Líder en información económica del deporte

Entorno

Federaciones: un negocio de 200 millones cada vez menos público tras el Covid-19

Los fondos económicos aportados por LaLiga a las federaciones deportivas se han convertido en una de sus principales fuentes de ingresos propios, junto a las licencias y las ventas derivadas de la organización de competiciones. Sus recursos propios representaron el el 53%  de los 200 millones de euros que presupuestaron en 2019.

P. Lopez

23 abr 2020 - 05:00

Federaciones, un negocio cada vez menos público tras el Covid-19

 

 

El deporte federado lleva años pidiendo una Ley de Mecenazgo que reactive la capacidad de las federaciones de aumentar sus ingresos propios y reducir la dependencia de las subvenciones. Organizaciones privadas con delegación de funciones públicas, sus estructuras siempre estuvieron a caballo entre las lógicas políticas y empresarial, pero la crisis del Covid-19 y el rescate de LaLiga por decreto del Gobierno puede acelerar la transformación de unas organizaciones que en 2019 rozaron los 200 millones de euros de facturación, según un informe del Consejo Superior de Deportes (CSD) al que ha accedido Palco23.

 

El estudio, que deja al margen a la Real Federación Española de Fútbol (Rfef), revela que peso de la financiación pública había empezado a repuntar en los tres últimos años, pero la amenaza de un nuevo recorte presupuestario del Gobierno anticipa la consolidación de una tendencia: LaLiga será el mayor mecenas del deporte español a cuenta de sus derechos de televisión durante los próximos años.

 

El martes 21 de abril de 2020 será recordado como el día en que los clubes de élite se convirtieron en el pulmón del deporte no profesional con la creación de la Fundación España Deporte Global, surgida de los denominados Pactos de Viana. LaLiga venía aportando 25 millones al año a las federaciones, pero a partir de este ciclo olímpico se sumarán 25 millones más anuales, para un total de 200 millones en cuatro años. Dado que el Gobierno había aprobado una subvención de 50 millones de euros a las federaciones, LaLiga se convertirá en el mayor generador de ingresos para estos organismos.

 

En total, una aportación anual de 113 millones de euros: 51 millones para el Consejo Superior de Deportes (CSD), 58,7 millones de euros para la Federación Española de Fútbol (Rfef) y 3,3 millones de euros para el fondo de contingencia para ayudar a los deportistas más vulnerables. “Criticaban que la competición estaba empezando a tener mucho poder sobre el resto de disciplinas, pero es que esto aumenta aún más su rol sistémico; si falla su negocio un día, se compromete este nuevo modelo”, advierte un alto dirigente deportivo.

 

Son recursos que las federaciones se anotarán como ingresos propios y que contribuirán a que reduzcan la dependencia de los fondos públicos. Está por ver si se anotarán este ingreso como publicidad y patrocinio, que, según el informe económico elaborado por el CSD, es la tercera mayor partida de ingreso de estos organismos.

 

 

 

 

En 2019, las federaciones (a excepción de la Rfef) registraron una cifra de negocio agregada de 105,7 millones, un 4% menos que en 2018. Sus ingresos propios representaron un 53,1% de todos sus ingresos. De esta cifra, el 29,6% procedió del cobro de licencias para competir (31,3 millones de euros), el 27,26% de la organización de competiciones (30,4 millones) y el 20,1% del patrocinio (21,3 millones).

 

En definitiva, la mayor parte de los recursos procedieron de la iniciativa privada, mientras que 40,4% lo aportó el CSD, pero para este año se anticipaba una fuerte caída, desde 80,5 millones a una cifra anunciada inicialmente de 50 millones de euros. El Plan ADO, financiado por empresas que apoyan al Comité Olímpico Español (COE) y muy tocado por la crisis, aportó el 1,8%, mientras que el resto de ayudas públicas representaron el 4,7% del presupuesto agregado.

 

Hace diez años, los recursos generados por las propias federaciones sólo suponían el 47% del dinero del que disponían, de modo que dependían más del dinero público. La previsión es que la dependencia continúe cayendo, puesto que la modificación del Real Decreto-Ley 5/2015 establece LaLiga destinará el 2,5% de la venta de sus derechos televisivos al CSD, en lugar del 1% que aportaba hasta ahora.

 

El año que más cayeron las subvenciones públicas fue en 2013, año post olímpico, cuando las aportaciones del CSD representaron el 20,1% de los ingresos totales de las federaciones (Rfef al margen). En aquel ejercicio, el 67% del presupuesto procedió de esponsorización, cuotas y licencias, competiciones, ticketing y actividades de formación.

 

 

 

 

En 2019 las federaciones generaron un 8,5% más de ingresos que en 2013, el año más complicado de la crisis económica para el deporte regulado. Esa mejoría respondió a que el presupuesto del CSD en 2019 dobló al que destinó en 2013, en parte debido a que había reforzado el presupuesto por los Juegos de Tokio 2020 que finalmente no se han celebrado.

 

Pero el alza de los ingresos también responde al aumento del 35,8% de los ingresos por patrocinio, gracias al apoyo de las marcas que han reforzado su apuesta por el deporte en año olímpico y LaLigaSports, que aporta recursos a las federaciones a cambio de publicidad y de emitir sus competiciones en su OTT. También tuvo impacto el incremento del 8,3% en las cuotas respecto a 2013, que contribuyó a mitigar la caída del 11% de los ingresos por organización de competiciones.

 

El resultado neto de las federaciones (sin tener en cuenta la Rfef) en 2019 fue de 4,3 millones de euros, un 25,8% menos que el año anterior, y el endeudamiento cayó un 12,6%, hasta 48 millones de euros.  Según el CSD, del total de federaciones deportivas, 49 preveían beneficios para 2019, cinco pérdidas y dos  el equilibrio entre ingresos y gastos.

 

El apoyo de LaLiga al deporte no profesional también ha contribuido al incremento del presupuesto de la Rfef para deporte femenino y amateur. Entre 2017 y 2019 los ingresos propios de la Rfef aumentaron un 28%, hasta 203 millones de euros. Según reconoce la secretaría de Estado para el deporte en el citado informe, “el incremento de los recursos propios en los dos últimos ejercicios procede, en gran medida, del 1% de la recaudación de los derechos audiovisuales procedentes de la LaLiga”.

 

Ahora que se ha modificado Real Decreto-Ley 5/2015, se incrementará el porcentaje de ingresos audiovisuales que el fútbol profesional destinará al organismo presidido por Luis Rubiales, que pasará del 1% al 2%, de modo que de cara al próximo año se espera un nuevo incremento en las arcas de la Rfef para fomentar el fútbol amateur y femenino.