24 May 2022 | 10:07

Líder en información económica del deporte

Entorno

El PIB mundial aumentará casi un 4% hasta finales de 2019

La economía mundial crecerá a causa del impulso de los mercados emergentes y a pesar de la ralentización del mercado chino, según las previsiones de Deutsche Bank.

Palco23

27 ago 2018 - 15:57

El Producto Interior Bruto (PIB) mundial, al alza. Según las previsiones de Deutsche Bank La economía mundial aumentará un 3,9% durante 2018 y 2019, según las previsiones de Deutsche Bank. El principal impulsor del crecimiento global es el desarrollo de las economías de los países, que se mantiene estable en un 5,3%, pese a la ralentización del PIB chino.

 

El banco alemán ha destacado que dentro de la tendencia positiva se estima que se produzca una pequeña desaceleración en algunas regiones. El PIB de Estados Unidos, por ejemplo, disminuirá del 2,7% en 2018 al 2,4% en 2019; en la zona euro, del 2,2% al 1,9%, y en Japón, del 1,5% al 1%. Aun así, la entidad subraya que no parece que ningún mercado desarrollado se enfrente a una recesión, a pesar del diferente ritmo de crecimiento.

 

Deutsche Bank señala tres aspectos clave del crecimiento global. Uno de los puntos de mira para la entidad alemana es el mercado laboral estadounidense, que pese a mantener el pleno empleo, podría suponer un riesgo a medio largo plazo para mantener el mismo ritmo. Aunque según esta previsión, unos mayores niveles de empleo no implicarán de forma necesaria repuntes en la inflación.

 

 

 

 

Otro aspecto que destaca el banco alemán es el dinamismo europeo. Según Deutsche Bank, el ambiente político y el clima de principios de año debilitaron la actividad economía de los países de la Unión Europea. Según las previsiones, la economía alemana se mantendrá sólida, aunque por debajo de los niveles de 2017, y el crecimiento del PIB francés superará al de Alemania en 2019 gracias a las inversiones.

 

Las tensiones económicas de la zona euro con Estados Unidos es uno de los temores de la economía europea, sin embargo, el dinamismo económico se mantiene. Aun así, este asunto podría suponer que la contribución del sector exterior al crecimiento europeo empiece a disminuir.

 

Por otro lado, el tercer aspecto importante para el crecimiento de la economía mundial según el banco alemán es el aumento moderado del PIB de Japón y China. Deutsche Bank prevé que ambas economías se recuperen antes de final de año gracias al impulso del consumo, a pesar de la tensión del mercado laboral en el país nipón.