19 May 2022 | 08:19

Líder en información económica del deporte

Entorno

España rebasa los tres millones de turistas deportivos a las puertas del verano

El volumen de extranjeros que visitaron el país para realizar deporte se estancó entre enero y abril, con un ligero retroceso de 0,2%. El golf ganó público entre los ciudadanos de fuera de España, pero los deportes náuticos, el esquí y la montaña se resintieron debido a la climatología adversa.

Patricia López

18 jul 2018 - 05:00

El turismo deportivo en España hasta abril atrajo a 3.094.732 extranjeros, un 0,4% menos que el mismo periodo del año anterior

 

 

La ola de frío que atravesó la Península Ibérica en invierno y primavera no generó una avalancha de turistas en España. Hasta abril de 2018, un total de 3.094.732 extranjeros visitaron el país con el objetivo de practicar deporte de esquí, aventura, náuticos o golf, entre otros. Así se desprende de los datos de la Secretaría de Estado de Turismo a los que ha accedido Palco23. Se trata de una ligera caída del 0,2% interanual por el descenso de personas que llegaron al país para practicar deportes náuticos, vinculados a la nieve y montañismo. El sector espera que, ahora que ha llegado el verano y los turistas han empezado a viajar, el periodo estival atraiga a un elevado volumen de viajeros deportivos.

 

El temporal y el hecho de que el invierno haya sido más año que el anterior afectó especialmente a los deportes náuticos, como el windsurf, el buceo o la pesca, ya que el número de extranjeros que practicaron estas disciplinas durante su estancia en España cayó un 17,3%. Este grupo de actividades atrajo a 361.787 viajeros, aunque fue el que más se resintió respecto al periodo de enero a abril de 2017.  La región que más se benefició de este tipo de actividades fue Canarias, con 213.091 personas, aunque supone un desplome del 18,4%.

 

El senderismo y el montañismo, que es la tercera modalidad que más federados tiene en España, también atrajo al público extranjero, pero a un nivel inferior que el año anterior. En este segmento, la entrada de excursionistas no residentes cayó un 8,4%, hasta 853.566 personas. Los deportes de invierno, como el esquí y el snowboard tampoco se libraron de la caída, ya que el número de extranjeros que practicaron estas disciplinas empeoró un 7,7%, hasta 87.838 viajeros.

 

 

 

 

Las únicas disciplinas que mejoraron fueron el golf y otros deportes, entre los que se encuentran el running, el fútbol o el tenis. Este último grupo creció un 9,1%, hasta 1.701.188 turistas. La llegada de golfistas, por su parte, supuso un incremento del 8,1%, hasta 438.549 personas. De ellos, 175.677 eligieron Andalucía como destino, un 4,6% más que el año anterior.

 

La procedencia de los turistas que optaron por el golf fue, en su mayoría, europea y especialmente de Reino Unido. Un total de 148.953 ingleses jugaron a este deporte en España, lo que representó un crecimiento del 31,8%. En cuanto al senderismo y el montañismo, la mayoría fueron franceses, con un total de 156.528 turistas, un 18,4%, y británicos, con 95.708 viajeros, un 23% menos.

 

 

 

 

En lo que respecta al resto de deportes, como la práctica del fútbol o el baloncesto, 1,5 millones de visitantes eran europeos. El país que más entradas generó en este segmento fue Alemania con 330.720  accesos (un 10,5% menos), seguida de Reino Unido con 301.271 viajeros (-3,7%) y los países nórdicos, con 252.932 personas y un alza del 8,8%. Uno de los países que, en términos porcentuales, visitas aportó fue Holanda, con un alza del 35,3%, hasta 89.351 practicantes.

 

En este mismo epígrafe destacó Suiza con un aumento del 33% y un total de 64.638 personas, aunque siempre por detrás de otras regiones como Francia, con 170.582 personas y un 18,5% más. A grandes rasgos, el país que más turistas aportó a España para practicar cualquier tipo de actividad deportiva fue Reino Unido, seguido de Alemania y Francia.

 

Durante todo 2017, un total de 10.637.169 extranjeros visitaron el país por motivos deportivos, un 5,9% más que en 2016. El gasto total que generaron fue de 12.800 millones de euros, un 50,3% más que en la última década y un 7,9% más que en el año anterior. A esta cantidad hay que sumarle los 956,6 millones que se gastaron los españoles en hacer este tipo de viajes.