Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Martes, 31 Marzo 202015:52:42

Buscador

;Menu
h Entorno

Los EREs en el deporte se disparan un 43% y firman el peor año desde 2016

El número de expedientes de regulación de empleo en la industria deportiva, recreativa y de entretenimiento afectaron a 489 personas durante el año pasado. Al 53% de ellos se les suspendió el contrato y el 41% se vieron inmersos en despidos colectivos.

28 Feb 2020 — 04:58
P. López
Compartir
Me interesa

 Los EREs en el deporte se disparan un 43% y firman el peor año desde 2016

 

 

La industria deportiva, recreativa y de entretenimiento corta con la racha positiva en el descenso de los expedientes de regulación de empleo (EREs). Después de tres años consecutivos de caídas interanuales en el número de trabajadores afectados, en 2019 se disparó la cifra de personas que fueron despedidas. En concreto, 289 profesionales sufrieron un ERE en este sector, un 42,9% más que el año anterior.

 

La industria firmó el peor año desde 2016, y se anotó el mayor alza porcentual desde 2012, año en que la crisis económica y la subida del IVA, del 8% al 21% en la actividad de los gimnasios, mermaron a un sector que genera buena parte del empleo deportivo en España. El 2016 no fue un buen ejercicio para la industria del fitness, que, si bien estaba en fase de expansión por volumen de aperturas, hubo cadenas que estuvieron replegándose. Fue el caso de Virgin Active, que presentó un ERE que afectó a cuarenta empleados al cerrar una instalación en Móstoles (Madrid).

 

Por tipo de procedimiento, la suspensión de contrato fue la que alcanzó a más trabajadores. Supuso el 53,1% de los EREs, con 260 personas afectadas, un 71% más que el año anterior, según los datos de la Estadística de Regulación de Empleo. Es el segundo incremento porcentual más elevado de la serie, sólo por detrás de 2011, cuando el número de suspensiones de contrato prácticamente se doblaron respecto a 2010, con un incremento del 91,7%.

 

 

 

 

Los despidos colectivos, por su parte, afectaron a 204 profesionales, un 42,9% del total. Es un 47,8% más que en 2018. En cambio, el número de reducciones de jornada cayeron un 51%, hasta implicar a 25 trabajadores. Es el mejor registro de la serie desde 2009, cuando se registraron un 28,6% menos de EREs que el año pasado. Viéndolo en perspectiva y comparando los datos de 2019 con los de hace diez años, el número de procedimientos sólo ha caído un 1,2%.

Eso sí, comparándolo con el momento más duro de la crisis económica, que en la industria deportiva fue 2012, la cifra ha caído un 76%. Es decir, el sector está lejos de los registros que se dieron en plena recesión, pero en 2019 se registró un incremento que responde al cierre de negocios en una industria que abarca desde gimnasios hasta parques temáticos.

 

Uno de los últimos cierres que se ha dado en el sector del fitness en España es el de un club en el centro comercial Alegra de San Sebastián de los Reyes, que afectó a 26 trabajadores que formaron parte del expediente de regulación de empleo. Otros trece empleados fueron reubicados en otros clubes de Holmes Place, que fue la empresa que gestionaba el centro.

 

En 2020 se ha empezado a negociar el V convenio colectivo de instalaciones deportivas, y los sindicatos han introducido como reivindicación aumentar las indemnizaciones en caso de finalización de contrato. En concreto, UGT y CCOO exigen a los empresarios que compensen con doce días de salario por cada año trabajado, en lugar de once días, que es lo que dicta el convenio denunciado por los sindicatos.

 

Más personas ocupadas, pero también más profesionales en desempleo

El incremento interanual de los EREs de 2019, por el que se ha superado la cifra de procedimientos de los dos últimos años, no significa que la industria esté creando menos empleo. De hecho, según la Encuesta de Población Activa (EPA), el sector deportivo, recreativo y de entretenimiento cerró el mejor año de la historia en 2019, con 229.000 personas ocupadas, un 6,9% más que el año anterior.

