Líder en información económica del deporte

Entorno

El mercado europeo del patrocinio se contrajo un 23% en 2020 y vuelve a niveles de 2010

Como consecuencia del impacto de la pandemia del coronavirus, el valor del mercado de patrocinio en Europa cayó hasta 23.630 millones de euros en 2020.

Palco23

26 mar 2021 - 10:06

El mercado europeo del patrocinio se contrajo un 23% en 2020 y vuelve a niveles de 2010

 

El mercado del patrocinio en Europa cayó un 23% en 2020. El valor total del mercado de patrocinio deportivo en ese territorio se redujo hasta 23.630 millones de euros, de acuerdo al informe Visión general del mercado de patrocinio de la Asociación Europea de Patrocinio (ESA, por sus siglas en inglés).

 

En 2019, se cerraron contratos de patrocinio en el Viejo Continente por la cifra récord de 36.150 millones de euros, pero la pandemia del coronavirus supuso un freno en la espiral alcista del sector. El estudio, realizado de manera conjunta por ESA y Nielsen Sport, constata la caída de los patrocinios hasta cifras que no se veían desde 2010.

 

Las compañías no endémicas del sector redujeron su inversión a la mitad, pasando de 10.430 millones de euros en 2019 a 5.190 millones de euros en 2020. Una disminución sustancial pero inferior a la de sectores como la industria de la música, que sufrieron una disminución de hasta el 70% en el volumen de patrocinios.

 

Un año más, el fútbol es el deporte rey en cuanto a patrocinios, con un 49% del total de los acuerdos en función del número de contratos. El gaming y los eSports prosperaron durante el confinamiento, subiendo al segundo lugar con el 12 % de las ofertas, seguidos por el balonmano, el baloncesto y el rugby.

 

 

Andy Westlake, presidente de la ESA, explica que “la comunidad europea de patrocinadores ha atravesado doce meses increíblemente difíciles”, aunque asegura que “ya estamos viendo algunos brotes verdes positivos” apoyados en el programa de vacunación y la esperanza del regreso del público en verano.

 

Italia fue el más afectado, con una caída interanual del 33% en los ingresos, seguido de cerca por Francia, con un 32%. España, en cambio, se mantuvo en la media con una disminución del 23%.