18 Ene 2022 | 08:13

Líder en información económica del deporte

Entorno

Hacienda cifra en 15 millones el fraude fiscal de Cristiano Ronaldo

La Agencia Tributaria ha enviado ya a la Fiscalía las conclusiones de su investigación, para que decida si lleva al futbolista del Real Madrid ante los tribunales.

Palco23

25 may 2017 - 09:03

Las pesquisas iniciadas hace unos meses por la Agencia Tributaria sobre la actividad de Cristiano Ronaldo arroja una conclusión: el futbolista del Real Madrid defraudó 15 millones de euros a la Hacienda Pública entre 2011 y 2014, periodo en el que mantenía cuentas en paraísos fiscales pese a residir en España. Se trata de una cifra que dobla a la filtrada ayer noche por varias emisoras de radio.

 

El Fisco, según adelantó ayer por la noche la Ser, ha enviado ya toda la documentación a la Fiscalía de Delitos Económicos. Ahora, será el Ministerio Público el que decida si presenta, o no, una demanda contra el futbolista portugués al igual que ya ha hecho con varios de sus compañeros de profesión. La emisora asegura que entre los inspectores hay dudas sobre si deben presentarse cargos.

 

Cuando Ronaldo fichó por el conjunto blanco en 2009, sus asesores de Inglaterra y Portugal decidieron mantener la misma estructura fiscal que utilizaba en el Manchester United, similar a la que utilizan multinacionales como Google o Facebook para reducir el pago de impuestos, sin analizar si la legislación aplicable en España permitía o no tener vínculos con una sociedad en Islas Vírgenes. En 2014, los abogados extranjeros del jugador propusieron y ejecutaron una regularización fiscal para evitar problemas. Las fuentes consultadas por Palco23 aseguran que se habrían pagado algo más de 10 millones de euros.

 

Esta regularización se hizo antes de que Hacienda le abriera inspección, una circunstancia clave para entender por qué su caso podría ser muy distinto al de Leo Messi, que sólo procedió a declarar su dinero en el extranjero cuando se le empezó a investigar. Las fuentes jurídicas por este diario recuerdan que no es nada sencillo que la Administración le pueda acabar acusando de delito fiscal: primero, porque realizó la regularización voluntaria antes de que Hacienda le comunicara el inicio de una inspección; y, segundo, porque como revela su declaración de bienes y derechos en el extranjero, que ascienden a 203 millones de euros, las autoridades siempre han tenido conocimiento de sus rentas en el extranjero, tanto de los vínculos contractuales con la mercantil Tollin en paraísos fiscales, como de sus cuentas bancarias en Suiza.

 

Según la citada emisora, existen algunos puntos de discrepancia entre los inspectores de la Agencia Tributaria. Por ejemplo, algunos consideran que Ronaldo debería haber realizado una declaración complementaria de cada uno de los cuatro ejercicios en los que se le acusa de fraude, y no hacerlo en un solo pago en 2014. Por el otro, habría inspectores que no creen que proceda una demanda penal por esta cuestión, sino que debería irse por la vía administrativa.