18 Ene 2022 | 07:53

Líder en información económica del deporte

Entorno

El Supremo confirma la condena de 21 meses de prisión a Messi por delito fiscal

La Sala Segunda sí ha decidido rebajar de 21 a 15 meses de cárcel la pena impuesta a Horacio Messi, padre del jugador, al apreciar la atenuante de reparación del daño.

Palco23

24 may 2017 - 13:19

Leo Messi no ha conseguido su objetivo. La Sala Segunda del Tribunal Supremo ha confirmado la condena de 21 meses de prisión y la multa de 2.093.000 de euros impuesta al jugador del FC Barcelona, declarado culpable de tres delitos contra la Hacienda Pública cometidos en sus declaraciones del IRPF de 2007, 2008 y 2009. En ese periodo, según confirma la sentencia, defraudó 4,1 millones de euros a la Agencia Tributaria en ingresos obtenidos por la explotación de sus derechos de imagen.

 

En cambio, la sentencia sí rebaja de 21 a 15 meses de prisión la pena impuesta a su padre, como cooperador necesario, al apreciar la atenuante de reparación del daño por la devolución a Hacienda por parte de su hijo del dinero defraudado. En su sentencia, los magistrados cuestionan que hayan sido excluidos de la acusación en este caso los asesores fiscales del jugador barcelonista.

 

Pese a que la argumentación de la defensa pretendía descargar de responsabilidad al jugador porque desconocía lo que firmaba, como dijo en su comparecencia, el juez rechazó aceptar esa petición porque "quien ha tratado de eludir la norma, por el camino que sea, no puede resultar beneficiado por ellos, amén de que con la impunidad en esos caso se dirige a la ciudadanía el mensaje de que es preferible inhibirse a preocuparse". "La ignorancia deliberada no resulta ni idiomática ni conceptualmente adecuada, porque es obvio que quien deliberadamente hace algo, es porque lo sabe", añadía en su auto la Audiencia Provincial de Barcelona.

 

Messi insistió en que desconocía la existencia y que fuera titular de Jenbril, una de las sociedades creadas en Uruguay en 2007 para gestionar sus derechos de imagen. “No la conocía. Nunca pregunté a mi padre por esos temas. Firmaba los contratos, porque confiaba en mi papá y porque los abogados decían que debía hacerse de esa manera”, dijo en la sesión del 2 de junio. Tampoco conocía las otras instrumentales que formaban parte del esquema: Sidefloor, radicada en Reino Unido, y Tubal, en Suiza.

 

El despacho que habría ayudado a la familia a evadir impuestos es Juárez Veciana Abogados, situado en Barcelona. Jorge Horacio Messi explicó que se les contrató después de considerar que su anterior asesor,Rodolfo Schinocca, se estaban quedando algunos pagos que su hijo debía recibir de Adidas a través de una sociedad en Belize. “Eso fue tras el Mundial 2006. Le dije a Ángel Juárez -socio fundador del bufete- que nos estaban robando. Lo único que les pedí fue que nos cuidara el patrimonio de alguna manera”.

 

La sentencia del Supremo incluye dos votos particulares, de los magistrados Luciano Varela y Andrés Palomo, que consideraban que debió considerarse como continuado el delito fiscal. Un tercer magistrado de los cinco que han formado la Sala, Alberto Jorge Barreiro, firma un voto concurrente en relación a esa misma cuestión.