21 May 2022 | 15:14

Líder en información económica del deporte

Entorno

Las exportaciones deportivas no remontan y caen un 2,6% hasta marzo

La venta de artículos deportivos al extranjero continúa con la tendencia negativa en 2019 y factura 176,3 millones de euros durante los tres primeros meses del año. La caída de las bicicletas y los artículos de deportes náuticos son las principales causas de la desaceleración.

Palco23

21 may 2019 - 13:30

La venta de artículos deportivos al extranjero continúa con la tendencia negativa en 2019 y factura 200,5 millones de euros durante los tres primeros meses del año. La caída de las bicicletas y los artículos de deportes náuticos son las principales causas de la desaceleración.

 

 

Las exportaciones deportivas no remontan en 2019. Pese a frenar la caída de los meses anteriores, han experimentado un retroceso del 2,6% hasta marzo, con una facturación de 176,3 millones de euros. Este descenso se ha producido por una menor venta de bicicletas, las tablas de surf y otros deportes náuticos.

 

La comercialización exterior de bicicletas continúa cayendo y durante los tres primeros meses del año han disminuido un 30,8%, hasta 24,4 millones de euros. Esta tendencia es especialmente acusada por el sector deportivo, ya que los artículos de ciclismo son el tercer producto con mayor volumen de ventas hacia el extranjero, sólo por detrás del fitness y el esquí.

 

El sector de la nieve ha logrado mantener su facturación estable gracias al calzado, cuyas ventas alcanzaron 11,3 millones de euros, un 53% más que en los tres primeros meses de 2018. La exportación de esquís también creció en este período de tiempo hasta 10 millones de euros, un 42,5% más.

 

 

 

 

En cuanto a los artículos de fitness y el material para la gimnasia, la cultura física y el atletismo volvieron a situarse a la cabeza del sector, con un incremento en las ventas del 24,4%, hasta 40,6 millones de euros. Por otro lado, los esquís acuáticos, las tablas de surf y los artículos de deportes náuticos sufrieron la mayor caída hasta marzo de 2019, con un 35,5%, hasta 5,8 millones de euros.

 

Por otro lado, las importaciones también continuaron con el retroceso iniciado a principios de año, cuando España puso fin auna racha histórica de más de diez años de crecimiento. Hasta marzo de 2019, la compra de productos al extranjero cayó un 3,06%, hasta 474 millones de euros.

 

Los motivos se deben, principalmente, a la menor adquisición de bicicletas y calzado, dos sectores que han comenzado a relocalizar la fabricación. La balanza comercial de España, no obstante, continúa siendo negativa, con un diferencial de 273,5 euros.