Líder en información económica del deporte

Entorno

Los europeos se aferran a la hucha: el ahorro repunta en el último trimestre y cierra 2020 en máximos

España fue, junto con Dinamarca, el único país europeo donde la tasa de ahorro se redujo de nuevo en el último trimestre, con un descenso de dos puntos en relación al trimestre anterior.

I. P. G.

05 may 2021 - 04:48

Los europeos se aferran a la hucha: el ahorro repunta en el último trimestre y cierra 2020 en máximos

 

 

De cada cien euros disponibles, veinte se quedan debajo del colchón. Después de un año de restricciones, incertidumbre, expedientes de regulación temporal de empleo (Erte) y despidos, el ahorro de los hogares europeos bate récords históricos. A cierre de 2020, la tasa se situaba en el 19,8%, siete puntos más que el año anterior y muy lejos del 14% que llegó a rozarse en crisis financiera de 2009.

 

La pandemia provocó primero un ahorro forzado, por el recorte de ocasiones de gasto que supuso la pandemia: sin viajes ni comercios, el gasto se redujo necesariamente y el ahorro aumentó.

 

Sin embargo, los datos de Eurostat apuntan a que, aún con el levantamiento progresivo de las restricciones, los europeos continúan optando por la cautela y siguen engordando sus huchas.

 

A cierre de 2019, la tasa de ahorro en la zona euro se situaba en el 12,7%. En el primer trimestre de 2020, con las primeras restricciones en Italia y, más adelante, en España y el resto de Europa, repuntó hasta el 16,8%, lo que fue ya un máximo histórico.

 

 

 

 

En el segundo trimestre, con prácticamente toda la economía no esencial cerrada en Europa, a excepción del canal online, el ahorro se disparó hasta el 25,1% de toda la renta disponible. Con la reapertura parcial en el tercer trimestre bajó hasta el 17,5%, pero en el cuarto trimestre volvió a escalar hasta el 19,8%.

 

La curva es prácticamente calcada a la que dibuja la renta disponible de las familias de la zona euro, que repuntó un 0,6% intertrimestral en el primer trimestre, cayó un 2,6% en el segundo, repuntó un 4,2% en el tercero y volvió a contraerse un 0,8% en la recta final del año.

 

El consumo, por su parte, cayó cada mes salvo en el tercer trimestre, cuando se disparó un 12,4% debido a la baja base comparable. En el conjunto de la Unión Europea, la tendencia se repite, aunque la tasa de ahorro a cierre del año fue ligeramente menor, del 18,9%.

 

 

 

 

España destaca en la tabla porque es uno de los dos países en los que la tasa de ahorro se redujo en el cuarto trimestre y el consumo repuntó, pese a liderar los descensos en renta disponible.

 

Entre octubre y diciembre, el ahorro se redujo en dos puntos porcentuales, sólo por detrás de la contracción de 3,9 puntos registrada en Dinamarca. La renta, en cambio, se redujo un 2,1%, lo que la sitúa como la segunda mayor caída por detrás del 3,3% de Dinamarca y por delante del 1,8% de Italia.

 

España tiene, de hecho, una de las tasas de ahorro más bajas del continente, del 10,56%, sólo por delante de Dinamarca y Grecia. En cambio, lideran la tabla Alemania, con un 24,7%; Países Bajos, con un 24,15%, y Austria, con un 24%.