08 Dic 2021 | 06:57

Líder en información económica del deporte

Entorno

Especial 2020: El negocio del deporte en el año del Covid-19

Latinoamérica evidencia sus problemas estructurales con el mayor golpe por el Covid-19

A los contagios y el decrecimiento económico se sumaron en 2020 la inestabilidad social en Chile o Perú y el cambio de Gobierno en Bolivia. La región concluye 2020 como uno de los peores resultados económicos del mundo.

Christian De Angelis

21 dic 2020 - 04:49

Latinoamérica evidencia sus problemas estructurales con el mayor golpe por el Covid-19

 

 

Como cada año, Palco23 realiza en las últimas semanas de diciembre un repaso a los últimos doce meses en el negocio del deporte, marcados por el impacto de la pandemia del Covid-19. Análisis macroeconómico de España y el mundo, recorrido por los fenómenos sociales que ha provocado el coronavirus y reportajes sobre el impacto en los principales clubes, competiciones y federaciones del sector forman el Especial 2020: el negocio del deporte en el año del Covid-19.

 

 

La pandemia ha vuelto a poner en 2020 en evidencia las debilidades estructurales de Latinoamérica, una de las regiones del mundo con una mayor tasa de muertes por la pandemia a pesar de la tardía llegada de la enfermedad a la región y, también, con un ajuste económico más acusado a causa de la pandemia.

 

En octubre, un estudio de la Universidad John Hopkins señalaba a debilidades de la región como la alta informalidad laboral, el hacinamiento y la densidad de población, la pobre infraestructura hospitalaria o la incapacidad de los sistemas sanitarios para desplegar mecanismos de testeo y trazabilidad de los contagios. A ello se sumó el negacionismo de Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, mayor país de la región y el segundo del mundo, tras Estados Unidos, con más muertes registradas por la pandemia, con cerca de 180.000 fallecidos.

 

Al golpe de la pandemia se sumaron en 2020 varias crisis locales de importancia. Chile comenzó el año en pleno estallido social iniciado en octubre del año anterior por la subida de precios del transporte público en Santiago y que terminó con 34 muertos y el compromiso del Gobierno en con una nueva agenda social. El pasado octubre, otro brote de protestas enturbiaron la aprobación de la nueva constitución del país, que recibió un amplio apoyo.

 

 

Los enfrentamientos violentos entre manifestantes y policías también marcaron la agenda política en Perú, cuyo Congreso depuso a Martín Vizcarra de la presidencia del país, que terminó recayendo de forma interina en el centrista Francisco Sagasti. Perú celebrará elecciones el próximo abril.

 

Otro foco estuvo en Bolivia, que celebró sus elecciones presidenciales en octubre y en las que salió elegido Luis Arce, exministro con Evo Morales, después de casi un año de gobierno interino con Jeanine Áñez. En Venezuela, la actualidad estuvo marcada por unas elecciones boicoteadas por la oposición y sin reconocimiento internacional en las que apenas votó el 30% del censo electoral.

 

 

Con todo, la región concluyó 2020 con uno de los peores resultados económicos del mundo, atendiendo a las previsiones realizadas en octubre por el Fondo Monetario Internacional (FMI). El PIB de América Latina y Caribe cayó, según estas previsiones, un 8,1% en 2020, tras mantenerse plano en 2019, y la recuperación sólo llegará al 3,6%.

 

México y Argentina, dos de las potencias de la zona, fueron también todas de las economías más afectadas, con caídas previstas en 2020 del 9% y del 11,8%. El ajuste también estuvo algo por encima de la media en Colombia, con una caída del PIB del 8,2%.