19 May 2022 | 13:54

Líder en información económica del deporte

Entorno

Las exportaciones deportivas remontan en abril, hasta 255 millones

La venta de artículos deportivos al extranjero frenan la tendencia negativa en 2019. En los cuatro primeros meses del año han aumetnado un 1,56% en comparación al mismo período de 2018.

Palco23

24 jun 2019 - 14:30

La venta de artículos deportivos al extranjero continúa con la tendencia negativa en 2019. En los cuatro primeros meses del año han caído un 1,75% en comparación al mismo período de 2018, arrastrada por el retroceso de las bicicletas.

 

 

Las exportaciones deportivas españolas remontan en 2019. Después de caer en los primeros tres meses del año, la venta de artículos deportivos al extranjero ha experimentado un aumento interanual del 1,56% entre enero y abril, hasta 255,6 millones de euros.

 

Ni siquiera el retroceso en la venta de bicicletas ha puesto freno a esta actividad comercial, que ha encontrado un punto de inflexión en marzo. Este negocio, que es uno de los principales bastiones dentro de la comercialización de artículos deportivos españoles, se hundió un 26,7% hasta abril, con 75,2 millones de euros.

 

El sector de la nieve, por su parte, logró vender productos al exterior por 6,7 millones de euros, un 1,5% más en los primeros cuatro meses del año. Esta mejora se ha producido gracias a la mayor producción de esquís, que aportan un tercio del total de este tipo de productos.

 

 

 

 

El fitness y el material para la práctica de la gimnasia, la cultura física y el atletismo se ha consolidado como el sector que más peso tiene en la facturación dentro de las exportaciones españolas. Este tipo de productos ha tomado el relevo del ciclismo y ha paliado su caída, ya que hasta abril aumentaron sus ventas un 15,2%, hasta 104,8 millones de euros.

 

Por países, España continúa apoyándose en sus compradores tradicionales, con Francia como el principal socio comercial. El país galo adquirió productos deportivos por valor de 81,2 millones de euros, un 9,8% más que en el mismo período del año anterior. Italia se sitúa en segundo lugar, con una inversión en artículos procedentes de España de 34 millones de euros. Portugal y Alemania cierran el pódium con 20,8 y 20,2 millones de euros, respectivamente, aunque el gasto en material deportivo español decreció más de un 17% en ambos casos.

 

Respecto a las importaciones, se mantiene la dinámica de decrecimiento que ha marcado los últimos cuatro años. España invirtió 523,7 millones de euros en artículos deportivos extranjeros hasta abril, un 1,92% menos que en 2018, siendo China el principal vendedor. Bélgica y Países Bajos, donde se ubican gran parte de los hubs logísticos de los principales fabricantes deportivos por sus conexiones portuarias, cierran los tres primeros puestos, aunque lejos del gigante asiático.