16 Ene 2022 | 23:57

Líder en información económica del deporte

Entorno

La justicia permite a la Rfef personarse en el proceso de la Superliga europea

El juzgado de lo Mercantil ha reconocido que el organismo es “una entidad a la que le corresponde organizar las actividades de ámbito estatal”. De este modo, la Rfef acompañará a LaLiga, que ya forma parte de la batalla judicial.

La justicia permite a la Rfef personarse en el proceso de la Superliga europea
El organismo presidido por Luis Rubiales cree que debe posicionarse en el asunto “para cumplir y hacer cumplir las directrices y decisiones”

Palco23

14 ene 2022 - 17:18

La Real Federación Española de Fútbol (Rfef) consigue entrar en la batalla judicial por la Superliga. El juzgado de lo Mercantil número 17 de Madrid ha admitido la personación del organismo en el procedimiento del caso de la Superliga europeatrámite en el cual entró LaLiga el pasado septiembre.

 

Según ha avanzado Europa Press, el organismo presidido por Luis Rubiales cree que debe posicionarse en el asunto “para cumplir y hacer cumplir las directrices y decisiones” de la Fifa, Uefa y de las federaciones miembro.

 

La justicia ha admitido la entrada de la Rfef en el procedimiento del caso de la Superliga porque al organismo “le corresponde calificar y organizar las actividades de ámbito estatal de la competición profesional”.

 

 

 

 

El mismo juzgado rechazó un recurso de la Uefa el pasado julio, impidiendo al organismo europeo que actuase en contra de la sociedad que asesora el nacimiento de la competición alternativa a la Champions League, A22 Sports Management.

 

En el recurso, el organismo rector del fútbol europeo pretendía excluir a esa sociedad de la demanda de los doce clubes fundadores contra la Uefa, a través de la cual solicitaba que no pudiesen tomar medidas contra los impulsores del proyecto, pero la justicia descartó dicha petición.

 

Fruto de la rápida respuesta contraria por parte de los estamentos de poder del fútbol y políticos de las principales potencias de Europa, el proyecto de competición hizo un nuevo borrador en el que se contemplaba la posibilidad de llevar a cabo el evento sin privilegios, al contrario de lo que se pretendía hacer de forma inicial.