Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Martes, 27 Octubre 202001:59:45

Buscador

;Menu
h Entorno

La industria del deporte cifra en unos 100.000 empleados los afectados por EREs temporales

Los sindicatos estiman que unas 20.000 empresas se verán afectadas por el parón económico provocado por el Covid-19, desde las grandes cadenas de fitness, que van a mil afectados por grupo, a los retailers, con Decathlon y Sprinter al frente. La alta competición apura plazos.

20 Mar 2020 — 05:00
Á.C / M.M.A / P.L
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

La industria del deporte cifra en unos 100.000 empleados los afectados por EREs temporales

 

 

El Covid-19 ha provocado la mayor emergencia sanitaria en siglos y va camino de generar una crisis económica de dimensiones imprevisibles. Todo dependerá del tiempo que dure esta situación, afirman los expertos, pero si de algo no hay duda ya es del duro golpe que supone para el empleo la parálisis provocada por la pandemia. En la industria del deporte las más afectadas son las instalaciones deportivas, principales generadores de empleo en este sector, y la previsión de los sindicatos es que más de 100.000 personas se vean afectadas por esta situación, entre gimnasios, retailers y clubes deportivos. Desde Decathlon a Forus, pasando por la UD Las Palmas.

 

“Las consecuencias van a ser devastadoras; los centros deportivos en España suponen, entre empleos directos e indirectos, más de 214.000 puestos de trabajo”, explica a Palco23 el gerente de la patronal de instalaciones deportivas, Alberto García. Y todos ellos han tenido que bajar la persiana de forma obligatoria, al igual que los grupos de distribución y los clubes de alta competición o sociales, como los náuticos, de golf o tenis, que no disponen de tanto músculo financiero para mantener a toda la plantilla en el actual contexto.

 

Todavía no hay una cifra exacta de a cuántos empleados afectarán los expedientes de regulación temporal de empleo (Erte), pero desde la patronal afirman que, de manera unánime, las gestoras de instalaciones han iniciado los trámites porque es la única manera de garantizar su viabilidad. Según los datos facilitados por las cadenas de fitness, los Ertes que ya han sido presentados afectan a más de 7.000 personas, pero la cifra será mayor ya que entre las treinta empresas del sector que más empleados tienen suman 18.300 puestos de trabajo

 

Fuentes de CCOO y UGT consultadas por este diario afirman que, según lo dispuesto en el Real Decreto Ley aprobado por el Gobierno, todos los Ertes en instalaciones deportivas son por fuerza mayor y están justificados. La complejidad de dar datos está en que las cadenas están acogidas a distintos grupos de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (Cnae) pero, según fuentes sindicales “podríamos estar hablando de 20.000 empresas y más de 100.000 trabajadores de todo tipo de instalaciones deportivas y clubes náuticos y de natación”. 

 

 

 

 

Forus, la compañía que más trabajadores tiene en plantilla de forma directa e indirecta, ha presentado un expediente que afecta a 1.500 personas. En una situación similar están DiR, Supera, GO fit y Serviocio-BeOne, que han solicitado EREs temporales que rondan los 1.000 afectados por empresa.  Son las cadenas que más trabajadores tienen, junto a Viva Gym Group, que sí bien realizará un Erte, aún no ha precisado a cuántos de sus 1.000 trabajadores aplicará entre España y Portugal.

 

“Tenemos que contemplar el Erte porque en abril no prevemos ingresos; tenemos que estudiar si podremos complementar ese expediente o no porque desconocemos cuánto va a durar esta situación”, explica Juan del Río, consejero delegado de Viva Gym, que apunta a la comunicación como clave para mitigar el impacto que tendrá en su equipo este ajuste.

 

“Es un Erte por fuerza mayor; nos acogemos a esta herramienta que tenemos en la legislación para para preservar la viabilidad de las empresas y los puestos de trabajo de las personas; sería irresponsable que la empresa no lo aplicara porque pondría en riesgo el futuro de la compañía y los trabajadores”, apunta Rafael Cecilio, que debido al cierre de todos los gimnasios por decreto ha solicitado un ERE temporal que afecta a 300 personas. El equipo que trabaja en oficinas y cada coordinador y director de centro no han formado parte de este procedimiento. 

 

Las cadenas de gimnasios afirman que acogerse a un Erte es un acto de responsabilidad para garantizar la viabilidad de la empresa y mantener los puestos de trabajo

 

Con el fin de reducir las afectaciones del parón, algunas cadenas han optado por complementar el Erte para que sus colaboradores percibieran el 100% del salario y no perdieron poder adquisitivo. En el caso de GO fit esta condición se mantendrá hasta la reapertura, mientras que Holmes Place y Synergym se comprometen a hacerlo durante los primeros quince días de cierre. En Eurofitness, por su parte, el Erte ha afectado al 97% de la plantilla. 

 

Es una fórmula que también se está utilizando en el mundo del retail deportivo, que también ha acusado un duro golpe. Decathlon, que a principios de semana aún no había tomado ninguna decisión, ha presentado finalmente un ERE temporal para la mayor parte de una plantilla formada por más de 12.000 personas. La decisión afecta sobre todo al personal de tienda, pues a principios de semana se optó por mantener la actividad de los centros logísticos, aunque restringida a dos turnos.

 

 

 

 

Fuentes sindicales señalaron ayer que también se han acogido a esta media Sprinter, que da trabajo a más de 2.000 personas. A principios de semana intentó negociar con los representantes de la plantilla un ERE temporal que se extendiera a oficinas y almacén, pero se echó para atrás porque el fundamento era más de cariz organizativo que no de causa mayor a raíz de la crisis sanitaria. Base Detall Sport también calcula que unos 2.000 empleados de sus asociados se acogerán a esta medida.

 

En el mundo de la alta competición, los primeros en acogerse a esta medida son clubes modestos como el Mann Filter de la Liga Femenina Endesa de baloncesto, o el Abanca Ademar León de Asobal. La UD Las Palmas, por su parte, también ha presentado un Erte que inicialmente ha dejado al margen al primer equipo de fútbol. Y ese es el próximo melón que deberán abrir tanto en LaLiga como en ACB, donde aún aspiran a que una reactivación del calendario deportivo les permita sortear este camino.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...