21 May 2022 | 18:39

Líder en información económica del deporte

Entorno

La Generalitat inicia contactos con la F-1 para retener el Gran Premio de España

El Ejecutivo catalán, dueño del Circuito de Barcelona-Catalunya, ha mantenido la primera reunión con Liberty Media para ampliar el contrato actual que vence en 2019.

Palco23

21 mar 2019 - 15:04

La Generalitat inicia contactos con la F-1 para retener el Gran Premio de España

 

 

 

El Circuito de Barcelona-Catalunya ha dejado claro que quiere retener la Fórmula 1 más allá de 2019, y hoy han empezado las negociaciones para conseguirlo. El presidente ejecutivo de la competición, Chase Carey, se ha reunido este jueves con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el máximo responsable del trazado, Vicenç Aguilera, para dar forma al próximo contrato, que supone el canon de más de 15 millones de euros.

 

El Ejecutivo autonómico señala que el encuentro de hoy “pone de manifiesto la voluntad” de la instalación por continuar formando parte del Mundial de automovilismo con el Gran Premio de España, uno de los más antiguos del calendario. El circuito ubicado en Montmeló (Barcelona) acoge una carrera de forma ininterrumpida desde 1991, y su continuidad se defiende por el importante impacto económico que genera en el territorio.

 

La negociación se produce en el comienzo de un ejercicio en el que la dirección del circuito espera poner fin a una década de números rojos, con un beneficio previsto de 408.593 euros. El salto es de calado, pues en los tres últimos años el desfase presupuestario ha oscilado entre siete millones y diez millones de euros, como adelantó Palco23.

 

En la pasada edición del Gran Premio asistieron 172.144 espectadores, con un gasto medio de mil euros por persona. El gasto que se produce en la ciudad de Barcelona es de 28,4 millones de euros entre alojamiento, restauración, actividades de ocio, transporte y otros sectores.

En cuanto al impacto total sobre la producción de la actividad del circuito de Barcelona-Catalunya supera los 291 millones de euros; el total de puestos de trabajo que se generan potencialmente por la actividad, la inversión y el gasto de los espectadores es de 2.754, mientras que el impacto fiscal total supera los 42 millones de euros, según un estudio de Tecnocampus.