 

Eso sí, pese a que hay más profesionales que nunca con trabajo, también ha aumentado el número de personas en situación de desempleo. Según reflejan los datos del INE, a cierre de 2019 había 38.800 parados, un 13,1% más que el año pasado. Conforme la cifra de ocupados y de parados crece, la industria asume un mayor número de personas activas, es decir, con trabajo o en busca de empleo, lo que demuestra que el sector está en fase de crecimiento, aunque de momento sólo represente un 1,1% del total de personas ocupadas en España.

La industria deportiva, recreativa y de entretenimiento corta con la racha positiva en el descenso de los expedientes de regulación de empleo (EREs). Después de tres años consecutivos de caídas interanuales en el número de trabajadores afectados, en 2019 se disparó la cifra de personas que fueron despedidas. En concreto, 289 profesionales sufrieron un ERE en este sector, un 42,9% más que el año anterior.

La industria firmó el peor año desde 2016, y se anotó el mayor alza porcentual desde 2012, año en que la crisis económica y la subida del IVA, del 8% al 21% en la actividad de los gimnasios, mermaron a un sector que genera buena parte del empleo deportivo en España. El 2016 no fue un buen ejercicio para la industria del fitness, que, si bien estaba en fase de expansión por volumen de aperturas, hubo cadenas que estuvieron replegándose. Fue el caso de Virgin Active, que presentó un ERE que afectó a cuarenta empleados al cerrar una instalación en Móstoles (Madrid).

Por tipo de procedimiento, la suspensión de contrato fue la que alcanzó a más trabajadores. Supuso el 53,1% de los EREs, con 260 personas afectadas, un 71% más que el año anterior, según los datos de la Estadística de Regulación de Empleo. Es el segundo incremento porcentual más elevado de la serie, sólo por detrás de 2011, cuando el número de suspensiones de contrato prácticamente se doblaron respecto a 2010, con un incremento del 91,7%.

 

 

Los despidos colectivos, por su parte, afectaron a 204 profesionales, un 42,9% del total. Es un 47,8% más que en 2018. En cambio, el número de reducciones de jornada cayeron un 51%, hasta implicar a 25 trabajadores. Es el mejor registro de la serie desde 2009, cuando se registraron un 28,6% menos de EREs que el año pasado. Viéndolo en perspectiva y comparando los datos de 2019 con los de hace diez años, el número de procedimientos sólo ha caído un 1,2%.

Eso sí, comparándolo con el momento más duro de la crisis económica, que en la industria deportiva fue 2012, la cifra ha caído un 76%. Es decir, el sector está lejos de los registros que se dieron en plena recesión, pero en 2019 se registró un incremento que responde al cierre de negocios en una industria que abarca desde gimnasios hasta parques temáticos.

Uno de los últimos cierres que se ha dado en el sector del fitness en España es el de un club en el centro comercial Alegra de San Sebastián de los Reyes, que afectó a 26 trabajadores que formaron parte del expediente de regulación de empleo. Otros trece empleados fueron reubicados en otros clubes de Holmes Place, que fue la empresa que gestionaba el centro.

En 2020 se ha empezado a negociar el V convenio colectivo de instalaciones deportivas, y los sindicatos han introducido como reivindicación aumentar las indemnizaciones en caso de finalización de contrato. En concreto, UGT y CCOO exigen a los empresarios que compensen con doce días de salario por cada año trabajado, en lugar de once días, que es lo que dicta el convenio denunciado por los sindicatos.

Más personas ocupadas, pero también más profesionales en desempleo

El incremento interanual de los EREs de 2019, por el que se ha superado la cifra de procedimientos de los dos últimos años, no significa que la industria esté creando menos empleo. De hecho, según la Encuesta de Población Activa (EPA), el sector deportivo, recreativo y de entretenimiento cerró el mejor año de la historia en 2019, con 229.000 personas ocupadas, un 6,9% más que el año anterior.

Eso sí, pese a que hay más profesionales que nunca con trabajo, también ha aumentado el número de personas en situación de desempleo. Según reflejan los datos del INE, a cierre de 2019 había 38.800 parados, un 13,1% más que el año pasado. Conforme la cifra de ocupados y de parados crece, la industria asume un mayor número de personas activas, es decir, con trabajo o en busca de empleo, lo que demuestra que el sector está en fase de crecimiento, aunque de momento sólo represente un 1,1% del total de personas ocupadas en España.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...