Entorno

J. Lozano (Lnfs): “El fútbol sala no necesita un Plan Impulso, sino volver al sentido común”

La máxima competición de fútbol sala en España se encuentra en pie de guerra con la Real Federación Española de Fútbol desde que esta es la organizadora del torneo desde 2019, con la profesionalización como principal fricción.

J. Lozano (Lnfs): “El fútbol sala no necesita un Plan Impulso, sino volver al sentido común”
J. Lozano (Lnfs): “El fútbol sala no necesita un Plan Impulso, sino volver al sentido común”
“La profesionalización no es una varita mágica, sino un proceso estratégico sustentado por planes concretos”, sostiene Lozano.

David García Martínez

11 jul 2024 - 05:00

El fútbol sala español, según Javier Lozano. El presidente de la Liga Nacional de Fútbol Sala (Lnfs) sostiene que “más que un Plan Impulso, lo que necesita el fútbol sala español es volver al carril del sentido común, a construir en vez de destruir y a cambiar los intereses personales por un pensamiento estratégico”. Desde 2019, la organizadora de la competición es la Rfef, quien posee los derechos audiovisuales desde 2023. Para Lozano, “se nos apartó y demonizó y jamás nos pidieron ayuda o colaboración”. Además, el presidente pone en duda que los clubes de fútbol se sientan atraídos por el panorama del fútbol sala español actual y asegura que “los que siguen aquí (la Lnfs), si no ven crecimiento, irán invirtiendo cada vez menos en la sección”.

 

 

Pregunta: Una audiencia online de 170.000 espectadores en la plataforma de streaming de la Real Federación Española de Fútbol (Rfef), ¿cómo puede el fútbol sala español aumentar su visibilidad y repercusión?

 

Respuesta: La respuesta la debería ofrecer la Rfef, que es la organizadora de la competición desde 2019, así como gestora de los derechos de televisión desde julio de 2023. Durante los más de treinta años en los que la Liga Nacional de Fútbol Sala (Lnfs) los gestionó, supimos cómo hacerlo y posicionarnos a un paso de la profesionalización por muchos factores, entre los que se encontraban la difusión, audiencia, cariño al deporte y gran penetración en la sociedad. Desde 2019, se nos apartó y demonizó, y jamás nos pidieron ayuda o colaboración, sino que intentaron destruirnos.

 

 

P.: ¿Necesita el fútbol sala en España un Plan Impulso como el que existe en LaLiga?

 

R.: Más que un Plan Impulso, lo que necesita el fútbol sala español es volver al carril del sentido común, a construir en vez de destruir y a cambiar los intereses personales por un pensamiento estratégico. Cinco años de guerra no lo soporta un deporte que tiene demasiados competidores en el mercado.

 

 

P.: ¿Tener más clubes en la competición como FC Barcelona o Real Betis impulsaría el crecimiento de la Lnfs?

 

R.: ¿Cree que ahora mismo los clubes de fútbol se sienten atraídos por el panorama del fútbol sala español? El producto y su valor es lo que atrae a nuevos proyectos, no al revés, porque esos clubes vienen del fútbol profesional y están acostumbrados a altos estándares de calidad. Y los que siguen aquí, si no ven crecimiento, irán invirtiendo cada vez menos en la sección.

 

 

 

 

P.: ¿Qué diferencias hay entre la Liga F y la Lnfs para que una sea profesional y la otra no?

                                                                                                                                                           

R.: Existen dos diferencias muy importantes. La primera es que la profesionalización de la Liga F fue una decisión política y social justa. Además, todos los clubes fueron a una. En cuanto a procesos, experiencia y know how nosotros entonces estábamos muy por delante. La segunda pasa por las presiones de la Rfef para que ninguna de las dos fuese profesional: a nosotros nos pilló con sólo algunos apoyos políticos y a ellas, justamente, el apoyo fue unánime.

 

  

P.: Casi 130.000 licencias en 2020-2021, ¿se aprovecha esa masa de deportistas federados? 

 

R.: Las 130.000 licencias me parecen un dato positivo, pero me gustaría saber cuántas de ellas continúan la carrera del fútbol sala a partir de una edad. Si el espejo, la alta competición, se apaga, entonces las referencias y estímulos por continuar se desvanecen. Sin un pensamiento holístico que conecte la base con los de arriba y estos con los de abajo, se convierte sólo en una cifra y no en un proyecto global estructurado. Si sólo tienes 2.074 abonados de pago a una plataforma que te ofrece todos los partidos de todos los equipos, es que tienes un problema serio.

 

 

P.: ¿La falta de profesionalización es un stopper para que estos apuesten por dedicarse por completo a este deporte?

 

R.: Es evidente que cuánto más profesionalizado esté un deporte, más recursos habrá para todos sus actores y para reinvertir en el producto. Pero la profesionalización no es una varita mágica, sino un proceso estratégico sustentado por planes concretos y continuos de avance en todas las áreas. Y todos remando en la misma dirección.

 

 

 

 

P.: ¿Qué impacto tendría para el fútbol sala español la profesionalización?

 

R.: Las dos ocasiones que lo pedimos estábamos en un momento idóneo: crecimiento económico, una audiencia muy alta, una gran percepción y aceptación social y, sobre todo, ideas y planes. Como curiosidad, después de la Copa de España en el Wizink Center de Madrid, con 40.000 entradas vendidas, nos llamó un pequeño fondo de inversión para conocer mejor nuestra realidad. Se sorprendieron cuando supieron que no éramos deporte catalogado oficialmente como profesional.

 

 

P.: ¿Qué motivos hay detrás de las previsiones de ingresos de cinco millones de euros por la venta de derechos audiovisuales si se profesionaliza la Lnfs?, ¿de dónde vendrán? 

 

R.: En ese momento, las previsiones estaban conectadas con nuestra realidad. Ahora, ni se me ocurriría hablar de esas cifras. El barómetro actual del deporte español nos coloca en una posición nunca vivida y muy frustrante.

 

 

P: ¿Cómo pueden los clubes disminuir su dependencia del dinero público?

R: La ecuación es sencilla. Las ayudas públicas son las que son y cada vez más reguladas; entonces, si se pretende aumentar el presupuesto y pagar más a los actores e invertir en crecer, se necesita más dinero externo y este no se regala, sino que se genera con un producto que obtenga rentabilidad para el inversor.

 

 

 

 

P.: Según la Fifa, Brasil Portugal y España lideran el ránking mundial de futsal masculino, ¿en qué se fija la Lnfs cuando mira a otras competiciones?

 

R.: El ránking Fifa se hace en virtud de los resultados deportivos de la selección absoluta, no en la competición. Desde la Lnfs, durante muchos años, exportamos know how y experiencia a muchos países del mundo y éramos una auténtica referencia.

 

 

P.: ¿Por qué el fútbol sala español está en el podio de la Fifa?, ¿qué fortalezas tiene la Lnfs?, ¿y debilidades?

 

R.: Podría hablarte de las fortalezas y debilidades de la Lnfs cuando capitaneábamos, siempre en sintonía con la Rfef, el fútbol sala de Primera y Segunda División. Ahora, sólo somos una asociación de clubes y lo que ocurre lo vemos desde la grada con mayor o menor tristeza por nuestro deporte.