Líder en información económica del deporte

Entorno

La Comisión Europea prepara un mecanismo de emergencia para asegurar suministros básicos

El plan de la Comisión pasa por monitorizar las cadenas de suministro de los Estados miembro y prevenir crisis en las cadenas de suministro, un mecanismo que aún tiene que ser aprobado por los Estados miembro y la eurocámara

La Comisión Europea prepara un mecanismo de emergencia para asegurar suministros básicos
El mecanismo, que ha de ser aprobado por los Estados miembros y el Parlamento Europeo, está dirigido por un grupo consultor y cuenta con distintas fases que se activaran en caso de detectar “una amenaza”.

Palco23

19 sep 2022 - 16:14

Europa busca blindar su mercado único ante las emergencias. La Comisión Europea ha presentado un nuevo instrumento para asegurar el suministro de bienes esenciales en casos de emergencia. La propuesta del Ejecutivo comunitario pasa por que desde Bruselas se pueda exigir a las empresas que prioricen la entrega de productos a ciertos operadores y a los Estados que hagan reservas estratégicas de algunos bienes.

 

La propuesta quiere evitar que se repiten situaciones como las del inicio de la pandemia en Europa, cuando algunos Estados tomaron decisiones unilaterales reteniendo producto nacional y la Comisión llegó a imponer controles para asegurar el abastecimiento de vacunas.

 

“En lugar de actuar con medidas improvisadas ad hocel Instrumento de Emergencia de Mercado Único proporcionará una respuesta estructural para preservar la libre circulación de mercancías, personas y servicios en tiempos adversos”, ha asegurado el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton. “El instrumento dotará a Europa de herramientas que nuestros socios mundiales disponen y que nosotros no tenemos”, ha subrayado durante la rueda de prensa de este lunes.

 

 

El comisario también ha defendido que se trata de un mecanismo para evitar la fragmentación económica y apoyar la industria. “El Covid-19 ha dejado claro que debemos hacer que nuestro mercado único funcione en cada momento, incluso en tiempos de crisis”, ha añadido Breton. En España, la industria puso a la disposición del gobierno su capacidad productiva durante los primeros meses de la pandemia.

 

El mecanismo, que ha de ser aprobado por los Estados miembros y el Parlamento Europeo, está dirigido por un grupo consultor y cuenta con distintas fases que se activaran en caso de detectar “una amenaza”. Antes de iniciar el protocolo, se establecerá un plan de contingencia en el que se prepararan protocolos de crisis y sistemas de alerta.

 

Cuando se detecte “una amenaza” la Comisión activará el modo vigilancia en el que se pedirá a los estados miembros que monitoreen los suministros estratégicos, se generarán reservas de mercancías sensibles y se “facilitará” la contratación pública de bienes o servicios identificados como de interés estratégico.

 

 

Si la crisis se agrava, el Consejo de la UE, formado por los Estados miembro, puede activar el estado de emergencia. Bajo este nivel, la Comisión puede dirigir a las compañías en la distribución de materias estratégicas. En esta fase, desde Bruselas se puede pedir a los países que faciliten la reconversión o la expansión de líneas de producción o que acelere los permisos para garantizar que los bienes lleven rápido al mercado.

 

Como “último recurso” y la Comisión puede exigir a las empresas que prioricen la entrega de ciertos elementos a los operadores económicos identificados por la Comisión Europea antes que a cualquier otro cliente. “Las empresas deben cumplir o dar razones graves que expliquen su rechazado”, ha puntualizado al ejecutivo.

 

En esta fase, Bruselas puede exigir a las empresas que le proporcionen información sobre el estado de su actividad y permitir procesos acelerados de prueba y acreditación para ciertos productos.