18 May 2022 | 18:13

Líder en información económica del deporte

Entorno

Los ciudadanos de Calgary rechazan su candidatura para los Juegos de Invierno de 2026

El 56,4% de los habitantes votó en contra de que la ciudad canadiense siga adelante con el proyecto, pese a que finalmente sí que logró el apoyo financiero que exigía al gobierno Estatal para continuar en la carrera para albergar la cita.

Palco23

14 nov 2018 - 11:41

Los ciudadanos de Calgary dan la espalda a la candidatura olímpica de la ciudad para los Juegos de Invierno 2026. La ciudad había recibido el visto bueno del Gobierno de Canadá para incrementar su aportación económica hasta 1.272 millones de euros, y el Ayuntamiento y el Ejecutivo de la provincia de Alberta estaban a favor de albergar la cita. Sin embargo, en la consulta realizada a la ciudadanía, el 56,4% de los votantes han rechazado la propuesta. Como resultado, es posible que Calgary retire su candidatura y ya sólo sigan en la carrera Estocolmo (Suecia) y Milán – Cortina d’Amperezzo (Italia).

 

En el referéndum, que fue de participación voluntaria, votaron 304.774 personas de los  767.734 ciudadanos que estaban llamados a formar parte de la consulta. Sólo 171.750 personas se mostraron a favor de la propuesta. La consecuencia directa de estos resultados es la retirada del apoyo económico que el Gobierno de Alberta iba a aportar siempre y cuando los ciudadanos depositaran su voto favorable a albergar los Juegos de Invierno.

 

La posible retirada de Calgary supone un cambio de planes para el Comité Olímpico Internacional (COI), ya que la ciudad contaba con la infraestructura necesaria para celebrar la cita. Según la agenda 2020 del organismo, ahora se premia la sostenibilidad y el asignar sedes olímpicas a aquellas ciudades que, o bien ya cuenten con los equipamientos necesarios y no requieran una gran inversión, o bien construyan infraestructuras que permanezcan en el tiempo y dejen un legado olímpico.

 

No es la primera vez que una posible sede olímpica peligra por la falta de apoyo social. Las candidaturas de Graz (Austria) y Sion (Suiza) también se han caído de la carrera porque en sus respectivos referéndums la ciudadanía optó por rechazar la propuesta.