Líder en información económica del deporte

Entorno

La inflación se dispara un 7,4% en Alemania en abril y alcanza su mayor cifra desde 1981

La oficina de estadística alemana destacó que la subida de precios en el país se debía, de forma sustancial, al incremento de los precios de la energía junto a los cuellos de botella y el encarecimiento de los alimentos. 

La inflación se dispara un 7,4% en Alemania en abril y alcanza su mayor cifra desde 1981
La oficina de estadística alemana destaca el impacto sustancial en la inflación del encarecimiento de la energía.

Palco23

11 may 2022 - 13:01

Alemania registra su mayor inflación en cuarenta años. El Índice de Precios de Consumo (IPC) de la mayor economía de Europa se situó el pasado abril en un 7,4%, una décima por encima de la subida de precios registrada en marzo, según ha publicado hoy la Oficina Federal de Estadística (Destatis). Esta cifra supone la mayor tasa de crecimiento del IPC desde otoño de 1981, aunque esta se produjo en la República Federal Alemana.

 

La oficina de estadística alemana destaca el impacto sustancial en la inflación del encarecimiento de la energía, cuyos precios han ido en aumento desde el inicio de la guerra en Ucrania. Sin embargo, Destatis también señala que el impacto sobre los precios de factores adicionales, como los cuellos de botella en el comercio tras las disrupciones en la cadena de suministro y el aumento de precios de los alimentos.

 

“La tasa de inflación alcanzó un máximo histórico por segundo mes consecutivo desde la reunificación alemana”, dijo Georg Thiel, presidente de Destatis. En abril, la subida interanual del precio de la energía fue del 35,3%, un aumento que se produce tras una subida del 39,5% en marzo. Por su parte, los precios de la alimentación aumentaron un 8,6%.

 

 

Al margen de la energía y los alimentos, otros productos se encarecieron sustancialmente, como los vehículos (8,9%) y equipos de procesamiento de información (8%). Los precios de bienes de consumo no duradero aumentaron un 16% interanual y lo de bienes de consumo duradero un 5,2%.

 

La oficina apunta que, excluyendo el impacto de los precios de la energía, la tasa de inflación de Alemania alcanzó en abril el 4,3% interanual, mientras que, al dejar fuera también el precio de los alimentos, el encarecimiento de la cesta de la compra es del 3,8%.

 

Esta mañana, el miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo Madis Müller ha confirmado que la entidad prevé subir los tipos de interés en julio para atajar la inflación en la zona euro, una medida que han reclamado los últimos días altos cargos del Bundesbank.

 

Por su parte, el Producto Interior Bruto (PIB) alemán aumentó un 0,2% en el primer trimestre de 2022, en comparación con el cuarto trimestre de 2021, mientras que, en términos interanuales, la economía alemana se expandió un 3,7%.