16 May 2022 | 06:51

Líder en información económica del deporte

Entorno

Las apuestas deportivas superan los 5.000 millones en 2016 tras crecer un 22%

El sector del deporte supone el 46,94% del total de juego online en España, que incluye las modalidades del póquer, casinos y bingo, entre otros.

Guillermo G. Recio

12 abr 2017 - 05:00

Las apuestas deportivas online siguen al alza en España. El escándalo del CD Eldense ha vuelto a poner en cuestión la integridad de algunos deportistas respecto al sector de las apuestas, y es que las cantidades jugadas en este segmento no son baladí. Este año, superaron la barrera de los 5.000 millones de euros al mover 5.111 millones, un 22,27% más que en 2015.

 

La evolución no fue mayor que la del pasado año, pero si se compara esta cifra de negocio con 2014, el crecimiento fue del 76,55%. En este contexto, cabe resaltar que el juego online cada vez necesita más ir acompañado de retransmisiones en directo, como evidencia la caída del negocio de La Quiniela (se apuesta antes del pitido inicial) y el fuerte auge de los operadores que permiten jugar minuto a minuto.

 

La tendencia alcista de este tipo de juego estuvo por debajo del alza del conjunto del sector, que facturó 10.886,85 millones de euros, un 27,14% más. Ello implicó que el peso del deporte en el total del juego en España se rebajara del 48,81% al 46,94% en el último año.

 

Las casas de apuestas registraron unos ingresos brutos (GGR, por sus siglas en inglés) de 238,15 millones de euros, un 32,46% más que en 2015, según los datos oficiales de la Dirección General de Ordenación del Juego, que depende del Ministerio de Hacienda y que han sido recopilados por Palco23.

 

El grueso del sector de este negocio sigue estando en las apuestas deportivas de contrapartida, donde la compañía establece un importe a ganar por euro apostado. Este segmento, en el que operan la mayoría de compañías como Sportium y Bet365, entre otros, creció un 20,21%, hasta 4.909,3 millones de euros, la práctica totalidad del negocio.

 

 

 

El gran crecimiento del año se encuentra en las apuestas deportivas cruzadas, que son aquellas en las que la casa actúa como intermediaria entre los jugadores y el garante de las apuestas realizadas. Esta tipología movió 86,62 millones de euros, un 365,2% más que en el año anterior.

 

Durante este año, cabe resaltar la entrada de Mediapro en este segmento en el que ya se encontraban Bwin, Betfair y William Hills desde unos meses antes. Con Carcaj, el grupo audiovisual se queda un 5% de comisión respecto a las cantidades jugadas.

 

Las apuestas hípicas, que son todas de contrapartida, registraron un alza del 22,85%, hasta 77,04 millones de euros. Por otro lado, las apuestas deportivas mutuas, donde se crea un bote que luego se reparte entre los acertantes como ocurre en La Quiniela, cayeron un 35,71%, hasta 0,09 millones.

 

Este apartado no incluye todas las apuestas que se realizan en esta modalidad, ya que sólo están incluidas las que se hacen a través de Internet. Según la memoria de Loterías y Apuestas del Estado, la división deportiva, facturó 284,1 millones de euros en 2015, siendo La Quiniela la que aportó la mayor parte de este importe muy por delante del Quinigol.

 

La categoría de otras apuestas de contrapartida, que entró en el sector hace pocos años con licencias especiales de cultura, por ejemplo, también ha evolucionado positivamente, hasta los 38,02 millones de euros.