05 Jul 2022 | 02:27

Líder en información económica del deporte

Entorno

El ‘top ten’ del fútbol rebasa los 5.000 millones y ya controla el 27% del mercado europeo

Los diez equipos más importantes del Viejo Continente facturaron 5.399 millones en 2017 y consolidaron su posición de dominio, pese a que los nuevos contratos audiovisuales han buscado recortar las diferencias entre grandes y pequeños.

Marc Menchén

28 ene 2019 - 04:59

El ‘top ten’ del fútbol rebasa los 5.000 millones y ya controla el 27% del mercado europeo

 

 

Uno de los grandes retos que afronta el fútbol europeo en los próximos años es la reducción de la brecha competitiva que se ha abierto entre clubes grandes y pequeños, que muchas veces viene marcada por el país donde desarrolla su actividad. Además, la cada vez mayor convergencia entre deporte y entretenimiento ha dado paso a grandes marcas capaces de sacar mayor partido a sus ingresos, como muestra el hecho de que los diez equipos con más facturación se mantienen inalterables y aún controlan el 27% de todo el mercado, tras obtener una facturación agregada de 5.399 millones de euros en 2017.

 

Se trata de un avance interanual del 2,5%, un ritmo de crecimiento cuatro puntos por debajo del que obtuvo el conjunto de la industria, que mejoró un 6,6%, según la última edición de The European Club Footballing Landscapede la Uefa; si se recogen los treinta primeros, el avance fue del 7% y su posición de dominio se situó en el 49% del total. En total, el sector generó 20.112 millones de euros en ingresos ordinarios, es decir, excluidas las plusvalías por traspasos. 

 

“Esto es una reversión de las tendencias recientes. Los nuevos contratos de televisión, la pérdida de valor de la libra esterlina y los premios económicos de Uefa tuvieron un mayor impacto en el crecimiento de ingresos en 2017”, señala el informe, sobre el efecto de las medidas de redistribución que se han intentado implantar en toda Europa, desde la Champions League a ligas menores como la Eredivisie y su idea de incluso compartir los premios por torneos internacionales.

 

 

 

 

Pese a los elementos esgrimidos por la confederación, lo cierto es que la Premier League domina en la lista de clubes con más ingresos, con cinco miembros en el top ten y trece entre los treinta más influyentes. LaLiga, por su parte, sólo tiene tres representantes, pero dos de ellos (Real Madrid y FC Barcelona) acompañan al Manchester United en el podio y el Atlético de Madrid ha logrado retener la decimocuarta posición. Incluso la Bundesliga tiene una mayor representación, con seis equipos, gracias al inicio de su nuevo ciclo de televisión y, sobre todo, el fuerte apoyo de multinacionales alemanas en concepto de patrocinio.

 

La Uefa atribuye el 75% del aumento de los ingresos en el último año analizado al comienzo de los nuevos contratos nacionales de televisión en España y Francia, así como algunos acuerdos internacionales en Inglaterra. De ahí que sean las tres únicas grandes ligas, junto a catorce torneos menores, donde los ingresos agregados crecieron por encima del 15%. En siete ligas se registraron retrocesos (incluidas Croacia, Dinamarca y Grecia), que el informe atribuye a que “en ligas con ingresos en un rango medio, un club quedándose fuera de la fase de grupos de Champions League puede tener un impacto mayor”.

 

Muestra de cómo ha mejorado la redistribución es que en prácticamente todas las competiciones se ha reducido la ratio entre el que más cobra y el que menos por los derechos audiovisuales. “En general, los derechos de televisión están mejor repartidos que una década atrás”, indica la Uefa, que añade: “Las mejoras significativas se han observado en Croacia, España, Turquía e Israel”. De hecho, el único caso que preocupa es el de Portugal, donde los clubes aún venden sus retransmisiones individualmente y la brecha ha pasado de un múltiplo de 7,1 a uno de 15,4 entre 2008 y 2017.

 

 

 

 

En el área de patrocinios, la confederación celebra que, debido a los ciclos de algunos de estos acuerdos, “el crecimiento de los ingresos por este concepto estuvo menos concentrado entre los clubes más importantes de lo que lo había estado en los últimos años”. Su alza fue del 6%, mientras que el área comercial cedió un 3%. Pero, si se amplía el foco, el estudio admite que un 75% del crecimiento de la facturación por ambos conceptos en la última década corresponde a las veinte mayores entidades deportivas.

 

En cuanto a la recaudación por entradas y abonos, donde el top 20controla la mitad de todo el mercado europeo, ésta apenas avanzó un 1%. Sobre esta última línea de negocio, la Uefa recuerda la influencia que tiene la dimensión de los estadios y, a su vez, la barrera que eso supone en equipos que rozan la plena ocupación como la Premier League o la Bundesliga.

 

Sólo los clubes con una alta capacidad de generación de caja han podido ejecutar ambiciosos planes de crecimiento en este sentido, y ahí aflora otro indicador que evidencia la brecha existente entre grandes y pequeños. Nueve de los diez equipos con mayor facturación también figuran entre los veinte con un mayor beneficio de explotación, ya que los datos del informe revelan una mayor presencia de aquellos clubes que dieron salida a varios futbolistas en el mercado de fichajes de 2017, donde una mala elección también entrañó costes en términos de descensos o salidas de Europa.

 

“Los clubes somos los únicos que asumimos riesgos; antes valía lo de que esto es un juego, pero ahora es un negocio y hay que tenerlo en cuenta”, señalaba hace unos meses Andrea Agnelli, presidente ejecutivo de la Juventus y de la Asociación Europea de Clubes (ECA). El interrogante es si, en el medio plazo, ese negocio quedará en manos de las veinte grandes propiedades deportivas o se impondrá una mayor redistribución que favorezca la competitividad. Y eso dependerá de la ECA y la Uefa, con permiso de las ligas nacionales.