17 May 2022 | 06:54

Líder en información económica del deporte

Entorno

La confianza de los consumidores en España cierra 2017 al alza por mejora de las expectativas

El Indicador de Confianza del Consumidor mejoró en casi dos puntos respecto al mes anterior y también en comparación con diciembre de 2016.

Palco23

03 ene 2018 - 10:41

La confianza de los consumidores españoles concluyó 2017 con una ligera mejora respecto a noviembre, pero también en comparación con el cierre del año anterior. El Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) cerró diciembre en 102,5 puntos, una mejora de dos puntos respecto a los dos citados periodos, según datos hechos públicos por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

 

El organismo atribuye el avance a las mejores expectativas de la ciudadanía sobre la situación actual, que se sitúa en 92,9 (1,7 puntos más que en noviembre), y también sobre la economía, que avanza 6,5 puntos y “detiene así su caída continuada desde el pasado mes de agosto”. La percepción de la situación de los hogares presenta un nuevo descenso de 0,9 puntos en los últimos 30 días y el mercado de trabajo retrocede 0,7 puntos.

 

La media anual del ICC de 2017 se situó en los 102,8 puntos, superando la barrera de los 100 puntos que marcan el umbral entre una percepción positiva y negativa. El CIS destaca que esta media se sitúa tan solo una décima por debajo de la obtenida en 2015, cuando se alcanzó el máximo histórico de la serie. Además, enfatiza, la distancia entre el indicador que mide las expectativas y el de la situación actual se ha reducido hasta los 22 puntos, cuando en los “años duros de la crisis” esta diferencia llegó a situarse por encima de los cincuenta puntos.

 

No obstante, el ICC revela un descenso en las expectativas de consumo (-2,2 puntos) y de ahorro (-3,4 puntos) de los españoles. De hecho, el 41,7% de los encuestados asegura que “llega justo a final de mes”, por el 35,8% que “ahorra un poco de dinero cada mes” y otro 18% que para poder cumplir con sus compromisos ha tenido que echar mano de los ahorros o endeudarse.

 

Sobre los motivos que provocan una mayor confianza, el estudio apunta a que al menos un miembro del hogar ha encontrado trabajo (31,3%), por un 17,1% que argumenta una mejora salarial y un 22,3% que indica que en general han mejorado los ingresos familiares. En cuanto a los que les va peor, un 35,1% lo atribuye al aumento de los precios y un 20,4% a la situación de paro de un miembro de la familia.