25 May 2022 | 09:59

Líder en información económica del deporte

Entorno

La UGT pide sentido común a AFE para avanzar en el convenio del fútbol femenino

El sindicato, uno de los dos mayoritarios junto a CCOO en España, insta a desencallar la constitución de la mesa de negociación para asegurar unas condiciones de trabajo dignas para las jugadoras.

Palco23

05 oct 2018 - 16:26

La presión vuelve a estar en el tejado de AFE. El sindicato mayoritario del fútbol español no está aceptando la entrada de nuevos representantes de los trabajadores, una intransigencia que puede poner en peligro la firma del primer convenio colectivo de las futbolistas en España. “La reputación del fútbol español debe reforzarse allí donde no siempre llegan los focos y en terrenos no estrictamente deportivos”, le recuerda UGT en un comunicado, en el que defiende su voluntad de participar en esta negociación.

 

La organización presidida por David Aganzo se negó ayer a que el centenario sindicato y el recién creado Futbolistas ON participen en las conversaciones, atribuyéndose el 90% de la representación tras unas votaciones que han sido calificadas de irregularidades. De hecho, esa posición es la que impidió ayer que se constituyera la mesa de negociación. “La AFE parece que no ve con buenos ojos que la representación de las jugadoras de fútbol de este país no sea un monopolio exclusivo de la citada asociación”, critica UGT.

 

El sindicato recuerda que los esfuerzos deberían estar en resolver la poca visibilidad y apoyo económico que ha recibido. “El fútbol femenino en España no ha recibido, históricamente, la atención mediática y social que, probablemente, merece. Esta realidad ha impedido que se visualice suficientemente a unas profesionales –las futbolistas– que, como cualquier profesional deportivo, deben contar con un marco laboral que garantice sus derechos”.

 

La organización señala que “quiere ser partícipe de una oportunidad histórica que dignifique laboralmente a las profesionales del fútbol femenino y ponga en valor una disciplina deportiva que, muchas veces, queda opacada por el apabullante atractivo mediático y la demanda social del futbol de élite masculino”. En este sentido, aunque sin entrar en detalles, hace referencia también a que se establezca un salario mínimo interprofesional.