo”, de manera que se monetizará de manera indirecta, con descuentos, cupones o publicidad. De esta manera se debe ofrecer “algo interesante que no tenga un carácter especulativo de cara a tus fans”. Además, el directivo sostiene que, en el caso del deporte, hay que poner atención en la comunidad que tienen unos valores.

 

 

 

 

Por su parte, Juan Antonio Muñoz, socio del área de Risk Advisory de Deloitte, ha puesto de manifiesto que “la inversión-especulación es una moda pasajera”, por lo que el éxito de los NFT “dependerá de la alternativa”, que se pueda ofrecer y en ello, el deporte tendrá un papel crucial. 

 

Carlos Solana, director de innovación de Mediapro, ha remarcado que “el mercado tiene que consolidarse y llenarse de  utilidad”, recordando que, si la web 2.0 era “leer y escribir, la 3.0 es “leer, escribir y poseer”. Igual que Mompart, el directivo ha recordado que “tenemos que llegar a los usuarios y que piensen que un NFT no es una inversión, sino algo que se paga por un precio, como cuando me compro un helado”. “El fútbol es una comunidad y los NFTS tienen que servir para agrupar personas entorno a ella: en el futuro, cuando a alguien le preguntemos quién es, no te lo contará, te mostrarán los NFTs que tiene en su billetera virtual y que expresarán su personalidad”, vaticina el directivo.

 

 

 

 

El directivo, en cuanto a retos del sector, sostiene que esto no es tecnológico, sino que pasa por “tener una comprensión profunda acerca de los derechos”. Además, también considera que la usabilidad es clave porque “tiene que ser fácil de digerir y que el usuario no se vuelva loco”. 

 

“El reto es saber qué quieres, tecnológicamente es fácil, pero hay que saber donde se hará, si en una plataforma propia o de un tercero, si se regalará, se subastará o será a un precio barato”, remarca Mompart, por su parte.

Comenta la noticia en B+