Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Miércoles, 21 Agosto 201909:57:30

Buscador

;Menu
h Entorno

La Generalitat prevé devolver a beneficios el Circuito de Catalunya y recortar a la mitad las pérdidas del esquí

El Ejecutivo catalán espera que el trazado que alberga las pruebas de Fórmula 1 y MotoGP gane 409.000 euros gracias al alza de los ingresos, mientras que la gestora de Boí-Taüll y Vallter rebajarán su déficit conjunto a la mitad, hasta 1,21 millones.
15 Mar 2019 — 05:00
M.Menchén
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

La Generalitat prevé devolver a beneficios el Circuito de Catalunya y recortar a la mitad las pérdidas del esquí

 

 

La Generalitat tiene claro que el deporte es una importante herramienta de promoción turística, pero también que difícilmente puede conseguir que algunas de sus infraestructuras sean rentables. Ahora bien, el Ejecutivo catalán ha dibujado un 2019 en el que se contempla que el Circuito de Barcelona-Catalunya pueda volver a beneficios diez años después, y que sus gestoras de estaciones de esquí recorte a la mitad sus pérdidas, según la documentación a la que ha accedido Palco23.

 

El cambio más relevante se producirá en el trazado ubicado en Montmeló (Barcelona), que de cumplirse el presupuesto rompería con una década de números rojos y obtendría un beneficio neto de 408.593 euros. El salto es de calado, pues en los tres últimos años el desfase presupuestario ha oscilado entre siete millones y diez millones de euros. Ahora, en cambio, se espera que el alza de ingresos y una contención del gasto devuelvan al negro la última línea de la cuenta de resultados.

 

La dirección encabezada por Joan Fontseré prevé que el negocio ordinario suba un 19%, hasta 29,29 millones de euros en 2019. “Estamos trabajando mucho con los grandes premios para que haya un mayor retorno en los circuitos, y esperamos volver a recuperar el mercado francés”, explica el directivo. Los aficionados galos son una parte importante del circuito, que el año pasado se vio afectado por los festejos del 25 aniversario de MotoGP en el país y el efecto novedad que tuvo su regreso a la Fórmula 1.

 

 

 

 

En 2017, último año con datos disponibles, la venta de entradas para carreras se disparó un 22,2%, hasta 15,19 millones de euros. La taquilla se complementa con una base de socios que se ha estabilizado en torno a 4.500 personas que disponen de un pase para todas las actividades, y que en conjunto abonaron 664.598 euros ese año. Los cambios en la gestión del hospitality y las concesiones explican la caída del 11,9% en este segmento entre 2016 y 2017, hasta 4,74 millones de euros, mientras que el alquiler de espacios generó un 5% más, hasta 5,02 millones.

 

También se trabaja en dotar de una mayor actividad al margen de estas dos grandes carreras, así como una mejor explotación comercial en términos de hospitality y patrocinios propios. De hecho, en el presupuesto figura una partida de 2,95 millones de euros que correspondería a la entrada de una gran marca con la que están negociando y posibles nuevos acuerdos de colaboración público-privada. En el apartado de subvenciones, la Generalitat abonará 6,23 millones y el resto de administraciones, esencialmente Ayuntamiento y Diputación de Barcelona, otros 3,04 millones de euros.

 

El cumplimiento de estas previsiones también supondría un espaldarazo al proyecto encabezado por Fontseré, que ha encargado a Kpmg el diseño de fórmulas para que la gestora del circuito incorpore nuevos inversores, como ya adelantó Palco23. El objetivo es sumar a nuevos agentes económicos clave en el territorio, como Fira de Barcelona, Turismo de Barcelona, Cámara de Comercio e incluso el propio Estado. Hoy, la Generalitat controla el 76,38%, por el 15,75% del Reial Automòbil Club de Catalunya (Racc) y el 7,87% del Ayuntamiento de Montmeló.

 

En cuanto a los gastos, Fontseré confía en que puedan recortarse un 8,5%, hasta 35,21 millones de euros. La razón de esta caída es la mayor eficiencia en el gasto, pero también la previsión de que el canon que pagan por albergar las carreras acabará siendo inferior gracias a los tipos de cambio dólar-euro. “Nos será favorable”, explica el ejecutivo, sobre una partida que acostumbra a rondar los 20 millones de euros.

 

Son cifras muy alejadas de las del Circuito de Motocrós de Catalunya, ubicado en el municipio de Bellpuig (Lleida). En este caso, la previsión de ingresos es de apenas 50.000 euros y garantizar el equilibrio presupuestario de una infraestructura que consta de un trazado de 1.546 metros de longitud.

 

 

 

 

La apuesta por el motor siempre se ha justificado porque la celebración de MotoGP y Fórmula 1 en Cataluña aseguran un negocio anual de 300 millones de euros si se tiene en cuenta el gasto que realizan los aficionados en alojamiento, alimentación y turismo, así como el impacto económico que eso genera en el resto de actividades económicas. Algo similar a lo que sucede con las estaciones de esquí de la Generalitat, cuyo impacto económico se ha cifrado en 240 millones de euros.

 

El grueso de esta actividad la canaliza Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), la empresa pública que gestiona la red de ferrocarriles y las estaciones de La Molina, La Masella, Vall de Nuria, Espot y Port Ainé. También tiene encargada la gestión de Vallter 2000 y Boí Taüll, si bien estas dos operan con sociedades independientes y están en vías de recuperar la rentabilidad. De entrada, para 2019 se espera reducir los números rojos en un 50%, hasta 1,21 millones de euros.

 

El Ejecutivo autonómico espera que Boí Taüll cuadriplique sus ingresos y alcancen 2,79 millones de euros. Las pérdidas pasarían de 2,23 millones a 826.487 euros, en el que será el primer ejercicio completo con la Administración pública al frente de la gestión, después de que la concesionaria Promocions Turístiques de la Vall renunciara a la explotación de las mismas el pasado noviembre. En cuanto a Vallter2000 se espera mantener ingresos en torno a 820.000 euros y que las pérdidas bajen a 383.144 euros.

 

En cuanto al plan de inversiones, el plan de la Generalitat es que el Circuito de Barcelona-Catalunya reciba 1,85 millones que se destinarán a la reforma del edificio de servicios y el paddock, principalmente, y que Vallter2000 invierta 1,9 millones en maquinaria para la generación de nieve artificial, entre otros.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...