08 Ago 2022 | 07:24

Líder en información económica del deporte

Entorno

José Amado: “Hace falta un Plan Marshall para la práctica deportiva”

El presidente del Clúster Galego da Industria do Deporte e o Benestar reclama ayudas y planes concretos a la administración, así como un bono deporte, tal como ha hecho la Xunta con el turismo, para dar un impulso al sector.

José Amado: “Hace falta un Plan Marshall para la práctica deportiva”
“La disposición de la administración está, pero poner planes concretos no es tan fácil”

M. L-E.

21 jul 2022 - 05:00

El deporte gallego necesita un Plan Marshall. Así lo defiende José Amado, presidente del Clúster Galego da Industria do Deporte e o Benestar. El directivo reclama ayudas y planes concretos a la administración, así como un bono deporte, tal como ha hecho la Xunta de Galicia con el turismo, para dar un impulso al sector en la comunidad autónoma. “Hacen falta medidas, ofertas e impulsos concretos”, señala Amado, recién nombrado presidente del clúster, que pide un plan para combatir el abandono femenino de la práctica deportiva a partir de los trece años

 

 

Pregunta.: El clúster nació por las necesidades de la pandemia. Después de más de un año de acelerar su hoja de ruta y su plan estratégico, ¿cuáles son los principales retos que hay en un futuro cercano?

 

Respuesta: Una vez elaborado el plan estratégico, las peleas están en varios frentes: necesitamos un plan de digitalización y subir como sea la participación femenina. También tenemos grandes retos del sector fitness, eventos y consumo. Además, necesitamos un plan para recuperar abonados y fomentar el deporte de la Secretaría Xeral para o Deporte. Hace falta un Plan Marshall para aumentar la práctica deportiva. También necesitamos la sensibilidad local para las empresas organizadoras de eventos, que atraen a mucha gente.

 

 

P.: ¿Cuáles son los principales proyectos para desarrollar?

 

R.: Por medidas, oferta e impulsos concretos. La base está en los pequeños ayuntamientos de Galicia. Hay que poner el foco en el deporte y combatir el abandono femenino a partir de los trece o catorce años, porque hay una falta de acuerdo en la oferta para las chicas.

 

 

 P.: ¿El deporte está suficientemente valorado en Galicia?

 

R.: Sí, pero no somos Noruega. La sensibilidad de Galicia nace de un equipo histórico de gestores muy potente. En su momento, tuvo un plan de infraestructuras muy potente que representó un crecimiento. Ahora toca renovarlas y lanzar otro plan.

 

 

 

 

P.: Uno de los retos del clúster pasaba por el aumento de la sostenibilidad en todos los sentidos. En un contexto de aumento del coste de suministros, ¿qué se puede hacer?

 

R.: El 80% del parque tiene más de veinte años. La renovación de equipos más eficientes es de libro, por lo que hay que hacerlos más sostenibles, mezclándolas con las nuevas tecnologías, tenemos equipos de bajo consumo.

 

 

P.: ¿Cómo está afectando el contexto inflacionario al deporte gallego?

 

R.: Los operadores están sufriendo. De momento no se está repercutiendo en los precios y Galicia tiene los precios muy bajos. Será inevitable subir precios en un futuro, pero por ahora se está aguantando.

 

 

P.: ¿Cómo se puede aumentar la colaboración público-privada?

 

R.: Compartiendo las mismas líneas de trabajo. Siempre se nos ha ofrecido apoyo y ayuda, pero ahora hay que desarrollar planes de acción conjuntos con la Secretaría Xeral. Es hora de concretarlas, con proyectos y presupuestos concretos.

 

 

 

 

P.: ¿Qué deben hacer las administraciones tras su papel durante la pandemia? ¿Por donde pasan las ayudas que requiere el sector?

 

R.: Ellos ya tienen un plan y una hoja de ruta. Coincidimos en el asunto de la formación. Pero si se ha sacado un bono turista, se puede sacar un bono deporte para fomentar la práctica deportiva. La disposición está, pero poner planes concretos no es tan fácil.

 

 

P.: ¿Se ha recuperado el sector? ¿Qué debilidades han aflorado en este proceso?

 

R.: Depende. Es espectacular lo bien que lo está haciendo el sector de los eventos, pero necesita apoyo de la administración. El sector fitness, por otro lado, sigue sufriendo y así lo muestran las cuentas de 2020 y 2021. Por otro lado, en el sector consumo, de venta de equipamiento y materiales, se ha recuperado bastante bien, pero está afectado por la velocidad de suministro. La batalla de futuro está en las empresas que están evolucionando su modelo, haciendo del ejercicio un medicamento.

 

 

 

 

P.: ¿El sector sabe comunicar bien?

 

R.: Esto es la primera parte, pero hay que hacer acciones concretas. Actualmente hay una línea bastante buena con la administración, pero requerimos acciones. Hacerlo y sacar acciones concretas para llevar la industria adelante.

 

P.: ¿Cómo se puede mejorar la relación con otras comunidades autónomas?

 

R.: Estamos en contacto con el clúster catalán, Indescat, y con la relación de apoyo que no están dando. La relación es de confianza, estamos agradecidos y nos ofrecen colaborar en proyectos en los que tengamos sinergias las dos partes. Estamos valorando si hacer una reunión de clústeres en Galicia.