06 Jul 2022 | 15:31

Líder en información económica del deporte

Entorno

Flexibilidad, menos gente y máxima seguridad, las claves de Tokio 2020, según Juan Antonio Samaranch

Juan Antonio Samaranch aseguró que las claves para organizar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 fueron la flexibilidad, la reducción de la carga de gente y garantizar la seguridad de todos.

M. L-E.

06 oct 2021 - 04:54

Flexibilidad, menos gente y máxima seguridad, las claves de Tokio 2020, según Samaranch

 

 

Flexibilidad, poca gente y máxima seguridad. Juan Antonio Samaranch, miembro del Comité Olímpico Internacional (COI), aseguró ayer, durante el Fòrum Olímpic 2021, que las claves para organizar unos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 tras haberlos aplazado fueron la flexibilidad, la reducción de la carga de gente y garantizar la seguridad de todo el personal y de todos los deportistas, incluyendo su salud mental.

 

En este aspecto, Samaranch recordó que organizar unos Juegos Olímpicos “es de una tremenda dificultad” puesto que se tuvieron que coordinar 10.800 atletas, 15.000 periodistas y realizar tests PCRs a 50.000 personas. Durante los Juegos se realizaron 700.000 PCRs al entorno acreditado (43.000 de ellos en las llegadas) a pesar de tener una tasa de vacunación del 85%. En total, hubo 67 positivos en la burbuja (37 al aterrizar) y 370 positivos fuera de ella, mientras que sólo se vieron afectados 33 atletas, 22 de ellos teniéndose que retirar. Pero no se tuvo que suspender ninguna competición.

 

“Es de una logística endiablada y se tenía que hacer seguro”, recordó, lamentando que los Juegos se debieran celebrar sin público en las gradas. Pero, “más pena habría sido no tener Juegos o atletas”, insistió. En esta línea, remarcó que un 70% de los atletas que participan en unos Juegos sólo asisten una vez y destacó que era necesario hacerlos puesto que hay atletas y deportes que tienen “poca repercusión fuera de los Juegos Olímpicos”.  

 

 

 

 

En relación a este nivel de coordinación, el directivo señaló que “en un entorno Covid-19 hay que ser flexible porque la diana se mueve todo el rato, las medidas son cambiantes y requieren agilidad”. También subrayó que quien marca las reglas son las autoridades sanitarias y no el COI y que se tienen que acatar “por seguridad”. “No es justificable que tengamos opinión y tenemos que seguir, están para protegernos”, sostuvo.

 

“Hay un antes y un después de los Juegos Olímpicos”, sentenció Samaranch, recordando que “un entorno de tanta incertidumbre, dificultad y presión puede afectar mentalmente”. “Teníamos que cuidar a los atletas tanto físicamente como mentalmente”, afirmó. Otra de las recetas del comité organizador fue reducir la carga de gente que iba a los Juegos Olímpicos, que fue de hasta un 70%, pese a que ello implicara que “muchos espónsores no pudieran activar muchos de sus programas para poder sacar rentabilidad a su alianza con nosotros”.

 

De cara al futuro, Samaranch comentó que Beijing 2022  tendrá otras características en cuanto a seguridad puesto que “China no acepta convivir con el Covid-19 y lo quiere derrotar”. “Esto implica que no haya vuelos o conectividad y los anfitriones siguen unas normas internas muy estrictas; pero no están dando todas las facilidades que son capaces; por ejemplo viajaremos ahí sin cuarenta, pero en una burbuja; es decir, con unas medidas menos estrictas de las que ellos mismo están sufriendo”, desveló. Asimismo, insistió en que París 2024 “nos traerá ilusión; habrá sorpresas de cosas que nunca han sucedido en unos Juegos Olímpicos”.