Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Viernes, 15 Noviembre 201918:22:15

Buscador

;Menu
h Entorno

La Rfef promete 30,8 millones a los clubes de Segunda División B y Tercera División

Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, ha presentado el programa Impulso23, con el que pretende revitalizar las competiciones inferiores y garantizar la sostenibilidad de los clubes.

04 Nov 2019 — 17:41
Palco23
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, ha presentado el programa Impulso23, con el que pretende revitalizar las competiciones inferiores y garantizar la sostenibilidad de los clubes.

 

 

La Real Federación Española de Fútbol (Rfef) presenta su proyecto para revitalizar las competiciones de Segunda División B y Tercera División. El organismo prevé un reparto de ingresos de 30,81 millones de euros para los clubes de ambas categorías, un incremento del 33% respecto a 2018-2019. La mayor parte saldrá de los fondos propios de la federación, que aportará 23,16 millones de euros, siempre que los clubes cumplan con el control económico que pretende impulsar el organismo y que se cumpla la previsión de ingresos derivados de la venta de los derechos audiovisuales de la Copa del Rey.

 

“Va a haber un nuevo modelo”, indicaba Luis Rubiales, presidente de la Rfef. “Lo que queremos con este nuevo formato es que, cuando se hable de economía en los clubes locales las palabras que se pronuncien sean certeza y estabilidad”, ha añadido el ejecutivo. El proyecto, denominado Impulso23, será de adscripción voluntaria y apostará por unas medidas de contención de gasto de los clubes y de control económico que todas las entidades deberán cumplir para beneficiarse de dichas mejoras.

 

“Primero debemos conocer cuál es la situación de cada club. Una vez tengamos todos los datos, nos hemos dado un plazo de tres años para realizar un estudio de la evolución de las cuentas y así establecer unos estándares ajustados a la realidad”, ha asegurado Andreu Camps, secretario general de la institución. Es decir, que la aprobación de un modelo de control económico se aprobará el cuarto año, cuando está previsto que concluya el plan Impulso23 y se abra una segunda fase.

 

 

 

 

¿Cuáles son las aportaciones de los clubes? Lucir la imagen de la competición en cuestión (sea liga regular o copa) en estadios y camisetas, cumplir con los requisitos económicos en los plazos establecidos por la Rfef y asegurar que los partidos se disputen en unos horarios acordes a las exigencias de la entidad. “Sobre este tema queremos llegar a un acuerdo antes de acabar la temporada”, ha asegurado Rubiales.

 

Ahora bien, ¿de dónde saldrán los ingresos que se repartirán entre los clubes? A los 23,16 millones que aporta la Federación, hay que sumar 7,65 millones de euros derivados del convenio con LaLiga y entre dos millones y tres millones de euros procedentes de la Copa del Rey. Sin embargo, la Rfef aún no ha logrado vender los derechos televisivos del torneo después de que los dos procesos de presentación de ofertas hayan sido declarados desiertos.

 

Aun así, Rubiales aseguró que “estamos en disposición de decir que vamos a vender los derechos por un mínimo de treinta millones de euros”. Aunque no se ha establecido el precio máximo al que podría alcanzar, es una cantidad que se aleja de las primeras previsiones establecidas por la Rfef, cuando aspiraba a captar 45 millones de euros por este activo. Este objetivo aún se podría alcanzar si se cumple la previsión de aumentar los ingresos a través de los patrocinadores.

 

 

 

 

Los ingresos de la Rfef para un club de Segunda División B pasarán a ser de 162.000 euros para aquellos que no disputan la Copa del Rey, un 44,6% más. Para ello se establece una ayuda fija de 100.000 euros, a la que se suman partidas de 10.000 euros por kilometraje, 1.200 euros para los balones, 26.410 euros para asumir el coste del arbitraje, y otros 4.500 euros en concepto de ayuda al scouting.

 

Para los que jueguen Copa del Rey la ayuda económica pasará de 135.000 euros, a 202.110 euros. Por participar en el torneo se garantiza un mínimo de 40.000 euros y, de ganar el partido y pasar de ronda, asciende a 45.000 más. Asimismo, habrá una línea directa de 50.000 euros en bonus por participar en el playoff de ascenso, y se repartirá a partes iguales entre todos los clubes. La mayor parte “la puso Mediaset, y Footters participó con una aportación minoritaria, pero no sabemos si este año será superior”, indicó el presidente.

 

En el caso de los equipos de Tercera División la aportación pasará de 34.200 euros a 42.000 euros, en el caso de los que no disputen Copa del Rey, un 40% más. Para aquellos que sí participen en el torneo, la cuantía ascenderá a 69.200 euros. Este incremento se derivará los incentivos que pueden obtener en caso de pasar de ronda. Es decir, si un club sólo juega un partido, se embolsará 31.000 euros y, de pasar a la segunda fase, aumentará a 35.000 euros.

 

“Este año es la edición en la que hay más clubes de Tercera División en el torneo”, ha asegurado el presidente del organismo. Además, se prevé que al haber cambiado el formato a partido único haya más oportunidades para estos equipos de poder ganar uno de sus partidos y, por tanto, acogerse a los bonus previstos. Asimismo, se mantendrán las ayudas por desplazamiento, que se sitúan en una media de 3.000 euros por club, y por balones, que será de 1.200 euros.

 

 

 

 

Sin embargo, el punto más destacado es el acuerdo televisivo sellado con Footers. “El año pasado se repartieron 151.000 euros de forma irregular entre los clubes, en función de las audiencias que generaban”, ha asegurado el directivo.

 

La propuesta para los próximos cuatro años es que aquellos clubes que se adscriban al programa impulso23, tengan garantizado un mínimo de 20.000 euros, aunque con una excepción: no contarán ni los filiales de clubes de LaLiga ni otros equipos afiliados. Eso sí, primero deberá negociar con los más de cuarenta clubes que ya han vendido sus derechos televisivos a otros operadores, algo que “se resolverá a lo largo de la temporada”, asegura.

 

Esta será una de las cuestiones fundamentales, pues según las estimaciones de la Federación los ingresos televisivos representan una media del 30% de los ingresos totales de un club de Segunda y el 37% en el caso de los de Tercera. La primera asamblea será el 16 de noviembre, y en ella se tratarán tanto los horarios, como los derechos televisivos, entre otras cuestiones. La previsión es que el plan Impulso23 “esté listo en febrero”, culminó Rubiales.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...