19 Ene 2022 | 15:50

Líder en información económica del deporte

Entorno

Los clubes de Segunda B y Tercera piden no pagar a la Rfef hasta que reparta el dinero de la Copa

ProLiga, que reúne ya a la inmensa mayoría de equipos de estas dos categorías, ha pedido a la Audiencia Nacional que cautelarmente le exima de realizar cualquier abono, ya que denuncian una deuda de 23 millones de euros.

Palco23

25 jul 2017 - 19:15

No sólo La Liga se personará como acusación particular en la causa que investiga la corrupción en la Real Federación Española de Fútbol (Rfef). ProLiga, ente que agrupa a la mayoría de equipos de Segunda B y Tercera, ha anunciado que seguirá los mismos pasos y, además, ha solicitado al juez Santiago Pedraz que, de forma cautelar, le exima de realizar cualquier pago a la entidad que todavía preside Ángel María Villar.

 

La asociación considera que no deberían pagar “por cualesquiera conceptos federativos, entre otros, a título enunciativo no limitativo, gastos por inscripción en competiciones, gastos por tramitación de licencias, gastos de mutualidad, gastos por arbitrajes, etcétera”. Al menos, hasta que no se resuelva el reparto del 1% de los ingresos por televisión de la Copa del Rey, que, según su presidente Óscar Garvín, hace que la deuda con los clubes modestos se sitúe en 23 millones de euros.

 

ProLiga considera que, de tener que hacer frente a los costes  federativos sin antes haber recibido una parte importante de sus ingresos, “los clubes corren serio riesgo de no poder afrontar los gastos iniciales para comenzar la competición”. “Es una situación insostenible”, ha enfatizado Garvín a través de Twitter, en referencia a que la deuda podría situarse en 50 millones de euros si mañana no se aborda esta situación en la asamblea general de la Rfef.

 

Garvín ha indicado estos días que el dinero de la Copa del Rey, para el que han propuesto un nuevo modelo de reparto, “es necesario para crear estructuras sólidas y ayudar a cumplir la legalidad vigente. “Dicho dinero hubiera impedido algún descenso administrativo”, ha añadido.