25 Ene 2022 | 12:14

Líder en información económica del deporte

Entorno

Fifa y jugadores firman un “acuerdo histórico” sobre el mercado de fichajes

Asociación y sindicato firman “un acuerdo histórico”, que introducirá cambios en el sistema de resolución de disputas y prohibirá que un jugador pueda ser apartado del equipo.

Palco23

06 nov 2017 - 15:13

Fifa y jugadores firman un “acuerdo histórico” sobre el mercado de fichajes

 

 

Nuevo paso en la mejora de los derechos laborales de los futbolistas. Fifa y FifPro, que agrupa a más de 60.000 jugadores, han anunciado hoy “un acuerdo histórico” que introducirá importantes cambios en el mercado de fichajes. A cambio, el sindicato ha retirado la queja presentada en 2015 ante la Comisión Europea (CE), que podría haber provocado un terremoto similar al de la Ley Bosman.

 

“Hoy marca un hito importante en la mejora de la gobernanza global del fútbol profesional”, ha enfatizado Gianni Infantino, presidente de la Fifa, tras la firma de un acuerdo que garantiza la estabilidad del sistema de traspasos durante los próximos seis años. Se trata de un punto de partida, pues el dirigente ya ha dicho que espera “ver el mismo enfoque de colaboración para las discusiones que comenzarán ahora con respecto a una revisión más amplia del sistema de transferencia”.

 

Por el momento, el documento que también suscriben la Asociación Europea de Clubes (ECA) y World Leagues Forum introduce cambios en la resolución de disputas. Por ejemplo, se agilizará la resolución de disputas entre clubes y jugadores por deudas vencidas, mientras que se introducirán nuevas disposiciones para “evitar la conducta abusiva de las partes, como obligar a los jugadores a entrenar solos”.

 

Philippe Piat, presidente de FifPro, ha celebrado un acuerdo que servirá para “poner en marcha los mayores cambios en las reglas de transferencia del fútbol desde 2001”. En su opinión, “mientras que los clubes en las ligas más ricas invariablemente tratan bien a los jugadores, hay otras ligas en las que los derechos laborales de los futbolistas son ignorados rutinariamente”.

 

Se trata de una serie de modificaciones que deben dar algo más de tiempo a un acuerdo mucho más amplio, en el que también se involucrarán las federaciones nacionales, confederaciones y demás partes implicadas en esta industria.  El objetivo es crear cámaras nacionales de resolución de conflictos, establecer unos requisitos mínimos en los contratos laborales de los deportistas y seguir avanzando en los criterios que un club debe cumplir para participar en competiciones profesionales.

 

En las negociaciones también tendrá un papel determinante “la salud y la seguridad de los jugadores, en particular en relación con el calendario internacional de partidos”. Ello, en un momento en el que la Uefa quiere ampliar su Liga de Naciones a todo el mundo y la Fifa baraja crear un Mundial de Clubes ampliado que en lugar de cada año se dispute más espaciado en el tiempo.

 

“Este acuerdo es beneficioso para todos y el ganador final es el fútbol”, ha insistido Infantino, quien también se ha comprometido a que la industria del fútbol respete “los derechos humanos reconocidos internacionalmente, incluso cuando se aplican al fútbol profesional, así como a promover la igualdad y los intereses de las jugadoras, el crecimiento del fútbol femenino profesional y las mujeres en el fútbol”.