19 May 2022 | 04:43

Líder en información económica del deporte

Entorno

La huida de los ‘quemados’: la gran dimisión se expande en Estados Unidos sin alcanzar Europa

El número de trabajadores que dejaron su trabajo en noviembre de 2021 en el país norteamericano volvió a alcanzar su propio récord, con 4,5 millones de dimisiones, mientras que en el Viejo Continente la cifra se rebaja. 

La huida de los ‘quemados’: la gran dimisión se expande en Estados Unidos sin alcanzar Europa
Ante esta situación, algunos analistas apuntan que el fenómeno puede tornarse de la Gran Dimisión a la Gran Renegociación

M.Tamayo

01 feb 2022 - 05:00

La fuerza laboral de la mayor economía del mundo pasa uno de sus peores momentos y mes a mes se registran en Estados Unidos miles de dimisiones tanto entre camareros y dependientes, aunque también entre directivos y cargos medios. En noviembre, el último dato publicado, se volvió alcanzar un récord de dimisiones en el país después de 4,5 millones de trabajadores decidieran dejar su trabajo, sólo un millón de ellos de restauración y ocio.

 

La cifra supera la mayor anotada hasta la fecha, la de 4,3 millones en septiembre y alimenta una tendencia a la que ya se han sumado 33 millones de estadounidense desde primavera de 2021, un fenómeno conocido en el país bajo el nombre de La Gran Dimisión (The Great Resignation, en inglés). Así lo bautizó Anthony Klotz, profesor de Gestión en la Texas A&M University durante una entrevista para Bloomberg el pasado mayo. El psicólogo auguró una ola de gente que dejaría su trabajo debido al golpe de la pandemia, lo que él aseguraba que llevaría a repensar dónde, cómo y por qué se trabaja.

 

Por el momento, el fenómeno no ha llegado a Europa. Así no aseguró sin atisbo de duda la directora del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, durante la reunión en Davos del World Economic Forum (WEF) en enero. Para distanciarse de la política monetaria emprendida por la Reserva Federal de Estados Unidos que pasa por la subida de tipos y la retirada de estímulos, Lagarde aseguró que “cuando miró al mercado laboral europeo no veo que estemos experimentando nada parecido a La Gran Dimisión, y nuestros números de empleo están cada vez más cerca de niveles prepandemicos”.

 

Las cifras avalan a Lagarde. En España, las cifras del Ministerio de Seguridad Social, Migraciones e Inclusión publicadas en noviembre del 2021 señalaban que el número de bajas voluntarias entre 2020 y 2021 está por debajo de las cifras prepandemia y el paro se recortó ha cierre de 2021 al 13,3%, su menor nivel desde 2008. En otros países de la UE la ratio es aún menor, y Alemania alcanzó el 5,2%.

 

 

 

 

La ola de dimisiones sí que se ha sentido en Reino Unido. Brexit y Covid-19 han provocado la tormenta perfecta en el país con y según un informe de Randstat UK, uno de cada cuatro empleados británicos está pensando en dejar su trabajo. Pero ¿qué está motivando la desbandada de empleados en Estados Unidos y Reino Unido y por qué es Europa inmune a ello? Según el Fondo Monetario Internacional, el desajuste se produce tras una gran resaca pandémica en mercados laborales diferenciados.

 

El organismo encabezado por Kristalina Gueorguieva señala que se debe a cuatro factores clave: el efecto de las ayudas económicas aprobadas por la pandemia, el desajuste entre los trabajos disponibles y los deseados, el cierre de las escuelas y la jubilación de los trabajadores más mayores.

 

El FMI apunta que los trabajadores han contado con colchón durante los últimos meses para retrasar su vuelta al trabajo o permitirse un cambio de posición gracias a las ayudas de la administración pública. Sin embargo, también puntualiza que la eliminación anticipada de los beneficios de desempleo relacionados con Covid-19 sólo tuvo un efecto modesto y temporal para que las personas volvieran a trabajar.

 

En cuanto al segundo driver de la oleada de dimisiones, apunta que los trabajos más requeridos son los más dejados, como el de restaurantes, hoteles u otros locales de ocio y de cara al público. En cambio, aquellos que permiten teletrabajar son los más codiciados por los trabajadores.

 

 

 

 

La tercera explicación es la que más convence al FMI, sobre todo para el mercado estadounidense, un fenómeno que afecta con más fuerza a las mujeres. “Los cierres prolongados de escuelas y la escasez de servicios de cuidado infantil suponen una carga adicional para las madres de niños pequeños, empujando a muchas a abandonar la fuerza laboral, la llamada She-cession”, apunta el organismo.

 

El FMI apunta que ha habido un exceso de recorte del empleo en las madres de niños y niñas menores de cinco años, comparado con el resto de las mujeres, del 16%. Por el contrario, este fenómeno no se ha visto en el mercado de Reino Unido, donde la tasa de desempleo ha caído con más fuerza entre hombres que entre mujeres. Una posible explicación es que las guarderías permanecieron abiertas en Reino Unido.

 

En cuanto a la jubilación, muchos trabajadores pueden haber adelantado la fecha para cuidar su salud, según el FMI. “A partir de septiembre, el aumento de la inactividad entre los trabajadores de 55 años o más representó alrededor del 35% de la brecha laboral en comparación con los niveles previos a la pandemia en ambas economías”, asegura el organismo, que añade que no está claro cuántos de los que se jubilaron o renunciaron eventualmente regresarán a la fuerza laboral.

 

Ante esta situación, algunos analistas apuntan que el fenómeno puede tornarse de la Gran Dimisión a la Gran Renegociación. Esta tendencia afectará a los empleados de menores ingresos, los que más están dimitiendo. En noviembre, ante la necesidad de fuerza de trabajo, el sueldo por hora de estos trabajadores aumentó un 12,3%, por encima de la inflación en Estados Unidos.