19 Ene 2022 | 08:04

Líder en información económica del deporte

Entorno

Hawk-Eye se queda con el negocio del VAR de la Copa Confederaciones

La empresa controlada por Sony ha sido la escogida para instalar la tecnología de vídeo para ayudar a los asistentes en el Mundial Sub-20 de Corea y la Confederaciones de Rusia.

Palco23

19 may 2017 - 16:14

 

Hawk-Eye toma posiciones en un negocio que crecerá exponencialmente los próximos años. La Fifa ha escogido a la compañía británica para que asuma la exclusiva de la instalación de la tecnología de videoarbitraje (VAR) en sus dos próximos torneos en 2017: el Mundial Sub-20, que se disputa en Corea del Sur, y la Copa Confederaciones, que se jugará en Rusia. Se desconoce el volumen de la inversión.

 

El gobierno mundial del fútbol recuerda que la selección de esta compañía se ha realizado mediante “un proceso de licitación integral” al que fueron invitados diversos proveedores. No obstante, actualmente sólo esta compañía propiedad de Sony y la alemana GoalControl tienen sistemas homologados para tecnología aplicada al arbitraje, como la que permite saber al momento si un balón a cruzado o no la línea de meta.

 

"La Fifa confía en que la elección de Hawk-Eye como proveedor de tecnología VAR para los próximos torneos satisfará los requerimientos tecnológicos necesarios para una innovación tan importante que apunte a mejorar la integridad y la justicia en nuestro juego", ha confiado Zvonimir Boban, exfutbolista y secretario adjunto de la organización.

 

El VAR se encuentra todavía en fase de desarrollo, aunque la mayoría de grandes ligas ya han empezado a probarla. La única excepción es España ya que, si bien La Liga está dispuesta a asumir la inversión, la Real Federación Española de Fútbol (Rfef) no ha querido dar ningún paso en favor de su implantación. “Durante los ensayos en las próximas competiciones Fifa, la tarea es examinar cómo el sistema VAR afecta al comportamiento de los jugadores, al comportamiento de los árbitros, la respuesta de los aficionados en el estadio y la respuesta de las personas que ven en la televisión”, añade la organización.