07 Oct 2022 | 16:52

Líder en información económica del deporte

Entorno

Lola Romero (Atlético de Madrid): “El CSD debe hacer de juez y mediar”

Además de la confrontación, la directiva asegura que un gran problema del fútbol femenino español es no haber televisado todos los partidos. “La audiencia pierde el hilo conductor y esto es lo peor porque desconecta”, alerta.

Lola Romero (Atlético de Madrid): “El CSD debe hacer de juez y mediar”
Referente a la hegemonía deportiva del FC Barcelona, Romero recuerda que “son ciclos, porque la gente no dura para siempre, anteriormente le tocó al Atlético de Madrid”.

M. L-E.

29 jul 2022 - 05:00

El Consejo Superior de Deportes (CSD), la clave para el futuro del fútbol femenino nacional. Lola Romero, directora del Atlético de Madrid, considera que el CSD debe mediar en el conflicto entre la Real Federación Española de Fútbol (Rfef) y la Liga Profesional de Fútbol Femenino (Lpff).

 

 

“Hay que sentar a las partes y hacerles ver que hay que entenderse, a veces hay que ser juez porque si no, no se va a acabar nunca”, reflexiona la directiva. “No debería ser su papel, pero hay que partir de una base sana y es al revés, puede coger la patata caliente; quien debe remar es el CSD, como siempre ha hecho”, asegura, recordando que “han vuelto los fantasmas del pasado”.

 

Este es uno de los apuntes que se recoge en el quinto capítulo de Palco Deportivo, podcast sobre el negocio del deporte que organiza Palco23 junto a Mundo Deportivo. Este quinto capítulo busca resolver algunas cuestiones sobre la futura competición, que empezará el 10 de septiembre y que aún tiene muchos interrogantes por delante.

 

 

 

 

Además, la directiva responde al CSD que los únicos “rehenes” que hay en el enfrentamiento son los clubes y no las jugadoras, tal como aseveró el martes el organismo. “Es una pena el ejemplo que se está dando con guerras absurdas, pero esta transición quizás es un peaje; la situación actual nos impide trabajar y las entidades nos merecemos un respeto porque hemos invertido y seguimos invirtiendo”, sentencia.

 

De hecho, Romero asegura que si la Barclays FA Women’s Super League está teniendo éxito y vende los derechos audiovisuales a ocho millones de libras por temporada (9,5 millones de euros) es por “porque todo el mundo se lleva bien y no hay discrepancias”.

Además de la confrontación, la directiva asegura que un gran problema es no haber televisado todos los partidos. “La audiencia pierde el hilo conductor y esto es lo peor porque desconecta”, alerta.

 

 

 

 

Por otro lado, la directiva asegura que “todas nos sentimos cómodas con el modelo actual” y que formar parte de una Sociedad Anónima Deportiva, como es el caso del Atlético de Madrid, “engrandece el área femenina”, aunque reconoce que “lo difícil es no doparla”. “Al principio, el femenino era una herramienta social, pero ahora es profesionalidad”, sentencia. “El camino para seguir creciendo es dejar de dopar y que haya más ingresos, este es el camino, teniendo ingresos más independientes y con patrocinadores potentes y que les den sustento”, reflexiona.

 

Referente a la hegemonía deportiva del FC Barcelona, Romero recuerda que “son ciclos, porque la gente no dura para siempre, anteriormente le tocó al Atlético de Madrid”. “En cuanto la competición sea profesional, será más equilibrada”, remarca.

 

Por su parte, Begoña Villarrubia, periodista de Mundo Deportivo, considera que “si no se pueden dar pasos porque se encuentran trabas hay que avanzar”. “Se sigue arrastrando una herencia del masculino, es una pena empezar con esta mala imagen”, reitera. En este contexto, asegura que “hay que seguir el ejemplo del Barça y no criticarlo” y que la apuesta de los clubes españoles debe ser “ir a la par del Arsenal, París Saint Germain o Olympique de Lyon”. “Con toda esta entrada de espónsores, el fútbol femenino va a reforzarse”, sentencia.  

 

 

 

 

La Lpff empezará a competir el fin de semana del 10 de septiembre. La exdirectora general de Deporte del Gobierno del Principado de Asturias y antes jugadora, entrenadora y presidenta del Oviedo Moderno, Beatriz Álvarez, es encargada de pilotar el proyecto, pero lo hace a contrarreloj, con el objetivo de tener una estructura directiva a punto para dar el pistoletazo de salida a la primera temporada en condición de profesional.

 

Sin embargo, los conflictos entre federación y competición están ralentizando los plazos y pocos datos se conocen, por lo que hay muchas preguntas en el aire. Si bien es verdad que el fútbol femenino vive un momento dulce con datos esperanzadores de audiencia, como los 1,4 millones de espectadores del partido de la Eurocopa entre Alemania y España. Otro dato que refleja la demanda de fútbol femenino son las 67.149 mujeres federadas que tenía la Rfef en 2021 o los 5,5 millones de euros de presupuesto con los que cuenta el Barça femenino.

 

Pero más allá de estos datos, el sector se pregunta si la nueva competición podrá igualar los 24 millones de libras que pagan por tres temporadas Sky Sports y la BBC por la máxima competición inglesa de fútbol femenino.

 

Para llegar a ello, el CSD ha destinado 16 millones a los clubes para acometer las mejoras estructurales necesarias para la competición, con cargo a los fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Además, aportará cinco millones de euros por temporada a la constitución del organismo de la liga que permitirán diseñar planes estratégicos.